Hollywood resalta el trabajo de esta cineasta mexicana

La mexicana Alejandra Márquez Abella, quien fue incluida por la prestigiosa revista Variety en una lista de los 10 cineastas de a seguir en 2019, ama los retos, enfrentarse lo desconocido y abordar personajes que no son necesariamente agradables.

Todo eso se conjuntó en su filme Las Niñas Bien, sensación en el Festival de Cine de Toronto, inspirado en el libro homónimo de Guadalupe Loaeza.

Allí, mujeres que se sienten poderosas y forman parte de la clase alta mexicana, ven desde Las Lomas a México sumirse en una profunda crisis en los 80.

"Me quité muchos prejuicios, aprendí que me gusta trabajar con materiales que normalmente no son cómodos ni te suben la moral de entrada. Me gusta ponerme en posiciones complicadas", dijo en entrevista, desde Los Ángeles, sobre ese proyecto.

Variety, una de las biblias del cine de Hollywood, mencionó a la potosina al lado de figuras como Olivia Wilde (Booksmart), Bradley Cooper (Nace una Estrella), Ali Abbasi (Border) y el también mexicano Alonso Ruizpalacios (Museo).

En años anteriores, en esos top 10 han aparecido figuras hoy consolidadas como el británico Steve McQueen, el polaco Pawel Pawlikowski y Alfonso Cuarón, todos con premios Óscar en sus manos.
"El estar en esa lista hace que gente busque mi trabajo y facilita poder seguir realizando trabajos en México y todos lados. Es un reconocimiento internacional que nos pone en la mira", opinó Márquez Abella.

Las Niñas Bien, que estrenará en salas mexicanas a finales de marzo, continúa su gira por festivales, entre los que le aguarda el de Macao, Marrakech y La Habana.

"Me he preguntado por qué está gustando en muchas partes, si es una película llena de localismos, que retrata un universo específico, el de Las Lomas de los 80. Pero creo que hay niñas bien en todo el mundo", opinó Márquez Abella.

También guionista, la realizadora acaba de firmar contrato con una agencia de representación en Estados Unidos para analizar futuros proyectos.

Por lo tanto, escribe la historia de su abuela paterna, quien migró de México al país vecino en los 70 persiguiendo a su marido que se había ido a trabajar.

"Es una oportunidad para hacer una revisión no panfletaria de la migración y cómo ha cambiado".

"El punto es seguir haciendo historias, ajustándome a lo que necesiten esas historias. Amo México, vivir allí es mi todo, pero creo también en proyectos que te lleven a otra parte", dijo Alejandra Márquez Abella.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°