Anuncio
Share
LA Times Español

Trump dijo a las congresistas demócratas: ‘Váyanse’ al lugar de donde vinieron. Pero todas son americanas

insultos

El presidente Trump en una Cumbre presidencial de medios sociales en la sala este de la Casa Blanca el jueves. (Alex Wong / Getty Images)

(Getty Images)

Regresa al lugar de donde viniste. Es un comentario insultante que a veces se hace a los recién llegados a Estados Unidos, a los ciudadanos estadounidenses nacidos en el extranjero o a los nacidos en el país pero pertenecientes a una minoría étnica. Normalmente se considera un insulto racista.

El domingo, el presidente Trump atacó a las congresistas demócratas “‘progresistas’, originarias de países cuyos gobiernos son una completa y total catástrofe”.

“Por qué no se regresan y ayudan a arreglar los lugares totalmente rotos e infestados de crímenes de donde vinieron”, agregó en una serie de tweets.

No nombró a las legisladoras, pero en los últimos días ha desacreditado a varias demócratas que están en el primer año de su mandato en la Cámara - la representante Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York, la representante Rashida Tlaib de Michigan, la representante Ayanna Pressley de Massachusetts y la representante Ilhan Omar de Minnesota.

Anuncio

Las cuatro son mujeres de color; todas menos una han nacido en Estados Unidos. Al igual que Trump, Ocasio-Cortez es nativa de Nueva York; Pressley, que es negra, nació en Cincinnati y se crio en Chicago; Tlaib nació en Detroit de padres palestinos. Omar, una refugiada de Somalia, se naturalizó en 2000.

Los tweets de Trump destacaron una brecha política entre “el equipo” y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de San Francisco, cuando sugirió que estaba tratando de ayudar a la poderosa líder de 79 años de edad, con la que a menudo se ha peleado.

“Estoy seguro de que Nancy Pelosi estaría muy contenta de preparar rápidamente los arreglos de viaje gratis” para esas demócratas, tuiteó, sarcásticamente, antes de salir por segundo día consecutivo al campo de golf.

Más tarde, Trump disparó otro proyectil en línea, twitteando por la noche: “Es triste ver a las demócratas en cuestión defendiendo a gente que habla tan mal de nuestro país... Cuando se enfrentan, califican a sus adversarios, incluyendo a Nancy Pelosi, de ‘RACISTAS’”.

Anuncio

Pelosi respondió rápidamente a los tweets iniciales, diciendo que rechaza los “comentarios xenófobos de Trump destinados a dividir nuestra nación”. En lugar de atacar a los miembros del Congreso, debería trabajar con nosotros para lograr una política de inmigración humana que refleje los valores estadounidenses”.

Varios de los presuntos objetivos de Trump también respondieron al Twitter, junto con muchos otros que contaron historias personales de haber sido ridiculizados con comentarios similares a los que hizo el presidente.

"¿Quieres una respuesta al fracaso del presidente? Él es la crisis. Su peligrosa ideología es la crisis. Necesita ser procesado”, dijo Tlaib en Twitter.

Omar dijo que como miembros del Congreso, “el único país al que juramos es Estados Unidos” y llamó a Trump “el peor, más corrupto e inepto presidente que jamás hayamos visto”.

La polémica estalló al tiempo que elementos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas iniciaron operaciones en varias ciudades para encontrar y deportar a los migrantes que tienen orden de expulsión en los tribunales de inmigración.

Aunque la administración había advertido de redadas masivas, el alcance de las redadas no sido claro. Trump afirmó el mes pasado que “millones” serían deportados, pero los funcionarios de ICE dijeron que su objetivo eran unas 2.000 personas.

Kellyanne Conway, ayudante de la Casa Blanca, pareció restar importancia a los arrestos del domingo.

“ICE hace esto todos los días”, dijo en “Fox News Sunday”. “Se llaman acciones de aplicación de la ley”.

Anuncio

Los republicanos guardaban silencio sobre los tweets de Trump. Una excepción fue el ex gobernador de Massachusetts Bill Weld, un aspirante a la presidencia, quien dijo que el comentario era “no sólo vergonzoso, sino repugnante”.

Varios funcionarios de la administración se negaron a discutir los tweets del presidente.

Ken Cuccinelli, director interino de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, dijo en “This Week” de la cadena ABC que no sabía a quién se refería Trump.

Mark Morgan, comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, también se negó a explicar los comentarios de Trump.

“Vas a tener que preguntarle al presidente qué quiso decir con esos tweets tan específicos”, dijo.

Los demócratas se pusieron en fila para expresar su indignación. Al escribir en Twitter, el representante Joaquín Castro (demócrata de Texas) le dijo al presidente: “Son estadounidenses. Eres un intolerante”.

El representante Ben Ray Lujan (D-N.M.), el latino de mayor rango en el Congreso, también denunció lo que él llamó un “tweet racista”. Y añadió: “Decirle a la gente que vuelva al lugar de donde vino...”. Son ciudadanos estadounidenses, elegidos por los votantes” para servir en el Congreso.

Varios demócratas describieron las burlas de Trump, días después de que sufriera una vergonzosa derrota en sus intentos de añadir una pregunta de ciudadanía en el censo de Estados Unidos, como un esfuerzo por agitar su base política a medida que la campaña de 2020 comienza a calentarse.

Anuncio

“Dijo que haría a Estados Unidos grande de nuevo - lo que está tratando de hacer es motivar a que Estados Unidos odie de nuevo”, dijo el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio.

Trump y sus aliados republicanos han tratado de sacar provecho de las luchas internas demócratas por asuntos raciales que incluyen el transporte escolar y la detención de inmigrantes.

Ocasio-Cortez y las otras tres congresistas criticaron públicamente un proyecto de ley de fondos de emergencia aprobado por la Cámara, diciendo que no hacía lo suficiente para proteger a los detenidos, en particular a los niños.

Los líderes demócratas, incluida Pelosi, les han instado a que se abstengan de ventilar públicamente los desacuerdos políticos dentro del caucus.

Algunos demócratas a su vez sugirieron que Pelosi podría estar fuera de contacto con votantes que admiran y se relacionan con figuras como Ocasio-Cortez, quien a los 29 años se convirtió en la mujer más joven jamás elegida al Congreso.

Al senador Bernie Sanders (I-Vt.), otro candidato presidencial, se le preguntó en “Meet the Press” de la NBC si pensaba que Pelosi estaba “siendo demasiado dura” con el grupo.

“Un poco”, dijo Sanders. “No se puede ignorar a los jóvenes de este país, apasionados por la justicia económica, racial, social y ambiental. Tienes que atraerlos, no alejarlos”.

 

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio