LA Times Español

Manny Pacquiao y Floyd Mayweather se ven las caras en juego de Clippers

Manny Pacquiao y Floyd Mayweather Jr. se vieron las caras en un partido de la NBA el 8 de enero cuando dos de los grandes boxeadores en su era estuvieron sentados muy cerca de la acción del juego de Clippers ante Charlotte.

Con una posible revancha del pleito más lucrativo en la historia del boxeo en la mira, la situación fue muy similar a la reunión que tuvieron en 2015 en un duelo del Heat de Miami.

Después de encontrarse en aquel momento, Mayweather y Pacquiao se reunieron en un cuarto de un hotel cercano, donde ambos expresaron sus ganas de concretar la pelea, la cual desde el 2009 que no se podía realizar. En 2015 generaron más de $600 millones, con Mayweather (50-0) ganando por decisión unánime.

Tras el combate, Pacquiao reveló que sufrió una lesión de hombro izquierdo durante su campamento, y luego se sometió a una cirugía después de la contienda.

Por lo pronto, Mayweather dice que se ha retirado, incluso, después de su nocaut en el primer round en una velada de exhibición en Japón, donde ganó $9 millones en Año Nuevo.

Pacquiao busca una segunda oportunidad ante Floyd, tras obtener el cinturón de la Asociación Mundial de Boxeo en julio pasado, con un nocaut ante Lucas Matthysse en el sexto asalto en Malasia. El martes, en la Noche de Herencia Filipina en los Clippers, Pacquiao y Mayweather se estrecharon las manos y Pacquiao ayudó a la mascota de los Clippers, Chuck Condor, a lanzar camisas a los aficionados.

Pacquiao, mostrando su hombro ya operado, lanzó un par de camisas a la afición, y luego fue a saludar a Mayweather antes de retirarse del estadio al medio tiempo.

Pacquiao está muy cerca de enfrentar el 19 de enero al cuatro veces campeón Adrien Broner en el MGM Grand en Las Vegas. La pelea será televisada por el Pago por Evento en Showtime.

En una entrevista con Los Ángeles Times el lunes, Pacquiao, de 40 años, dijo que cree que la revancha ante Mayweather sucederá si vence a Broner.

“Es lo que creo en mi pensamiento y en mi corazón: habrá otra pelea [ante Mayweather]”, indicó.

Mayweather le restó importancia a la segunda reunión con Pacquiao en un partido de la NBA, diciendo que su reunión con Pacquiao no es tan especial para él, como el que tiene con sus amigos cercanos.

“Estoy retirado. No voy a pelear más”, dijo Mayweather a Los Angeles Times, mostrando un reportaje en su teléfono de una oferta para volver a pelear de nueve millones de dólares, que dice haber rechazado.

Cuando le recuerdan que los aficionados están emocionados al verlo interactuar ante Pacquiao, Mayweather dijo: “cuando la historia se escriba, seré recordado como el peleador más grande en la historia”.

Las ganas de una revancha aumentarán si Pacquiao logra ganar en el enfrentamiento de la próxima semana.

Sean Gibbons, el manager del filipino, estuvo presente cuando Mayweather y Pacquiao se vieron en un concierto en Japón en 2018.

“Siento que hay asuntos pendientes, pero no estoy seguro que se resolverán porque Floyd dice que está retirado”, comentó Gibbons.

Support our journalism

Please consider subscribing today to support stories like this one. Get full access to our signature journalism for just 99 cents for the first four weeks. Already a subscriber? Your support makes our work possible. Thank you.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles
68°