Anuncio

‘Captain Marvel’ se pone del lado de las mujeres sin romper necesariamente esquemas

Korath (Djimon Hounsou), Att-Lass (Algenis Perez Soto), Carol Danvers/Captain Marvel (Brie Larson), Bron-Char (Rune Temte) y Minn-Erva (Gemma Chan) en una escena de la nueva cinta.

Korath (Djimon Hounsou), Att-Lass (Algenis Perez Soto), Carol Danvers/Captain Marvel (Brie Larson), Bron-Char (Rune Temte) y Minn-Erva (Gemma Chan) en una escena de la nueva cinta.

(Marvel)

Este viernes se celebra el Día Internacional de la Mujer, y Hollywood lo sabe, por lo que ha elegido la fecha para el estreno de “Captain Marvel”, una cinta relacionada a la superheroína más celebrada en el universo de la compañía Marvel.

En teoría, la decisión tiene más sentido de lo que podría parecer en vista de que los cómics de mediados de los ’70 con los que se impuso la presencia de este personaje bajo el nombre de “Ms. Marvel” tenían un toque eminentemente feminista, ya que, además de demostrar que podía ser mucho más fuerte que sus poderosos contrincantes en el campo de batalla, la dama en cuestión luchaba por los derechos laborales de su género cuando se encontraba en la piel de su alter ego, Carol Danvers, una ex agente gubernamental que cambiaba de personalidad luego de fusionarse involuntariamente con una entidad alienígena.

Lo curioso es que, sin dejar de lado las alusiones al empoderamiento de las mujeres, e incluso en medio del rol decisivo que le da a sus personajes femeninos, la película tiene muchos menos detalles de esta clase que las historietas citadas, lo que se relaciona probablemente al hecho de que se aproxima mucho más a la versión que se empezó a publicar en el 2012, donde se debutó el traje que lleva ahora la combativa protagonista en las salas de cine, mucho menos ‘sexy’ que el del pasado y ciertamente más funcional.

Pero no hay ignorar la trascendencia que tiene el hecho de encontrarnos ante la primera entrega fílmica de Marvel centrada en una de sus damas con poderes excepcionales, luego de no haber cumplido las demandas de los fans por un film individual de Black Widow y, por supuesto, tras la ventaja sacada por sus contrincantes de DC (aliados con Warner Bros. para los trabajos en la pantalla grande) al lanzar la muy lograda adaptación de “Wonder Woman” del 2017.

Los ejecutivos de Marvel han acertado también al poner en el puesto de codirectora y coguionista a una mujer, Anna Boden, autora de cintas de carácter mucho más íntimo como “Half Nelson” y “It's Kind of a Funny Story”, quien vuelve a trabajar en estas dos áreas con su esposo Ryan Fleck.

De ese modo, Boden y Fleck logran otorgarle a la superproducción una calidez y un humor que no habrían existido probablemente en el caso de que el proyecto se hubiera colocado en otras manos, aunque su estilo ‘indie’ de filmación desaparece casi por completo en medio de las requeridas escenas de espectacularidad extrema en las que abundan los efectos especiales.

En el plano del reparto, el papel estelar se pone a disposición de Brie Larson, ganadora del Oscar en el 2015 debido a su impresionante actuación en el drama de secuestro “Room”. Aquí, Larson se encuentra lejos de tener el lucimiento de “Room” o de la también excelente “Short Term 12”, aunque sus cualidades histriónicas le otorgan una personalidad definida a la protagonista, a semejanza de lo que sucede con el legendario Samuel Jackson, quien encarna a un Nick Frost joven y encantador, y a diferencia de lo que ocurre con la gran Annette Bening (“American Beauty”, “The Kids Are All Right”), quien no tiene mucho que ofrecer pese a interpretar hasta dos papeles.

“Captain Marvel” es una película de género necesaria para los tiempos que vivimos, así como una producción que complace adecuadamente a los fans más recientes del personaje, como lo probó la sonora satisfacción manifestada por ellos mismos durante la función de prensa a la que acudimos. Pero no le hubiera caído mal tener un poco más de vuelo.


Anuncio