Trump terminó la política de separación de familias. ¿Qué es lo que sigue?

Trump terminó la política de separación de familias. ¿Qué es lo que sigue?

El presidente Trump firmó una orden ejecutiva que pone fin a la práctica de su administración de separar a las familias inmigrantes, pero muchos asuntos relacionados con este problema siguen en el aire. Entre las preguntas clave que están pendientes se encuentran: ¿Qué le sucederá a más de 2,300 niños que aún están bajo custodia y lejos de sus padres?

Aquí hay una guía de preguntas clave:

¿La orden ejecutiva del presidente Trump significa que todas las familias de inmigrantes que lleguen a la frontera ya no serán separadas?

No exactamente. Si bien, la orden dice que "la política de esta administración es mantener la unidad familiar", también afirma que la administración Trump planea hacerlo "deteniendo a las familias juntas cuando sea apropiado y consistente con la ley y los recursos disponibles".

La orden también instruye al secretario de Seguridad Nacional a que aloje a las familias y las mantenga unidas "en la medida permitida por la ley y sujeto a la disponibilidad de asignaciones". Eso deja la posibilidad de que los funcionarios de inmigración aún puedan separar a las familias debido a limitaciones de espacio en los centros de procesamiento de la Patrulla Fronteriza, y en los centros de detención familiar de Inmigración y Aduanas donde permanecen más tiempo.

Los funcionarios de la Patrulla Fronteriza se han reservado el derecho de separar a las familias cuando temen que los adultos puedan representar un peligro para los niños, y la orden enfatizó que sigue siendo así.

"Como se especifica en el documento, las familias no serán detenidas juntas cuando hacerlo represente un riesgo para el bienestar del niño", dijeron funcionarios de la Patrulla Fronteriza en un comunicado, agregando que "las unidades familiares pueden estar separadas debido a cuestiones humanitarias, de salud y seguridad o historial criminal".

¿Los inmigrantes seguirán siendo acusados en un tribunal penal federal?

Sí. La orden de Trump dejó en claro que la política de tolerancia cero del fiscal Jeff Sessions, que los funcionarios también denominan "100% de procesamientos", sigue vigente.

Bajo esa política puesta en marcha a través de un programa piloto en 2017, en secciones de la frontera de EE.UU.-México y ampliada en abril a toda la frontera, los inmigrantes que cruzan ilegalmente a EE.UU. son acusados ante un tribunal penal federal antes de que sus casos lleguen a la corte administrativa de inmigración.

Aquellos que cruzan por primera vez, son acusados de un delito menor; y las personas que cruzan por segunda vez, son acusados de un delito grave que conlleva una posible sentencia de dos años de prisión.

Los cargos facilitan la deportación de personas debido a sus antecedentes penales, y la posible sentencia tiene el propósito de servir como elemento de disuasión para otros inmigrantes.

"La Patrulla Fronteriza continuará refiriendo a los fiscales a aquellos que cruzan la frontera ilegalmente", dijo el comunicado de la agencia.
Algunos padres vieron sus cargos eliminados el pasado 20 de junio, pero no estaba claro si fue debido a un golpe de suerte o un cambio de política.

En McAllen, Texas, 17 padres que comparecieron enfrentando una sentencia por un delito menor, se les retiraron los cargos por entrada ilegal, de acuerdo con un defensor público federal y abogado del Proyecto de Derechos Civiles de Texas.

Portavoces del Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Justicia dijeron que la "tolerancia cero" todavía estaba vigente. Katie Shepherd, abogada defensora de la Campaña de Justicia de Inmigración, dijo que ese parecía ser el caso. "Tenemos entendido que los procesamientos continuarán", dijo. "Eso no significará que las familias sigan siendo separadas".

¿Cuál ha sido el efecto de la política de "tolerancia cero"?

La política ha inundado los tribunales federales de la frontera y ha abrumado a los defensores públicos federales, particularmente en el Valle del Río Grande, en el sur de Texas, donde se cruzan la mayoría de los inmigrantes. En el distrito sur de Texas, el número de casos se ha duplicado desde hace dos meses.

Los enjuiciamientos penales federales de migrantes aumentaron un 30% en todo el país de marzo a abril, según una base de datos de la Universidad de Syracuse. Las cifras mostraron que alrededor del 60% de los juicios en abril fueron por violaciones a la ley de inmigración. 

¿Cómo procesan a los niños no acompañados?

Por ley, los niños deben ser entregados dentro de las siguientes 72 horas al Departamento de Salud y Servicios Humanos, que los transfiere a un grupo de 100 refugios en 17 estados. Luego, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del departamento intenta ubicar a los niños con parientes u otros patrocinadores, a veces en casas de crianza. Los que ya están separados continuarán siendo procesados, dijeron las autoridades.

¿Qué pasa con los 2,300 niños que ya están separados de sus padres?

"Para aquellos niños que aún están bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza, los estamos reuniendo con sus padres o tutores legales que regresaron al resguardo de la Patrulla Fronteriza luego de su juicio", dijo la agencia. Ellos permanecerán separados por el momento.

"Todavía es muy pronto y estamos a la espera de mayor orientación sobre el asunto. Nuestro enfoque es continuar brindando servicios y atención de calidad a los menores en las instalaciones financiadas por el HHS / ORR y reunir a los menores con un pariente o patrocinador apropiado como lo hemos hecho desde que HHS heredó el programa ", dijo el vocero Brian Marriott. Agregó que la unificación de las familias sigue siendo "el objetivo final". Sin embargo, cómo lo haremos… no está claro.

Los abogados que representan a niños inmigrantes detenidos emitieron una declaración el jueves condenando la falta de un plan para reunificar a las familias. Los abogados notaron que muchos de los padres de los niños ya han sido deportados, lo que dificulta la reunificación. También buscarán una orden judicial para bloquear la deportación de los padres hasta que se reúnan con sus hijos.

"Este episodio completo ha sido un desastre para el bienestar y la seguridad de miles de niños inocentes y debe finalizar de inmediato con medidas correctivas para deshacer el daño extremo causado por la separación masiva de niños pequeños de sus padres", dice la declaración.

¿Las familias serán detenidas juntas? ¿ A dónde las llevarán? ¿Hay suficiente espacio?

Hay tres centros de detención familiar en todo el país, dos en el sur de Texas, y otro en Berks, Pa. Las instalaciones de Berks, diseñadas para recibir a hombres con niños, solo pueden albergar a unas 100 personas, dijeron activistas.

Las instalaciones de Texas pueden albergar a varios miles de inmigrantes. Los funcionarios de ICE no dicen cuántas camas tienen en los centros de detención familiar, pero su capacidad sumaba 3,326 en un informe de abril de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental. Hasta el 21de junio había 589 personas detenidas en Karnes, 1,978 en Dilley y 56 en Berks.

Katy Murdza, coordinadora del Proyecto Dilley Pro Bono, señaló que recibir a familias puede ser difícil, ya que ICE alberga a hombres y mujeres por separado, así como a niños de ciertas edades. Este 2018, esa agencia ha detenido a más mujeres embarazadas y con niños pequeños que en el pasado.

El jueves, las autoridades anunciaron que el ejército se estaba preparando para albergar hasta 20,000 niños migrantes en bases militares, pero que en su mayoría serán jóvenes que llegaron a la frontera sin la compañía de adultos.

¿Ha disminuido la política de "tolerancia cero" el flujo de familias a EE.UU.?

Aparentemente no, aunque todavía es temprano para determinar una tendencia. Hasta mayo, 59,113 miembros de familias han cruzado la frontera a un ritmo que excede el año pasado (2017) porque la oleada de inmigrantes generalmente ocurre durante el verano.

Los defensores de los inmigrantes cuestionan cómo el gobierno podrá acomodar a tantas familias.

"No van a poder poner a todos en detención familiar", dijo Murdza. "Tendrían que construir nuevos centros o convertir los otros sitios ya existentes".

Los centros Dilley y Karnes se abrieron en 2014, luego de que una oleada de familias centroamericanas y jóvenes no acompañados en la frontera llevaron al gobierno de Obama a ampliar la detención familiar, construir instalaciones temporales para jóvenes en bases militares y acelerar las deportaciones en los tribunales de inmigración.

"En Dilley, hay un tribunal de inmigración que funciona en un tráiler, pero a los adultos y niños no se les proporcionan defensores públicos, confiando en cambio, en Murdza y abogados voluntarios.

"No pueden estar juzgando aceleradamente a la gente solo para deportarlos, sin darles tiempo para hablar con un abogado", dijo Murdza. "La gente debe poder defender su caso".

¿Cuánto tiempo pueden ser detenidas las familias?

Bajo el acuerdo judicial de 1997, los adolescentes no pueden ser retenidos por más de 20 días, y deben mantenerse en un ambiente "menos restrictivo". Trump aludió al fallo, conocido como el acuerdo Flores, en su orden ejecutiva.

La orden de Trump también instruye al Departamento de Justicia a presentar una solicitud ante la Corte Federal en Los Ángeles que decidió el caso Flores, lo cual hicieron el jueves, para eliminar el límite de 20 días, los requisitos de licencia estatal para los albergues y otras restricciones que podrían frenar la expansión de la detención familiar.

La orden de Trump también instruyó a Sessions a "priorizar la adjudicación de casos que involucran a familias detenidas", lo que significa que pueden ser manejados más rápidamente.

Los abogados que representan a jóvenes inmigrantes bajo el acuerdo Flores señalaron que "ha sido cumplido por todas las administraciones durante más de 20 años" y que requiere "el trato humano de los niños detenidos y su pronta liberación, a menos que sean un riesgo de fuga, un peligro para ellos mismos o para otros, o un padre con el que están detenidos no quiere que su hijo sea liberado sin que también él sea liberado".

¿Cómo surgió el acuerdo de Flores?

El límite fue establecido por un juez en 2016, después de que los padres inmigrantes -algunos de los cuales estuvieron detenidos durante años- llevaran a cabo huelgas y presentaran desafíos legales.

Si bien algunas familias todavía son retenidas por más de 20 días, tal vez debido a la dificultad para encontrar un intérprete, la mayoría se mantienen un poco menos de 20 días, dijo Murdza. Pero dijo que la orden ejecutiva "podría significar un regreso a una situación similar a la de Artesia en 2014, con personas detenidas por largos períodos, un retraso en el que los niños necesitan cuidados, están deprimidos, mojan la cama, no comen". La gente se desespera tanto que solo quiere salir de allí”.

¿La orden ejecutiva se dirigió a las familias que buscan asilo y que intentan ingresar a Estados Unidos en los puentes fronterizos?

No directamente. La orden señaló que "según nuestras leyes, la única forma legal para que un extranjero ingrese a este país es en un puerto de entrada designado en un momento apropiado".

En las últimas semanas, decenas de familias que intentan ingresar para pedir asilo han acampado en los puentes fronterizos. Los funcionarios de inmigración les dijeron a muchos que no podían ingresar al país debido a restricciones de espacio en las áreas donde se procesarían.

Los defensores condenaron esa práctica e insistieron en que es ilegal rechazar a los solicitantes de asilo. Más recientemente, las autoridades mexicanas han comenzado a evaluar a quienes ingresan a los puentes, impidiendo su ingreso.

¿Hay migrantes que cruzan la frontera ilegalmente con niños que son liberados?

Sí. El Grupo de Derechos Civiles de Texas dijo que los cargos menores contra 17 inmigrantes adultos fueron retirados inesperadamente. Ellos debieron haber sido sentenciados en el tribunal de McAllen y no está claro por qué se retiraron los cargos.

También el jueves, un grupo de clérigos dirigido por el reverendo Al Sharpton visitó a familias inmigrantes que habían sido liberadas. El clero los conoció en un albergue de Catholic Charities en McAllen, Texas.

El miércoles, más de 50 miembros de la familia se reunieron en el centro para comer una sopa caliente, cambiarse de ropa y dejar que sus hijos jugaran. Pronto abordarían los autobuses a diferentes destinos en todo el país.

La hermana Norma Pimentel, que dirige el refugio, calificó la orden de Trump de "un paso en la dirección correcta". "La política de tolerancia cero no es útil", dijo, y "parece que volveremos a la detención [familiar] completa nuevamente".

Pimentel dijo que las familias también sufren bajo custodia y que los centros de detención familiar están llenos. "Avancemos con algo que sea verdaderamente una respuesta humana a la inmigración", dijo.

La mayoría de los padres en el centro eran centroamericanos, con niños menores de 5 años. El jefe de la patrulla fronteriza de Río Grande, Manuel Padilla, dijo que los agentes no separaban a las familias con niños menores de 5 años.

Las familias liberadas el miércoles 20 de junio tenían monitores de tobillo y órdenes de comparecer ante el tribunal de inmigración. Entre ellos estaba Alex Meraz, un soldador de Honduras con Jeremy, su hijo de 2 años. Meraz, de 28 años, dijo que desconocía la política de tolerancia cero y las separaciones familiares cuando dejó a su esposa e hija de 5 años a inicios de junio. Era la primera vez que cruzaba la frontera ilegalmente, pero no fue acusado en una corte federal o enviado a detención familiar. Él no sabía por qué.

En el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en McAllen, Meraz y su hijo fueron retenidos en una celda con otros hombres y niños, y pudieron ver a mujeres y niños en las celdas cercanas.

Después de tres días, Meraz se dirigía a Boston para reunirse con un amigo que había prometido ayudarlo a encontrar trabajo. Pero dijo que no puede olvidar ver a familias desgarradas. "Vi a una mujer [hondureña] llorando porque dijo que estaba separada de su hija de 5 años... Tener aparte a padres e hijos es horrible¨.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°