Indigna cartel que vinculó a la representante Ilhan Omar con el 11 de Septiembre

Indignación por un póster que vinculó a la representante Ilhan Omar con el 11 de Septiembre

El viernes estaba destinado a celebrar al partido republicano en el Capitolio de Virginia Occidental. Pero un letrero que vinculó a una congresista musulmana con los ataques del 11 de Septiembre desató emociones acaloradas, generó la renuncia de al menos un miembro del personal y dejó a otro herido cuando las cosas pasaron a los puños a medida que el altercado llegó a la Cámara de Delegados de Virginia Occidental.

El cartel, ubicado en una mesa en la rotonda del Capitolio, mostraba una imagen de la representante Ilhan Omar (D-Minnesota), sobrepuesta junto a una de las Torres Gemelas en llamas.

“Dijeron que nunca nos olvidemos”, se leía al pie de la foto del World Trade Center en llamas. "Soy la prueba de que lo han olvidado", decía la leyenda sobre la imagen de Omar.

Omar, una de las dos primeras congresistas musulmanas elegidas, ha sido blanco de comentarios islamofóbicos desde que asumió el cargo.

En el momento no se sabía quién había sido el responsable del letrero que estaba expuesto en una jornada de eventos llamada “el Día WVGOP”, patrocinada por el partido republicano del estado. Melody Potter, la presidenta del partido estatal, no respondió al correo de voz ni a los mensajes de texto enviados.

La foto con su imagen muestra a Omar junto a un cartel que promueve ACT of America, que el Southern Poverty Law Center calificó como un grupo de odio antimusulmán. ACT of America tampoco respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Mike Pushkin, un miembro demócrata de la Cámara de Delegados de Virginia Occidental, le dijo al Washington Post que estaba en una reunión matutina del comité cuando alguien le envió una foto del cartel. Más tarde, él mismo tuiteó una imagen del letrero.

"Pensé: '¿Qué tiene que ver ella con el 9/11?'", expuso. “Es algo islamofóbico. Creo que es racista y que no está bien”.

 

La exposición del cartel dio inició a un acalorado debate en el pasillo, afuera de la Cámara de Delegados, que eventualmente llegó al recinto, relató Pushkin.

Un guardia presentó su renuncia ese mismo día, después de haber sido acusado de usar un insulto antimusulmán durante la disputa, según la Radio Pública de Virginia Occidental y de otros medios locales. Igualmente se informó, que un portero resultó herido en la disputa con uno de los miembros.

Pushkin, quien es judío, remarcó que condenó el letrero expuesto en la Cámara de Delegados y que pidió a sus colegas que hicieran lo mismo. "Les dije que en la Berlín de 1933 podrían haber tenido un cartel similar sobre alguien como yo", comentó.

Sin embargo, ningún delegado republicano condenó el letrero, remarcó el demócrata. "Estoy realmente decepcionado de que ningún funcionario republicano elegido en este edificio pueda respaldarme al decir que esto está mal", expresó.

Muchos republicanos hablaron sobre la Primera Enmienda en respuesta, de acuerdo con la Radio Pública de Virginia Occidental. "Mi problema con lo que pasó, tiene que ver más bien, con un tema verdaderamente estadounidense, que es la libertad de expresión", expresó la delegada republicana Dianna Graves, según la emisora. "Aunque no esté de acuerdo con todo lo que existe, sí estoy de acuerdo en que la libertad de expresión debe protegerse, incluso si no estamos de acuerdo".

Los demócratas respondieron que el cartel era el equivalente a una retórica de odio.

El presidente de la Cámara de Delegados, Roger Hanshaw, un republicano, pronunció un discurso en el que lamentó la ira y la tensión que habían marcado el día. "Amigos, nos debemos a nosotros mismos aspirar a algo mejor”, afirmó.

"La Cámara de Delegados de Virginia Occidental rechaza inequívocamente el odio en todas sus formas", remarcó más tarde, en una declaración escrita. El portavoz, Jared Hunt, dijo que Hanshaw no condenó solamente el cartel, sino que a toda la serie de eventos ocurridos durante la jornada.

"Había un letrero, se creó una reacción, se creó una discusión entre un guardia y un delegado, luego un incidente que resultó en la lesión de un miembro del personal de la Cámara", detalló Hunt. "Se desató una creciente serie de acciones incorrectas".

Omar, una refugiada de Somalia que emigró a Estados Unidos con sus padres durante su niñez, tuiteó que había recibido amenazas recientemente. "No hay más qué buscar, la imagen antimusulmana del partido republicano que me compara con un terrorista, se expone en los capitolios estatales y ¡nadie lo condena!", escribió.

Omar fue reprendida por los conservadores y por los líderes del partido demócrata el mes pasado, después de tuitear sobre la influencia de los grupos de presión proisraelíes, que algunos consideraron antisemitas. También ha sido objeto de ataques basados ​​en su religión.

Pushkin destacó que no está preocupado por las políticas de la legisladora. "No estoy de acuerdo con muchas de las cosas que ha dicho la representante Omar. Creo que probablemente tengamos opiniones diferentes sobre Israel y Medio Oriente", consideró. “Pero tengo el mayor respeto por alguien que ingresó a este país de la manera en que ella lo hizo; que llegó a Estados Unidos de América con absolutamente nada y ha obtenido el derecho, al ganar una elección, a servir en el Capitolio de nuestra nación en la Cámara de Representantes”.

Rosenberg escribe para el Washington Post.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí 

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°