Anuncio

Marika Vera atrae con sus diseños pegados al cuerpo

Marika Vera sorprende con sus modelos

Marika Vera sorprende con sus modelos

(Agencia Reforma)

Leer literatura del género erótico es uno de los pasatiempos predilectos de la diseñadora Marika Vera, creativa que cuenta con una firma homónima de lencería y quien es enmarcada por unos seductores lentes de pasta negra.

Desde el showroom ubicado en la Zona Rosa, certifica que su gran pasión es diseñar y coser ropa que va pegada al cuerpo, eso sí, con ciertos requisitos.

Literalmente, con “clase”, dice la egresada del Instituto Marangoni de Londres, escuela donde descubrió que hacer prendas que develan la feminidad, mostrando puntos estratégicos del cuerpo femenino, es reflejo de un ejercicio de sensualidad.

Marika recuerda haber crecido dentro de una sociedad mexicana reprimida, dentro de la cual las mujeres descubren el placer bajo el estigma de lo prohibido, señala la licenciada en administración de hotelería y restaurantes, que hoy es un alma libre que confecciona lo que le apasiona, ropa íntima.

Marika Vera

Marika Vera

(Agencia Reforma)

Ella empezó su marca con la elaboración de brasieres, calzones, bodies, halters y ensambles pero decidió cruzar la frontera para convertirse en una marca de prendas de noche.

Sus colecciones son reconocidas como prendas para portarse mal y para recluir los tabús, sin dejar, dice, de ser elegantes.

Marika comparte lo orgullosa que está por la creación de una marca de lencería mexicana que sea sexualmente positiva.

El punto de apoyo en ésta son los drapeados clásicos y la comodidad como diferenciador entre otras ofertas.

“Diseño para una mujer empoderada e inteligente. No hago prendas para momentos especiales porque para mí, todos los momentos son especiales. No uso aros, ni esponjas, ni varillas, soy una mujer “antiencaje”, porque ese material está casado con una feminidad antigua”, dice a partir de su labial rojo, “Cada una de mis prendas muestra lo que tú quieras mostrar”.


Anuncio