A Mark Hamill la fuerza lo acompaña

Mientras no esté en un rodaje, un escenario de Broadway o un set de TV, Mark Hamill está retirado. 

A sus 67 años y con lo mucho que disfruta pasar un día completo en pijamas, el intérprete de Luke Skywalker asegura que no tan fácil deja la comodidad de su hogar.

Pero de vez en cuando, entre las propuestas que recibe, encuentra un Santo Grial por el que dejaría su refugio, como pasó con Knightfall, serie de History en la que interpreta a un veterano Caballero Templario.

"En una ocasión no sabía si regresar a actuar en Nueva York y un día George Lucas me aconsejó: 'Diles que estás retirado'. Si lo haces y después aceptas un trabajo, entonces puedes decir: 'estaba retirado, pero este proyecto era tan bueno que no podía decir que no'", recuerda Hamill en entrevista.

El protagonista de la saga Star Wars reconoce ser un tanto quisquilloso con las ofertas que recibe.

Muchas no llaman su atención porque no implican un reto o porque no van con sus gustos. Y solo algunas ocasiones ha dejado llevarse por el instinto... y que la fuerza lo acompañe.

"Cuando leí el guión de la serie pensé: '¿por qué pensaron en mí?'. Puedes pensar en alguien como Willem Dafoe, ¡pero no yo! Esa fue una de las razones que me atrajo: que pensaron más allá de lo obvio.

"Con la cinta Sushi Girl, tenía que hacer una escena de tortura. Era una película que me encantaría ver, pero no estar en ella. Fue mi hija la que me dijo: 'Siempre te quejas que no te ofrecen papeles como los de Steve Buscemi o Philip Seymour Hoffman, porque son actores que crean personajes, y son de mis favoritos'".

Dar vida a un estadounidense sincero es lo que regularmente le proponen al californiano, pero eso no basta para que deje la comodidad de estar todo un día en ropa de dormir.

"Siempre he pensado que no importa el medio: un buen papel lo será en teatro, cine o televisión. El negocio está cambiando todos los días y lo seguirá haciendo, solo tienes que tratar de adaptarte".

Para él siempre estará la opción de ser un actor de voz, una de las facetas que más explotó tras el éxito de Star Wars. Por ejemplo, es conocido por encarnar a de The Joker en Batman: The Animated Series.

"Hacer voces es el mayor sueño de un actor flojo porque puedes llegar luciendo horrible y no tienes que memorizar tus líneas porque las lees".

El actor siempre busca conocer a todo el equipo con el que trabaja y lo consigue a través del respeto.

"Nunca he entendido a esos actores que dicen: 'No me mires a los ojos'. ¿De verdad? Me da mucha risa. Nunca he trabajado con alguien así, pero el hecho de que puedan existir, me molesta.

"Soy completamente lo opuesto. Cuando hacía teatro, iba tras bambalinas para conocer a la gente y a los de la taquilla, y todo porque necesito sentirme protegido. Si lo haces, ellos estarán de tu lado".

Como la fuerza, que siempre lo acompaña.

"No sé qué papeles son los que me gustaría interpretar, lo sabes cuando lo ves. Me suelen ofrecer papeles de hombres sinceros. No sé, las oportunidades están ahí para que vayas por ellas".
Mark Hamill, actor.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
76°