El gobierno de Trump parece retroceder en la política de "tolerancia cero"

La administración Trump parece alejarse significativamente de su política migratoria de "tolerancia cero", luego de acudir el 10 de julio a un proceso de reunificación de familias para cumplir una orden judicial, y aseguró que se liberará a las familias y que se les colocará un monitor en el tobillo, en lugar de detener indefinidamente a los padres y niños migrantes.

Los funcionarios de la administración dijeron que solo 34 de 102 niños menores de 5 años podrían ser reunidos con sus padres dentro del plazo establecido por un juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos en San Diego. En una presentación conjunta a media mañana, los abogados de la ACLU y el Departamento de Justicia dijeron que solo cuatro familias se habían reunido hasta el momento.

Las reunificaciones se llevaban a cabo cerca de los refugios donde los niños estaban detenidos, según el Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, que no proporcionó más detalles. Las autoridades dijeron que se esperaba que las reunificaciones continuaran a lo largo del día.

"Los padres con hijos menores de 5 años se reúnen con sus hijos y luego son liberados y se inscriben en un programa de detención alternativo, lo que significa que se les colocará un brazalete de tobillo y serán liberados", dijo Matthew Albence, director ejecutivo asociado de operaciones de ejecución y deportación de ICE.

La abrupta reversión en la política de detención de la administración vino inmediatamente después de que un juez federal en Los Ángeles rechazara el intento del Departamento de Justicia de mantener a las familias inmigrantes bajo custodia indefinidamente.

La juez de distrito estadounidense Dolly M. Gee negó una solicitud de los abogados de la administración para modificar un acuerdo legal de larga data que establece requisitos estrictos sobre cómo se detiene a los menores inmigrantes, lo que supone un duro golpe para los planes de las autoridades federales.

El brazalete de tobillo "es una herramienta que utilizamos para fomentar el cumplimiento" y asegura que los padres se presenten para sus audiencias, dijo Albence.

Los abogados del gobierno habían argumentado previamente que liberar a aquellos que fueron atrapados cruzando la frontera ilegalmente mientras estaban pendientes sus casos de inmigración, alienta a otros a intentar hacer lo mismo.

Albence dijo que el brazalete de tobillo sería el método utilizado "en general", pero enfatizó que las autoridades manejarían a cada familia, caso por caso.

El magistrado Dana Sabraw, de San Diego (California), determinó a finales de junio que los niños menores de cinco años debían volver con sus padres antes del martes 10 de julio y estableció que el resto (de 5 años en adelante) debe reunirse con sus familiares antes del próximo día 26 de julio.

No entregarán a todos

De los 102 menores de 5 años detenidos fuera de las familias, 14 no reúnen los requisitos de reunificación porque los padres tenían antecedentes penales graves, y se determinó que no estaban relacionados con el presunto padre luego de la aplicación de pruebas de ADN. En un caso tenían pruebas fehacientes de abuso infantil, según Chris Meekins, un alto funcionario del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Otros dieciséis adultos habían aprobado sus antecedentes penales y esperaban la verificación de su parentesco, según los oficiales. Otros veinte adultos reunían los requisitos para la reunificación pero no pudieron reunirse antes del 10 de julio, debido a "impedimentos logísticos legítimos". Doce de esos 20 fueron expulsados de EE.UU. y ocho fueron liberados dentro del territorio nacional mientras esperaban una nueva evaluación de su caso.

Un grupo de defensa de los inmigrantes, con sede en Texas, dijo que había ofrecido emitir hasta $ 20 millones en bonos para acelerar la liberación de niños separados de sus padres.

El Centro de Refugiados e Inmigrantes para Servicios Educativos y Legales dijo que la suma fue donada por más de 1 millón de personas en todo el mundo y que financiaría hasta 2,500 casos, al costo habitual de $ 5 a $ 10,000 por caso, según el grupo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°