Un viejo billete de $20 ahora vale una fortuna

Peter Rowe
Contact ReporterSAN DIEGO UNION-TRIBUNE

Un billete de 20 dólares emitido hace 136 años por un banco de San Diego desaparecido desde hace mucho tiempo, ya no tiene valor como moneda, pero es potencialmente valioso para una colección.

Si bien el billete emitido en 1882 por el Banco Nacional Consolidado de San Diego ya no tiene valor legal, es muy apreciado por los coleccionistas. En el año 2000, se vendió por $ 27,500.

Ahora se espera que sea vendido por un precio mucho mayor cuando se subaste en el evento para coleccionistas Long Beach Expo Coin, Currency, Stamp and Sports Collectible Show.

"La estimación de esto es de 100 mil a 125 mil dólares", dijo Eric Bradley de Heritage Auctions, que supervisará la subasta.

Elaboradamente grabado en verdes, rojos y marrón rojizo, el billete es una reliquia de una institución que ya no existe—Consolidated National, desaparecido en 1893— y una era que ya terminó. Durante el siglo XIX, era común que los bancos estadounidenses imprimieran su propio dinero.

"Desafortunadamente ese dinero era solo bueno para el banco y sus dueños. Dado que la mayoría de los bancos eran de propiedad local, cuanto más se alejaba uno del banco, menos valía el dinero", dijo Dustin Johnson, experto en moneda de Heritage. "Incluso en la próxima contigua, un billete era descontado en gran medida por falta de conocimiento sobre las finanzas de ese banco o incluso si todavía estaba abierto".

Una solución ideada por Washington fue la creación de bancos nacionales. A cada uno se le permitió comprar 25 mil dólares en bonos, depositando el dinero en la Tesorería de los Estados Unidos. A cambio, los bancos podrían emitir 25 mil dólares de su propia moneda, lo cual sería aceptado en todos los 12 mil bancos nacionales.

Luego vino el pánico de 1893, una depresión nacional que aniquiló a muchos bancos, incluidos cinco de los ocho bancos de San Diego. Consolidated National fue aniquilado y su presidente, el juez Oliver S. Witherby, perdió la mayor parte de su fortuna.

La firma de Witherby está en el billete, que fue propiedad durante casi 40 años de Isaac Leszynsky. En 1923, el billete fue adquirido por Russell H. Gunnis, un oficial del Primer Banco Nacional de San Diego.

En los siguientes 95 años, el billete pasó por varias manos, incluidos dos prominentes coleccionistas de papel moneda de San Diego, Albert Grinnell y Harlan White.

Si bien este es el único billete que se conserva del Consolidated National Bank y su condición ha sido calificada como "extremadamente buena", el cupón no siempre fue valorado. En 1945, se vendió por $ 38.50.

Actualmente es propiedad de un coleccionista cuya identidad no ha sido revelada.

Esta vez, la oferta de apertura es de 50 mil dólares, más una tarifa de subasta de 10 mil dólares. Pocos esperan que la oferta se detenga en el rango de las cinco cifras.

El billete es uno de los 839 billetes de banco que se subastarán desde hoy hasta el martes 11 de septiembre.

Otras rarezas incluyen un billete de 1902, de 10 dólares del Banco Nacional de Comercio de San Diego, que se espera sea vendido por una cifra de 90 mil a 110 mil dólares; un billete de 1882, de 5 dólares del First National Bank de San Diego, con un precio estimado de 70 mil a 90 mil dólares; y un billete de 1861, de 500 dólares de un banco y gobierno que ya no existen.

"En realidad está en muy buen estado para ser un billete de Confederate", dijo Bradley de Heritage.

Bradley reconoció que hay algo extraño en esta subasta, en el que una moneda sin valor gana una vida nueva y lucrativa como coleccionable.

"Si fuéramos un banco, esto se llamaría malversación de fondos", dijo. "Como somos una casa de subastas, se considera un servicio".

Rowe escribe para el U-T.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
71°