La pelea por la gobernación de Florida también puede dar un vuelco

EFE

El candidato demócrata a gobernador de Florida Andrew Gillum, quien este martes había dado por perdida su contienda con el republicano Ron DeSantis, afirmó hoy, después de conocer que la diferencia entre ambos se está haciendo cada vez más estrecha, que está "esperanzado" con un resultado favorable.

Según los últimos datos oficiales, aun no definitivos, ahora solo separan a DeSantis y Gillum 38.515 sufragios (0,47 puntos), una diferencia significativamente menor a los casi 80.000 votos que había el martes cuando el republicano se proclamó ganador y el demócrata no cuestionó esa declaración.

Con más de 8,2 millones de votos escrutados, DeSantis tiene 4.069.451 (49,62 %) y Gillum 4.030.936 (49,15 %).

Según la ley de Florida, cuando la diferencia es de menos de 0,5 puntos es necesario recontar los votos, pero eso no se decidirá hasta que no concluya el actual escrutinio.

"A pesar del hecho de que estamos un poco por debajo en los números, estamos esperanzados de que todos los votos se contarán en esta contienda para así estar seguros de que cada uno de nosotros podemos estar extremadamente seguros de lo que todos hicimos y decidimos en esta elección", aseguró Gillum en un vídeo colgado en Facebook.

Las autoridades electorales de Florida no han dado información sobre los votos que quedan por contar, pero Gillum subrayó la necesidad de que de contabilicen "todos", los emitidos por correo, de manera anticipada, el día de las elecciones o los provisionales.

Además llamó a los votantes "provisionales" que no dejen pasar la oportunidad, que vence hoy, de validar su voto acudiendo a las oficinas electorales, pues si no se perderán.

De Santis, apoyado por el presidente Donald Trump, y Gillum, avalado por el presidente Barack Obama, sostuvieron de principio a fin una pelea muy reñida en las encuestas, que en la última semana favoreció al demócrata, alcalde Tallahassee y primer candidato afroamericano para la Gobernación de Florida.

Otro supuesto triunfo electoral republicano que está en veremos es el del actual gobernador de Florida, el republicano Rick Scott, sobre el senador demócrata Bill Nelson, que aspira a la reelección y no la ha dado por perdido su objetivo.

La ventaja de Scott ahora es de solo 0,26 %, unos 21.888 votos, la tercera parte de lo que era la noche de las elecciones. La ley establece que una diferencia por debajo de 0,25 puntos exige un recuento manual de los votos.

"Es justo decir en este momento que los resultados de la elección del Senado de 2018 son desconocidos", indicó hoy Marc Elias, abogado del veterano senador Nelson.

A medida que se completan los resultados, otros cargos, como el de Comisionado de Agricultura, tienen como ganadora ahora a la demócrata Nicole "Nikki" Fried por 575 votos, según cifras oficiales.

"Todavía podemos ganar", dijo Fried a sus seguidores en una campaña en la que ya se había dado por ganador al cabildero republicano Matt Caldwell.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°