MacBook e iPad amplían y mejoran sus pantallas siguiendo la estela del iPhone

EFE

Después de presentar los nuevos iPhones en septiembre, Apple cedió hoy el protagonismo a sus ordenadores y tabletas, con puestas al día del MacBook Air y el iPad Pro , que incorporan pantallas de mayor tamaño y más calidad, un camino que ya recorrió el teléfono marca insignia de la empresa.

El renovado iPad Pro ha sido diseñado con el objetivo de eliminar tanto como sea posible todo aquello que ocupe espacio y no sea propiamente pantalla, una tendencia a la que se han sumado durante los últimos años prácticamente todos los grandes fabricantes de tecnología.

Así se explica que la compañía de la manzana mordida haya prescindido por primera vez desde que creó su primera tableta en 2010 del botón que utilizaban hasta la fecha los usuarios para redirigirse al menú principal, lo que, junto a una reducción sustancial de los marcos, ha permitido aumentar la pantalla.

De las dos versiones que sacará Apple al mercado, la pequeña tiene una pantalla de 28 centímetros, dos más que el modelo anterior, pero sus mismas dimensiones totales; y la grande presenta una de casi 33 centímetros.

La empresa con sede en Cupertino (California) también ha incorporado a sus nuevas tabletas otra característica reciente del iPhone : el sistema de reconocimiento facial Face ID, que crea un mapa tridimensional de la cara del propietario del aparato para que solo este pueda activarlo o realizar ciertas operaciones.

Los nuevos iPad Pros disponen del chip A12X Bionic, una CPU de ocho núcleos, una GPU de siete núcleos, 1 TB de almacenamiento y una batería que, según la compañía, tiene una autonomía de 10 horas de uso continuado.

La cámara es de 12 megapíxeles con capacidad para grabar vídeo en 4K/60 y el dispositivo presenta cuatro altavoces distintos.

Junto a la tableta, Apple anunció también un nuevo lápiz táctil que se sujeta al iPad Pro mediante imanes y se carga de forma inalámbrica.

Las nuevas tabletas de la empresa californiana cuestan 799 dólares el modelo pequeño y 999, el grande; y se pueden comprar a partir de este mismo martes en internet o del 7 de noviembre en adelante en las tiendas físicas.

Por su parte, el nuevo modelo del ordenador portátil superligero MacBook Air incorpora una pantalla retina de alta densidad de píxeles (con una resolución de 4 millones de píxeles, según Apple) también presente en las últimas versiones de otros productos, como el iPhone, el iPad y el reloj inteligente Apple Watch.

Como en el caso del iPad Pro, los marcos se han reducido para poder ampliar la pantalla hasta los 33,8 centímetros (13,3 pulgadas) sin incrementar las dimensiones del ordenador.

El portátil adopta por primera vez el Touch ID, consistente en un sistema de reconocimiento de huellas dactilares que permite la autentificación del propietario de aparato para su bloqueo o desbloqueo.

El nuevo MacBook Air tiene un grosor de 15,6 milímetros y pesa 1,25 kilogramos, ligeramente menos que su predecesor.

El ordenador dispone de dos puertos USB-C y, en cuanto a las prestaciones, tiene un microprocesador de Intel i5 de octava generación, cuenta con hasta 16 GB de memoria RAM y una SSD más rápida que la del modelo anterior de hasta 1,5 TB.

La de hoy es la primera gran actualización del MacBook Air de Apple en tres años y el nuevo dispositivo, que cuesta 1.199 dólares, se puede comprar a partir de este mismo martes en internet o del 7 de noviembre en adelante en las tiendas físicas.

La compañía californiana también anunció hoy una puesta al día de su modelo de ordenadores pequeños Mac Mini, con una memoria de hasta 64 GB, cinco veces más rápido que su predecesor; fabricado al 100 % con aluminio reciclado, como en el caso del MacBook Air; y a un precio de 799 dólares.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°