Un nuevo estudio de la EPA cuantifica los efectos del cambio climático

Un nuevo estudio de la EPA cuantifica los efectos del cambio climático

Para finales de siglo, las múltiples consecuencias del cambio climático costarán a Estados Unidos cientos de miles de millones de dólares por año, según un nuevo estudio realizado por científicos de la Agencia de Protección Ambiental.

Esos costos se reflejarán en forma de escasez de agua, infraestructura dañada y aire contaminado que acortará las vidas, entre otros, según el estudio publicado en la edición del pasado lunes de Nature Climate Change. Ninguna parte del país quedará intacta, advirtieron los investigadores de la EPA.

Sin embargo, también encontraron que reducir las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero y adaptarse de manera proactiva a un mundo que se está calentando, evitaría muchos daños y reduciría el costo económico anual en algunos sectores en más de la mitad.

Los expertos calificaron el informe como el análisis más completo hasta el momento de la asombrosa diversidad de impactos sociales que el cambio climático tendrá en la economía estadounidense.

"Es un proyecto extraordinariamente ambicioso", dijo Solomon Hsiang, economista de la Universidad de Berkeley que no participó en el estudio.

Según la Cuarta Evaluación Nacional del Clima, el cambio climático costará a muchos sectores de la economía de Estados Unidos miles de millones de dólares por año para 2090, bajo un escenario de alto nivel de emisiones (RCP8.5). Un escenario más moderado (RCP4.5) reduciría significativamente los daños. (Cuarta Evaluación Nacional del Clima).

El análisis no es el primero en calcular los costos del calentamiento global y los beneficios si se reducen las emisiones. Ha habido numerosos intentos anteriores, incluido un informe de 2006 encargado por el gobierno británico que encontró que el calentamiento podría reducir el producto interno bruto mundial hasta en un 20%.

Muchos más lo han seguido, pero todos llegan a la misma conclusión general, dijo Brenda Ekwurzel, directora de ciencia del clima en la Union of Concerned Scientists: "El costo de la inacción es realmente alto, y [el costo de] reducir las emisiones palidecen en comparación".

Lo que distingue al nuevo estudio, dijo, es su sorprendente nivel de detalle. Explora cómo 22 impactos diferentes del cambio climático, desde el aumento del nivel del mar hasta temporadas de polen más largas y las perspectivas económicas de las estaciones de esquí, se desarrollarán en todo el país.

"No hay regiones que escapen a una mezcla de impactos adversos", escribieron los autores Jeremy Martinich y Allison Crimmins.

Los hallazgos chocan con las opiniones del presidente Trump y muchas de sus personas designadas, que han minimizado repetidamente los riesgos del cambio climático. La EPA no tenía disponibles a los autores del estudio para ser entrevistados.

El informe resume los años de trabajo de decenas de científicos como parte del Análisis del impacto y riesgo del cambio climático de la EPA.

Para cada tipo de impacto, los investigadores modelaron los efectos del cambio climático en un escenario en el que el mundo no tomó medidas serias para reducir las emisiones. También consideraron un escenario más moderado: no lo suficientemente ambicioso como para cumplir los objetivos internacionales de mantener el calentamiento a aproximadamente 1.5 grados C por encima de los niveles preindustriales, pero lo suficientemente agresivo como para limitar el aumento de la temperatura global a unos 2 grados C.

Algunos de los resultados se publicaron el año pasado en la Cuarta Evaluación Nacional del Clima.

Entre ellos se encontraban las proyecciones de que los daños a las propiedades costeras, principalmente en las costas del Golfo y del Este, llegarán a $120 mil millones por año para 2090; la pérdida de productividad laboral debido a temperaturas más altas, particularmente en el Sur y el Medio Oeste, costará $155 mil millones por año; y las muertes por olas de calor extremo y olas de frío equivaldrán a $140 mil millones por año.

Cuando se le preguntó sobre esas conclusiones en noviembre de 2018, Trump dijo a los reporteros: "No lo creo".

El nuevo estudio ofrece una imagen aún más detallada del análisis de la EPA, dijo Ekwurzel, quien contribuyó a la evaluación del clima. Muestra cuántos efectos del cambio climático se desglosan por estado y, a menudo, por condado o cuenca hidrográfica.

"Es algo así como decir que toda política es local. El cambio climático es lo mismo”, dijo: cada lugar enfrentará una combinación única de impactos climáticos.

Los resultados se alinean con los de un estudio de 2017 dirigido por Hsiang, que sugería que el sur de EE.UU se verá especialmente afectado gracias a los efectos convergentes sobre las propiedades costeras, la productividad laboral y la mortalidad a temperaturas extremas. Pero el nuevo análisis muestra que ninguna región estará exenta de pérdidas.

Por ejemplo, la mayor parte de la mitad norte del país experimentará una mayor contaminación del aire debido al cambio climático. El Medio Oeste verá más floraciones de algas dañinas, como las que han ahogado al Lago Erie en los últimos años. Y el Noroeste experimentará un aumento en la demanda de electricidad, principalmente para enfriamiento, y deberá soportar más inundaciones severas.

Unos cuantos lugares podrían disfrutar de pequeñas ganancias económicas en ciertos sectores. Los resultados sugieren, por ejemplo, que algunas partes del oeste, entre las montañas, pueden obtener un aumento en el suministro de agua.

Pero California no tendrá tanta suerte. Los residentes ya se han familiarizado con algunos de los impactos del clima que se harán más comunes en el estado, como incendios forestales e inundaciones.

El estudio sugiere que el cambio climático también traerá más mosquitos que transmiten el virus del Nilo Occidental. Aumentará las temperaturas de los arroyos y lagos, reduciendo los niveles de oxígeno y dañando la calidad del agua. Los flujos de ríos pesados ​​pondrán en peligro muchos puentes, y el calor intenso hará que las líneas de ferrocarril se doblen.

El informe también hace uno de los primeros intentos de estudiar las conexiones entre varios impactos climáticos. Por ejemplo, los autores señalan que los costos de energía aumentarán dramáticamente en lugares donde la mayor demanda de la misma coincide con un suministro de agua reducido, porque muchas centrales eléctricas requieren agua para enfriarse.

Sin embargo, los investigadores señalan que el alto costo de los impactos climáticos pueden ser recalculados, si el país se beneficia de las reducciones de las emisiones de gases de efecto invernadero. Mantener el calentamiento cercano a 2 grados evitaría decenas de miles de millones de dólares en pérdida de productividad laboral, mortalidad por temperatura extrema y costos de energía.

Los investigadores calcularon que en todos los sectores, los ahorros ascienden de $250 a $600 por persona al año a finales de siglo.

"Realmente se puede ahorrar mucho dinero a la economía de Estados Unidos", dijo Ekwurzel.

En algunos casos, reducir las emisiones no será suficiente para evitar impactos. Por ejemplo, las zonas costeras experimentarán un aumento del nivel del mar en las próximas décadas, incluso si el mundo actúa con rapidez.

Así que los investigadores consideraron que si hay una adaptación a un mundo más cálido se podrían reducir los daños económicos.

Encontraron que medidas como elevar edificios y construir muros en el mar podrían disminuir significativamente el daño a las propiedades costeras. El mantenimiento de carreteras y ferrocarriles, preferiblemente antes de que se deterioren, también podría compensar muchos de los costos de los impactos climáticos.

Sin embargo, en general, los expertos dijeron que el estudio probablemente subestima el verdadero costo del cambio climático.

"Hay grandes incertidumbres, pero en general, las incertidumbres siempre se equivocan en que el grado de daño por lo regular es mayor", dijo Frances Moore, economista del cambio climático de la Universidad de California en Davis que no participó en el estudio.

Eso es porque ningún estudio puede incluir todos los sectores de la economía y algunos impactos son difíciles de cuantificar -como el potencial del calentamiento global para alimentar conflictos violentos y estimular la migración- pero lo más probable es que aumenten los daños.

Aun así, Hsiang dijo que la nueva investigación sienta las bases para una conversación significativa sobre los riesgos de dejar que continúe el cambio climático.

"El clima puede ser uno de los activos económicos más grandes de esta nación", dijo. "Deberíamos manejarlo con la seriedad y claridad de pensamiento que aplicaríamos para administrar cualquier activo que genere billones de dólares en valor".

 
Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°