Los jefes quieren que los empleados dejen sus escritorios, y probablemente sea para reducir costos

Los jefes quieren que los empleados dejen sus escritorios, y probablemente sea para reducir costos

Al igual que las máquinas de fax y los teléfonos de escritorio, las estaciones de trabajo individuales están, al parecer, en vías de extinción.

Más de la mitad de los ejecutivos corporativos señalan que planean pasar a puestos de trabajo intercambiables para todos o algunos de sus empleados durante los próximos tres años. En lugar de tener sus propios escritorios, las personas ocuparán una estación de trabajo vacía cuando lleguen a la oficina cada mañana.

No llegue tarde al trabajo o podría terminar sentado en el cubo de basura más espantoso.

Es una de las formas en que los empleadores están sacudiendo el entorno de la oficina tradicional para recortar costos y -supuestamente- para aumentar la productividad, según un nuevo informe de la firma inmobiliaria comercial CBRE.

En la última década, las compañías empleadoras han cambiado cada vez más de oficinas individuales a entornos de trabajo abiertos. Por lo general, afirman que las medidas son para aumentar la colaboración entre los trabajadores.

Pero los principales usuarios de oficinas también reconocen que, con estos cambios, recortan los costos en bienes raíces.

En un número creciente de centros de oficinas, incluido el nuevo campus de JPMorgan Chase en Plano, Texas, y Liberty Mutual Insurance, al otro lado de la calle, muchos empleados no tienen escritorios asignados y guardan sus artículos personales en un casillero o armario cuando finalizan el día.

"El lugar de trabajo moderno está en un estado de transición a medida que los estándares de diseño de oficinas evolucionaron desde lo tradicional a una combinación de espacios cerrados y abiertos", indicó la analista de investigación de CBRE Julie Whelan, en el nuevo informe. “El manejo de los empleados durante este cambio es fundamental, por lo cual la iniciativa se considera favorecedora para la productividad y el bienestar, en lugar de solo una medida de reducción de costos".

Pero al parecer, el mecanismo no es solo para fomentar el trabajo en equipo y promover el contacto de los empleados.

Más del 50% de las firmas encuestadas dijeron que su razón principal para los cambios en la oficina es reducir costos.

Solo el 20% de las empresas afirmó que pasaría a nuevos entornos para promover la innovación. Y menos de un tercio indicó que los cambios son para retener y atraer al personal talentoso.

CBRE encuestó sobre los planes de oficinas, principalmente de firmas de banca y finanzas, tecnología y telecomunicaciones, y servicios profesionales.

Casi la mitad de las compañías planeaban hacer cambios en el lugar de trabajo para buscar un mejor uso del espacio, señalaron. Menos de la mitad expresaron que planean conceder asientos primarios asignados para los trabajadores en los próximos años.

No todas las tendencias son tan utilitarias.

Para mantener felices a su personal, los usuarios de oficinas planean aumentar sus comodidades en el lugar de trabajo, incluyendo cafeterías con servicio completo, duchas para los empleados, portabicicletas, servicios de café personalizados, espacios verdes, salas de juegos y atención médica en el lugar.

"Hace veinte años, los inmuebles eran muy diferentes. Eran un lugar para alojar personas, pero ahora nuestros clientes los utilizan como una herramienta para atraer y retener al mejor talento en sus respectivas industrias", aseveró Clay Vaughn, vicepresidente sénior de CBRE en Dallas. “Una buena parte de crear un gran espacio es brindarles a los empleados opciones acerca de cómo y dónde trabajan en la oficina”.

"Las compañías que adopten esto", prosiguió Vaughn, "serán las ganadoras de la feroz competencia por el personal talentoso".

Incluso si ello significa darle un casillero ‘propio’ en lugar de un escritorio.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°