Betty Monroe regresa a su casa tras el secuestro, pero triste

Triste y con las secuelas de miedo por el robo y secuestro exprés que sufrió el pasado sábado en su casa, en Coyoacán, la actriz Betty Monroe se encuentra a salvo en compañía de sus seres queridos.

Ayer, Monroe utilizó sus redes sociales para hacer saber su condición, agradeciendo de paso todas las muestras de apoyo recibidas tras lo acontecido.

"Amigos hoy (el sábado) fue un día muy difícil para mí. Gracias a Dios ya me encuentro en mi casa, con mi familia. Estoy muy triste por lo que me pasó. Gracias a todos por sus palabras y cariño", escribió en su Twitter, donde muchas personas le mandaron sus mejores deseos, además de exigirle a las autoridades que acaben con la violencia que azota a la Ciudad de México.

"Preciooooooosa, toda la fuerza de la que tú eres más que digna representante. Te abrazo y aquí estoy para lo que necesites", le hizo llegar la también actriz Claudia Lizaldi, mientras que otras personas le mandaron imágenes religiosas y sus mejores deseos.

Conforme a la denuncia realizada, cuando Monroe llegaba a su hogar en Bosques de Tetlameya, un sujeto la abordó para amenazarla de muerte, hurtarle sus pertenencias y de paso llevársela a bordo del auto propiedad de la víctima, un Jeep de color negro.

El secuestro exprés terminó en la Colonia de la Ciudad de los Deportes, donde el delincuente decidió abandonar a la actriz, maniatada, en el automóvil.

Allí, algunas personas pidieron la ayuda de una ambulancia para atender a Betty.

La policía de investigación ya analiza las imágenes de las cámaras de videovigilancia para dar con el delincuente.

En junio del 2007, Monroe narró a través de sus redes sociales los momentos de angustia que vivió al ser asaltada por un par de hombres en la zona de Mixcoac, cuando en compañía de una amiga fue despojada de sus pertenencias, con armas de fuego y el uso de la violencia.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°