Anuncio

Este ‘Halloween’ es más efectivo de lo que se esperaba

El asesino del cuchillo regresa a las andadas en una entrega que algunos consideran un ‘reboot’, pero que no lo es.

El asesino del cuchillo regresa a las andadas en una entrega que algunos consideran un ‘reboot’, pero que no lo es.

(Cortesia)

Las expectativas ante la entrega de la nueva película de “Halloween” que se encuentra desde hoy en cartelera no se encontraban muy definidas. Por un lado, el regreso de la icónica actriz Jamie Lee Curtis a su papel protagónico original, así como el rol de productor ejecutivo otorgado a John Carpenter (el creador de la saga), daban grandes esperanzas de encontrarse ante algo llamativo, como lo hacía también el hecho de que el trabajo de dirección se encontraba en manos de David Gordon Green, un realizador ecléctico y experimentado -pero todavía ‘cool’- entre cuyas obras se incluyen títulos tan diversos como “Pineapple Express”, “All the Real Girls” y “Stronger”.

Sin embargo, en otros aspectos, había preocupación ante las licencias aparentemente excesivas que había tomado el guion escrito por Gordon Green en colaboración con Danny McBride (un artista conocido esencialmente por sus grandes dotes para la comedia, lo que hacía temer de paso que la venerable saga de terror creada por el maestro John Carpenter se convirtiera de pronto en una payasada).

Y es que esta cinta ha adoptado la drástica decisión de ser una secuela directa de la “Halloween” de 1978 que elimina por completo todo lo que pasó en las siguientes entregas, incluyendo la revelación de que Laurie (el personaje de Lee Curtis) era la hermana de Michael Myers (el asesino del eterno cuchillo) y, por supuesto, borrando la muerte de Laurie en uno de los filmes más recientes. Estos simples detalles eran ya suficientes como para alarmar a más de un seguidor de la franquicia.

Pero lo cierto es que la misma saga no ha tenido precisamente un nivel constante de calidad a lo largo de sus cuatro décadas de trayectoria, hasta el punto de que el mismo Carpenter (quien vuelve a componer aquí la banda sonora, tal y como lo hizo en la original) ha rechazado muchos de los agregados ajenos e incluso propios que se le hicieron al relato de base.

En ese sentido, regresar a Myers a su esencia de maldad pura y de instintos criminales sin explicación racional lo transforma nuevamente en la fuerza de la Naturaleza que siempre debió ser, lo que, en este caso, se presta perfectamente para centrar la mirada en el trauma sufrido por Laurie al ser atacada por primera (y, en este caso, única) vez cuarenta años antes de que se inicie el argumento, donde aparece convertida en una mujer paranoica, prácticamente encerrada en una casa llena de armas, que perdió la custodia de su hija y no ha podido tener una vida normal.

El asunto no queda ahí, ya que el guion extiende las secuelas del episodio a dos generaciones al presentarnos no solo a la hija referida (Karen, dignamente interpretada por Judy Greer), sino también a la nieta de Laurie, Allyson (Andi Matichak). Sin querer revelar demasiado, es necesario adelantar que todas ellas participarán eventualmente en el enfrentamiento contra Myers, lo que le brinda al filme un saludable aire feminista que conecta perfectamente con los tiempos del #MeToo.

Es cierto que, tras todo lo que se ha visto en las pantallas desde los ’70 y al desgaste sufrido por esta misma serie en medio de sus incontables tropiezos, la nueva “Halloween” resulta mucho menos aterradora de lo que se podría esperar; pero también es cierto que se trata de un trabajo muy bien realizado que supera las limitaciones de producciones menores del género para plantear interrogantes dignas de atención. Y si eso no bastara, tenemos al frente del proyecto a una Lee Curtis realmente magnífica y en conexión íntima con su personaje.


Anuncio