Los suicidios y las sobredosis reducen la esperanza de vida en EE.UU.

Los suicidios y las sobredosis reducen la esperanza de vida en EE.UU.

Los suicidios y las sobredosis de drogas aumentaron las muertes en EE.UU. en 2017 y provocaron una disminución continua en la esperanza de vida de los estadounidenses.

En general, hubo más de 2.8 millones de muertes en el país en 2017, o casi 70,000 más que el año anterior, precisaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el 29 de noviembre. Fue la mayor cantidad de decesos en un solo año desde que el gobierno comenzó a registrarlos, hace más de un siglo.

El aumento refleja en parte la creciente y envejecida población de la nación. Sin embargo, según los expertos, las muertes en los grupos de edades más jóvenes, especialmente en las personas de mediana edad, tuvieron el mayor impacto en los cálculos de la esperanza de vida.

"Estas estadísticas aleccionadoras son una llamada de atención de que estamos perdiendo demasiados estadounidenses, demasiado pronto y con demasiada frecuencia, por condiciones que se pueden prevenir", advirtió el doctor Robert Redfield, director de los CDC, en un comunicado.

La tasa de muertes por suicidio en 2017 fue la más alta en los últimos 50 años, según los registros del gobierno. Hubo más de 47,000 casos, en comparación con los 45,000 del año anterior.

Durante décadas, la esperanza de vida en Estados Unidos estuvo en alza y se incrementaba unos pocos meses casi todos los años. Ahora, la tendencia es inversa: cayó en 2015, se mantuvo estable en 2016 y volvió a disminuir en 2017, informaron los CDC.

La nación se encuentra en el período más largo de una esperanza de vida mayormente decreciente desde fines de la década de 1910, cuando la Primera Guerra Mundial y la peor pandemia de gripe en la historia moderna se combinaron para matar a casi un millón de estadounidenses. La esperanza de vida en 1918 era de 39 años.

Después de ese momento, "nunca hemos visto nada como esto", consideró Robert Anderson, quien supervisa las estadísticas de fallecimientos de los CDC.

Entre las 10 principales causas de muerte en el país, solo la tasa de mortalidad por cáncer se redujo en 2017. Mientras tanto, hubo un aumento en otras siete: suicidios, accidentes cerebrovasculares, diabetes, enfermedad de Alzheimer, gripes/neumonías, enfermedades respiratorias inferiores crónicas y lesiones no intencionales.

Un factor subyacente es que la tasa de mortalidad por enfermedad cardíaca, el asesino número uno del país, ha dejado de caer. En años pasados, las disminuciones en las muertes por enfermedad cardíaca eran suficientes para compensar los aumentos en algunos otros tipos de decesos, pero ya no, remarcó Anderson (los números de los CDC a veces cambian. Esta semana, sus funcionarios informaron que habían revisado su estimación de la esperanza de vida para 2016 después de ingresados algunos datos adicionales).

Los funcionarios de los CDC no especularon sobre qué genera la disminución de la esperanza de vida, pero el doctor William Dietz, experto en prevención de enfermedades en la Universidad George Washington, nota una sensación de desesperanza.

Los problemas financieros, la creciente brecha en los ingresos y las políticas divisivas están empañando a muchos estadounidenses, sugirió. "Realmente creo que la gente está cada vez más desesperada, y que eso lleva al uso de drogas, y conduce potencialmente al suicidio", expresó.

Las muertes por sobredosis de drogas también siguieron aumentando, y superaron las 70,000 en 2017, en medio de la epidemia de sobredosis de narcóticos más mortal en la historia de EE.UU.

Las sobredosis accidentales de drogas representan más de un tercio de las muertes por lesiones no intencionales, y las intencionales representan aproximadamente una décima parte de los suicidios, detalló la doctora Holly Hedegaard, investigadora de lesiones de los CDC.

Las cifras de los CDC se basan principalmente en una revisión de los certificados de defunción de 2017. La cifra de esperanza de vida se basa en las tendencias actuales de muerte y otros factores.

La agencia también precisó:

  • Se espera que un bebé nacido en 2017 en Estados Unidos, viva aproximadamente 78 años y 7 meses, en promedio. Un estadounidense nacido en 2015 o 2016 viviría aproximadamente un mes más, y otro nacido en 2014 cerca de dos meses más.
  • La tasa de suicidios fue de 14 muertes por cada 100,000 personas. Es la más alta desde al menos 1975.
  • El porcentaje de suicidios debido a una sobredosis de drogas ha decrecido poco a poco.
  • Las muertes por gripe y neumonía aumentaron en alrededor del 6%. La temporada de gripe 2017-2018 fue una de las peores en más de una década, y algunos de los decesos de principios de esa temporada aparecen en los nuevos datos de fallecimientos.
  • Virginia Occidental fue una vez más el estado con la tasa más alta de muertes por sobredosis de drogas. Los CDC no dieron a conocer las tasas estatales de suicidios.
  • Las tasas de mortalidad por heroína, metadona y analgésicos opioides con receta médica permanecieron, sin embargo, los decesos por el poderoso analgésico fentanilo y sus primos opioides cercanos continuaron aumentando en 2017.
  • Los CDC no discutieron las muertes por armas de fuego ocurridas en 2017 en los informes publicados el 29 de noviembre. Pero los informes anteriores del organismo notaban un aumento en las tasas de suicidios con pistolas y por asfixia o ahorcamiento.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°