Anuncio
Share
LA Times Español

Sí, “Kimono” de Kim Kardashian es apropiación cultural, pero ella no ha sido la única en intentar adjudicársela

Kardashian

Kim Kardashian West en 2015. 

 

(Lionel Cironneau )

Una palabra japonesa que significa “una cosa para vestir”, “kimono” se refiere comúnmente a las prendas tradicionales japonesas que han existido durante cientos de años. Furisodio, iromuji, mofuku y yukata son sólo algunos de los diferentes tipos de kimonos que todavía se usan para diferentes ocasiones.

No se trata de una palabra asociada con la ropa interior, pero Kim Kardashian West está tratando de cambiar eso. El martes, menos de un mes después del último día del Mes de la Herencia Asiática y de las Islas del Pacífico, la estrella de reality y magnate de la belleza lanzó Kimono Solutionwear, su línea de fajas que incluye una amplia gama de formas corporales, tallas y tonos de piel.

Y ha presentado la documentación para registrar “Kimono” (así como “Kimono Body”, “Kimono Intimates” y “Kimono World”). Porque ¿qué es un nuevo proyecto empresarial sin proteger tu marca?

Pero la apropiación por parte de Kardashian West de la palabra “kimono” para una línea de productos que no tienen nada que ver con los kimonos es problemática porque elimina completamente la palabra de cualquier contexto cultural o histórico. Su decisión de marketing ignora y borra tanto la tradición japonesa como las experiencias japonés-estadounidenses muy específicas.

Anuncio

Muchos se apresuraron a señalar que esto es sólo lo último en el historial de Kardashian West de ser culturalmente insensible. Anteriormente la habían criticado por llevar trenzas Fulani (más de una vez) y un maang tikka (un tocado indio). También ha sido acusada de llevar la cara pintada de negro en anuncios para su línea de belleza.

Miembros de la familia Kardashian de alto perfil (incluyendo a Kendall y Kylie Jenner) también han sido acusadas de sacar provecho de la cultura negra, por lo que parece que Kim está cambiando un poco la situación al buscar inspiración en la cultura asiática.

El intento de Kardashian West de asociar el “kimono” con ella y su marca es sólo un nuevo golpe bajo en la forma en que las personas de ascendencia japonesa ven cómo se les arrebata su cultura e identidad.

En Japón, aunque algunas personas todavía usan kimonos de uso diario, el atuendo tradicional es más a menudo algo que se usa para ocasiones especiales. Diferentes tipos de kimonos son apropiados para diferentes eventos, incluyendo varias ceremonias, celebraciones, festivales y otros hitos en la vida.

Anuncio

Muchos estadounidenses de origen japonés también asocian el kimono con ocasiones especiales. A menudo, los kimonos son algo más que un atuendo ceremonial; son piezas de la historia de una familia y una conexión con su herencia. Algunos kimonos son reliquias familiares, heredadas de madre a hija, y forman parte de su identidad.

Es importante recordar que muchos estadounidenses japoneses fueron despojados de esta conexión con su herencia y cultura cuando 120.000 personas de ascendencia japonesa, la mayoría de ellos ciudadanos estadounidenses, fueron sacados de sus hogares para ser encerrados en campos de internamiento durante la Segunda Guerra Mundial.

Estas familias fueron vistas como “el enemigo” sólo por ser de ascendencia japonesa: Por poseer kimonos y otros artículos culturales, por hablar japonés dentro de su comunidad y por tener éxito a pesar de las leyes que prohibían la inmigración japonesa y negaban a los inmigrantes japoneses la ciudadanía estadounidense y la posesión de tierras.

Estos estadounidenses de origen japonés se vieron obligados a elegir entre objetos esenciales de todos los días y los artículos que eran importantes para su familia cuando empacaban las posesiones que podían llevar a estos campos para su encarcelamiento indefinido. Algunos se llevaron sus kimonos, pero otros que los dejaron atrás los perdieron debido al saqueo y vandalismo mientras estaban encerrados.

Además de la pérdida real de la propiedad, estos estadounidenses japoneses fueron sometidos a actitudes y programas racistas destinados a despojarlos de su identidad cultural para fomentar la “americanización” (aunque algunas tradiciones perduraron). El internamiento fue un trauma colectivo que sigue teniendo repercusiones, con muchos críticos que sostienen que nunca debe repetirse.

Kimono

Mujeres japonesas vestidas con kimonos para la ceremonia del Día de la Mayoría de Edad. 

(Kiyoshi Ota / EPA)

Así que, sí, es problemático que alguien haya decidido pasar por alto la complicada historia estadounidense en torno a la gente de ascendencia japonesa y la cultura japonesa con el fin de crear una marca en torno a una palabra que ya está cargada de significado.

Por supuesto, Kardashian West no es la primera persona en hacer mal uso de la palabra “kimono” o fallar cuando se trata de la cultura asiática.

Anuncio

El mundo de la moda ha luchado durante mucho tiempo con la línea entre la apropiación cultural y la apreciación. Para los asiáticos y los estadounidenses de origen asiático, esto ha significado que todo, desde el uso de la “cara amarilla” hasta artículos con significado cultural, se haya convertido en el accesorio imprescindible para la temporada de festivales de música.

Muchas marcas utilizan la palabra “kimono” para vender ropa fluida y robusta que no se asemeja a ningún kimono tradicional. La palabra a menudo se utiliza como abreviatura para indicar que una prenda está supuestamente inspirada en la ropa japonesa, pero se parece más a una caricatura que a una representación auténtica.

(Hollywood es igualmente culpable de sus propias ofensas con respecto a la representación asiática y asiático-estadounidense).

Pero la línea “Kimono” de Kardashian West va un paso más allá al disociar completamente la palabra de cualquier cosa que se aproxime a sus raíces japonesas. Y eso es un problema.

 

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio