Anuncio
Share

Aparecen estatuas de Donald Trump totalmente desnudo en varias ciudades de EE.UU. y se vuelven un hit de Internet

Un grupo de anarquistas llamado INDECLINE decidió colocar estatuas del candidato republicano totalmente desnudo en Los Ángeles, San Francisco, Nueva York, Seattle y Cleveland. Como era de esperarse, el suceso se ha convertido en un hit de Internet.

Un grupo de anarquistas llamado INDECLINE decidió colocar estatuas del candidato republicano totalmente desnudo en Los Ángeles, San Francisco, Nueva York, Seattle y Cleveland. Como era de esperarse, el suceso se ha convertido en un hit de Internet.

(Instagram: @IndeclineOfficial)

Una serie de estatuas de Donald Trump aparecieron en varias ciudades de Estados Unidos, entre ellas Los Ángeles, San Francisco y Nueva York. El giro de la historia es que las esfinges muestran al magnate totalmente desnudo, lleno de venas y con un minúsculo órgano genital.

Un grupo de autodenominados anarquistas llamado INDECLINE son los responsables de esta creación llamada “The Emperor Has No Balls”, lo que en español se traduciría a “El emperador no tiene testículos”. Así lo señalaron en su página web oficial, donde además lanzaron un video explicando el proceso de creación de estas obras de arte.

Como era de esperarse, las redes sociales se han llenado de fotografías junto a la comentada creación artística:

Algunos fueron muy respetuosos y taparon los genitales de la estatua -digitalmente- luego de tomar la foto:

Otros no dudaron de tomarse selfies y de posar al lado de este Trump desnudo:

Algunas fotos eran más artísticas que otras:

El artista que creó la estatua se hace llamar Ginger y, en una entrevista que sostuvo con The Washington Post, señaló que la razón por la que el grupo de anarquistas buscó su ayuda fue debido al historial que posee diseñando monstruos para atracciones de terror y películas. “Trump es otro monstruo, así que crearlo estaba dentro de mis posibilidades”, sentenció.

The Hollywood Reporter señaló que la estatua que se encontraba en Union Square, en la ciudad de Nueva York, ya fue removida.


Anuncio