Anuncio
Share
Lo Más Web

Vega Sicilia duplica su negocio en EE.UU. con más de 100.000 botellas en 2019

Sala de barricas de la bodega Rothschild-Vega Sicilia. EFE/Archivo
EFE

Tempos Vega Sicilia, la marca corporativa que identifica a todos los vinos de las bodegas propiedad de la familia Álvarez, venderá en EE.UU. en 2019 más de 100.000 botellas, el 8 % de su producción total y el doble que hace cinco años, país que se convierte así en su primer importador.

A puertas de que la bodega española cumpla 155 años, el consejero delegado de Vega Sicilia, Pedro Álvarez, ha acudido a Nueva York para participar en la New York Wine Experience.

Y en un contacto con los medios, recordó que por su volumen EE.UU. es “el mercado más importante del mundo”, un país “complejo” por sus características de comercialización e intermediarios locales, pero en el que Vega Sicilia ya está presente en 39 de sus 50 estados.

“Este es un país de 300 millones de habitantes en el que la gente joven bebe vino, y eso es bueno”, dijo Álvarez, que deslizó que los países que beben más vino por habitantes son, no obstante, el Vaticano, Andorra y Suiza.

El estado de Florida es el primer cliente dentro de Estados Unidos, con un 20 % del total de las ventas en este país, seguido de California y Nueva York, con un 15 % cada uno, y de Texas (un 10 %).

Tempos Vega Sicilia produce un máximo de 1,5 millones de botellas al año, siempre en función de las cosechas, distribuidas entre todos sus vinos que son repartidos entre sus 4.000 clientes de 115 países en todo el mundo.

La lista de clientes Vega Sicilia está cerrada -en algunos casos se hereda- y hay lista de espera porque la calidad marca el volumen de botella, que acostumbra a ser estable e incluso a veces va a la baja para preservar la calidad de sus caldos.

Tempos Vega Sicilia se encuentra ahora mismo en Nueva York para participar en la New York Wine Experience, una de las ferias internacionales más importantes del mundo, organizada por la revista Wine Spectator y a la que sólo pueden acudir aquellas bodegas que están en la parte alta de la clasificación anual.

La apuesta por su internacionalización y la reciente reorganización de su sistema de distribución externa ha permitido que las ventas de Vega Sicilia fuera de España hayan pasado de un 35 % a un 65 % en los últimos tres años, por lo que ahora depende menos del mercado nacional y su diversificación prepara mejor a la empresa a afrontar eventuales situaciones de crisis.

De esta forma, EE.UU. se convertirá en 2019 en el primer cliente de Tempos Vega Sicilia en el mundo seguido de México. En Europa, los clientes más importantes son Suiza, Reino Unido y Alemania.

Marcas como Único, Reserva Especial, Valbuena y Alión (Ribera del Duero), Pintia (Toro), Oremus (Tokaj, Hungría) y los Macán (Rioja) se comercializan ya en Estados Unidos, en donde hay un gran interés por parte de los coleccionistas.

Por otro lado, Álvarez anunció que Tempos Vega Sicilia lanzará al mercado en dos años Petracs, un vino blanco seco, elaborado en la región histórica de Tokaj (Hungría), considerada la primera denominación de origen del mundo.

Vega Sicilia decidió comprar la bodega húngara Oremus en 1993 cuando el Gobierno de ese país inició una serie de privatizaciones, tras la caída del régimen comunista, y al considerar que esa región histórica y sus vinos maridaban perfectamente con la filosofía de Vega Sicilia.


Anuncio