Anuncio
Share
LA Times Español

Pujols demuestra ser el mejor corredor en Angels

Los Angeles Angels of Anaheim v Seattle Mariners

Albert Pujols #5 

(Lindsey Wasson / Getty Images)

A sus 39 años de edad, el bateador designado de los Angels ya no es tan ágil como era hace 10 años cuando ganó dos premios como el Jugador Más Valioso en la Liga Nacional, de 2008 a 2009, al pegar por lo menos 44 dobles en cada una de las temporadas. 

Pero su instinto al correr las bases no han sufrido a medida que pasan los años. Eso fue evidente el pasado lunes por la noche, en una derrota de 6-3 ante los Marineros de Seattle en el T-Mobile Park. 

Probablemente el punto más brillante, en un juego para el olvido, llegó en la cuarta entrada, cuando el entrenador de tercera base, Mike Gallego, pisaba el césped de tercera base, moviendo los brazos mientras Pujols corría hasta la almohadilla final desde la segunda base y no frenó hasta que necesitó barrerse para anotar.

Para el momento en que el jardinero, Mallex Smith, lanzó al montículo del lanzador y alcanzó al receptor Omar Narváez, Pujols había acelerado lo suficiente para vencer el lanzamiento y anotar la segunda carrera de la noche para los Angels. 

Anuncio

De acuerdo al sistema de estadísticas de la MLB, Pujols avanzó a un paso de 23.7 pies por segundo durante el recorrido de las bases. El promedio de velocidad en ese recorrido es de 27 pies por segundo.

“No tienes que ser rápido para ser un buen corredor de bases”, dijo Gallego, el ex jugador de Grandes Ligas que está en su primer año como entrenador de tercera base. “Sólo tienes que conocer las situaciones. Estár al tanto de cada lanzamiento y en cada out, en cada inning”.

Pujols había pegado un doblete al inicialista de los Marineros, Félix Hernández, al llegar hasta la posición de anotación. Logró conectar una curva de 80 millas por hora y golpear la pelota al jardín central. El jardinero derecho, Mitch Haniger, trató de hacer una buena jugada, pero la pelota pegó en la pared y se estancó en el césped.

Cualquier otro jugador hubiera tratado de forzar el hit a un triple porque sería más fácil anotar después, pero Pujols se mantuvo en segunda, sin arriesgar.

Anuncio

La decisión dio resultado dos bateadores después. La carrera, su segunda de la noche, ayudó a los Angels a cortar la diferencia ante los Marineros.

Pujols también evitó el ser atrapado entre bases en el segundo inning, después de que pegó un sencillo y alcanzó la segunda base en un error de lanzamiento por el jardinero izquierdo, Domingo Santana.

Se mantuvo en segunda base en una pelota elevada al jardín central, tomó una pequeña ventaja y luego decidió no poner a prueba el brazo de Smith. Pero Lucroy pegó un roletazo hasta la tercera base en la siguiente jugada, y Pujols avanzó fácilmente a tercera. Luego anotó cuando el jardinero de los Angels, Brian Goodwin, alcanzó a golpear un sencillo al lado derecho del diamante. 

Entonces Pujols, como en sus mejores tiempos, jugó el sistema. El resto de los Angels, quienes han bateado solamente .188 en los primeros cinco juegos de la temporada, no pudieron hacer lo mismo. Pero pudieron, por lo menos en ese momento, ver el éxito de su compañero. 

“Ahora ya es el mejor corredor del equipo, solamente al leer las jugadas y las cosas que hace”, dijo el lanzador, Tyler Skaggs. “Nos permitió obtener la primera carrera y la segunda, fue casi lo mismo. Fue impresionante. Es bueno saber que se está sintiendo bien”.


Anuncio