Geraldine Bazán no se arrepiente de nada

Geraldine Bazán no se arrepiente de ninguna decisión tomada en su vida.

Así lo dejó claro la actriz en conferencia de prensa, luego de haber superado problemas matrimoniales y su divorcio.

"Uno no puede arrepentirse cuando habla con la verdad y de frente. Siempre que digo algo son cosas que son pensadas y conscientes.
"No me arrepiento de nada y espero nunca regalarla para nunca arrepentirme", afirmó Bazán.

Los problemas entre ella y su ahora ex, Gabriel Soto, comenzaron el año pasado.

Bazán destapó hace unos días la infidelidad que sufrió por parte de Soto con la actriz Irina Baeva, quienes actualmente mantienen un noviazgo.

Pese a tener dos niñas en común, Elisa y Alexa, Soto y Bazán tomaron la decisión de seguir separarse.

Actualmente Bazán vive buenos momentos tanto en su vida profesional como personal.

"No sé si es mi mejor momento de la vida, pero sí mi momento más consciente. Sé que mañana será mejor que lo que vivo hoy porque construyo mi mañana y veo mucho más allá.

"Para mí lo pasado es eso, pasado", sostuvo.

La actriz, quien participa en Por Amar Sin Ley, descartó sentirse un modelo a seguir para las mujeres; sin embargo, agradece que otras personas la tengan en ese concepto.

"No me considero un ejemplo ni mucho menos un estandarte para nadie, si de alguna manera puedo inspirar a alguna mujer en cambiar su vida, me enorgullece".

Por esta y otras razones, Bazán fue seleccionada como embajadora de una marca de productos de belleza, misma que utiliza recursos naturales mexicanos para su fabricación.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
71°