Anuncio
Share
Lo Más Web

Arremeten contra Trump y su esposa por esto

DTMT.png
Donald Trump sonríe y su esposa, Melania, sosteniendo a un bebé que quedó huérfano tras el tiroteo en El Paso, Texas.
(@flotus)

Trump sonríe y levanta el pulgar, mientras su esposa carga a...

El presidente Donald Trump y su esposa Melania posaron sonrientes junto a un bebé, cuyos padres murieron tras el tiroteo en El Paso, Texas... y por esa acción les llovieron críticas en redes sociales.

El mandatario de Estados Unidos levanta el pulgar en la imagen junto al menor de dos meses, Paul, hijo de Andre y Jordan Anchondo, quienes murieron para protegerlo. Patrick Crusius, de 21 años de edad, y autor de la masacre, dijo a la policía que su objetivo era atacar a mexicanos.

“Andre protegió a su esposa y a su hijo de 2 meses, Paul, mientras que su esposa (Jordan), protegió (también) a Paul”, narra Tito Anchondo, familiar de la pareja en Go Fund Me, una plataforma para recaudar fondos.

“Conocí a muchas personas increíbles en Dayton, Ohio y El Paso, Texas. Sus comunidades son fuertes e irrompibles. ¡@potus y yo estamos contigo!”, escribió Melania en su cuenta de Instagram, donde compartió la foto que causó polémica en redes sociales.

Muchos manifestantes, demócratas y residentes de El Paso han criticado a Trump por sus palabras provocadoras y lo han culpado de la política polémica y las tensiones raciales en el país.

En la fotografía, junto a Trump, aparece Tito Anchondo. Elizabeth Terry, tía de Andre, contó que el bebé fue sacado debajo del cuerpo de su madre y sufrió algunas fracturas.

Trump niega que haya provocado división y violencia, y afirmó que él “une a las personas. A nuestro país le va increíblemente bien”.

Tito comentó que su hermano Andre, apoyaba a Trump. Cree que, aunque el presidente ha hecho “comentarios de mal gusto”, la gente ha malinterpretado lo dicho por el mandatario, en relación a las protestas que hubo ante su visita.

Trump dijo que cree que tiene influencia sobre los republicanos para endurecer las revisiones de antecedentes penales. Sin embargo, al mismo tiempo dijo que le aseguró a la Asociación Nacional del Rifle -que defiende el derecho a poseer y portar armas de fuego- que su opinión sobre éstas sería “totalmente representada y respetada”.

Trump no visitó a ninguno de los ocho sobrevivientes que aún se encuentran en recuperación en el hospital; tres de ellos porque se encuentran en una situación de pobreza o no hablan inglés, mientras que cinco rechazaron la propuesta, reveló el diario ‘The Guardian’.

22 personas murieron en el ataque y otras dos decenas resultaron heridas. Muchos de los muertos tenían apellidos hispanos y ocho de ellos eran de nacionalidad mexicana.

Las autoridades creen que Crusius publicó poco antes del ataque un manifiesto racista en línea expresando su molestia por el influjo de hispanos a Estados Unidos.

Anuncio


Anuncio