DOCUMENTAL: Así sobrevivió José al narcotráfico

Cargar con el título de "ex narco" no es fácil en la vida actual de José. Y aunque lleva este estigma decidió contar su historia como un sobreviviente del narcotráfico.

Él nació, creció y es hijo de uno de los iniciadores del negocio de las drogas ilegales en México y que además fue mentor de dos de los capos más buscados de México. Más de 30 familiares han perdido la vida por dedicarse a esta actividad ilícita.

"Ya están muertos todos los amigos de mi padre. De su generación no tengo contacto con nadie, están desaparecidos, aún de la mía también. Soy de los pocos sobrevivientes", declaró José, quien prefiere no revelar su apellido ni el nombre de su padre porque para él lo importante es el mensaje.

"Totalmente soy un sobreviviente, te puedo decir que mis mejores amigos, mis padres, mi compadre también, algunos hermanos (fueron asesinados), me pasó la muerte muy cerquita, pero ya no estoy expuesto a una muerte de ese tipo".

El protagonista del documental La Otra Parte: La Historia No Contada del Narco, visitó Monterrey para promocionar le película dirigida por Ricardo Colorado Seira, que el 19 de octubre se estrena en las salas de cine del norte de México.

La jornada incluyó una charla con alumnos de las prepas politécnicas de la UDEM, quienes vieron la cinta.

"No me gusta (ser un ex narco), pero ahora sí que fue lo que me tocó", afirmó.

"Yo nací dentro de una familia de narcotraficantes, no elegí nacer ahí. Crecí en esa familia y con esas reglas. Lo que sí elegí yo es volverme narcotraficante", afirmó el nacido en Culiacán, Sinaloa.

Por mucho tiempo José pensó que esa era la manera de hacer las cosas, pero desde hace 12 años decidió cortar de tajo. El asesinato de uno de sus mejores amigos lo hizo cambiar a una "vida normal".

Ahora es consultor de fondos de ahorro, inversión y pensión para el retiro. También está en la parte de comercialización de una casa productora.

"Vivo en una sociedad en la que mucha gente me conoce, tengo mi trabajo normal, mi oficina normal, veo clientes, salgo día a día, tomo mis capacitaciones, cursos, me especializo. Estoy haciendo mi parte normal para salir adelante", afirmó José.

Con su testimonio, pretende abrir los ojos a los jóvenes que ven el negocio de las drogas como algo aspiracional para tener dinero y poder.

"Lo que me movió a realizarlo precisamente fue eso, el temor de que mis hijos quisieran repetir la historia.

"El mensaje es decir a la juventud que el crimen no paga ni genera oportunidades. Los jóvenes están recibiendo un mensaje glamuroso del narcotráfico".

Contrario al mensaje de las series y corridos vinculados con el narco, donde los capos son interpretados por hombres guapos y llevan una vida de lujo, el protagonista del documental busca contar una versión real.

José ya no es narco, ahora está en planes de escribir un libro para hablar más ampliamente de las marcas que le dejó su otra vida.

"Sí traemos ese estigma o esa tachita, pero, igual, no le debo nada a nadie, ni debo ningún delito. Lo que hice ya lo pagué. Tengo 43 años, quiero vivir de perdido a los 70. Quiero vivir con la frente en alto los días que queden", declaró.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°