Anuncio
Share
LA Times Español

Pastillas para dormir: riesgo de accidentes automovilísticos, heridas de bala y hasta amnesia

pastillas

La FDA ahora exige que las pastillas para dormir que se recetan con mayor frecuencia lleven un aviso de que estos medicamentos pueden ser mucho más peligrosos de lo que las personas creen. (Getty Images)

(Getty Images)

Millones de estadounidenses toman millones de pastillas para dormir cada año, un signo, dicen muchos expertos, de que los seres humanos no fueron diseñados para vivir en un mundo de estimulación constante.

Mientras tanto, todas esas píldoras altamente adictivas tienen efectos secundarios potencialmente graves. Así que esta semana la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) emitió una advertencia.

“Han ocurrido lesiones poco comunes, pero graves, con ciertos medicamentos recetados para el insomnio”, dijo la agencia, “incluso cuando las personas están sonámbulas, duermen mientras conducen y se involucran en otras actividades mientras no están completamente despiertos”.

La FDA ahora exige que las pastillas para dormir que se recetan con mayor frecuencia lleven un aviso advirtiendo que estos medicamentos pueden ser más peligrosos de lo que las personas creen. Se señaló a Ambien, Lunesta y Sonata entre los que causan más preocupación.

Anuncio

¿Qué tan serio es el problema? Investigadores gubernamentales descubrieron en los últimos 26 años, 66 casos de “conductas complejas de sueño que ocurren con estos medicamentos que provocaron lesiones graves, incluida la muerte”, dijo la agencia.

“Estos casos incluyeron sobredosis accidentales, caídas, quemaduras, casi ahogamiento, exposición a temperaturas extremadamente frías que causan pérdida de la extremidad, envenenamiento por monóxido de carbono, ahogamiento, hipotermia, colisiones de vehículos de motor con el paciente al conducir y autolesiones tales como heridas de bala y aparentes intentos de suicidio”, decía.

“Los pacientes, por lo general, no recordaban estos eventos”.

Nos estamos convirtiendo en una nación de ‘Jason Bourne’s’ (eludiendo al famoso personaje de películas), pero sin todas las cosas geniales.

Anuncio

Todo porque no podemos tener los ojos cerrados.

Jerome Siegel, un investigador del sueño en la UCLA, me dijo que no hay duda de que estamos exagerando con el uso de productos químicos potentes para convertirnos en personas en estado de estupor.

“Hay situaciones en las que el uso, a corto plazo, de pastillas para dormir puede ser útil”, dijo, “pero incluso eso es discutible. Si me preguntas, nadie debería tomar pastillas para dormir”.

Todos los expertos en sueño con los que hablé dijeron casi lo mismo.

“Hay evidencia de que los medicamentos para dormir están recetados en exceso y que no se presta suficiente atención a los efectos secundarios en muchos casos o enfoques alternativos”, dijo Bryce Mander, profesor asistente de psiquiatría y comportamiento humano en la Universidad de California en Irvine.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, hasta 70 millones de estadounidenses “padecen trastornos del sueño o privación”.

Según los CDC, se estima que el 4% de los adultos estadounidenses están tomando medicamentos recetados para ayudarlos a dormir. Eso es 10 millones de personas.

Están gastando aproximadamente $2 mil millones al año, con millones de dólares más destinados a medicamentos de venta libre y suplementos dietéticos como la melatonina.

Anuncio

No hace falta decir que esta es una oportunidad de oro para las compañías farmacéuticas, que han creado campañas de marketing multimillonarias en torno a la idea de que todos merecen un descanso decente.

“El sueño es un gran negocio en Estados Unidos”, dijo Raj Dasgupta, un investigador del sueño de la USC. Los anuncios de televisión de las pastillas para dormir son efectivos, dijo, porque “la gente siempre está buscando un atajo”.

Una portavoz de Pharmaceutical Research and Manufacturers of America, el principal grupo comercial de la industria farmacéutica, declinó hacer comentarios.

El pequeño secreto del negocio de las pastillas para dormir es que las drogas no solucionan nada. Si tiene problemas crónicos de sueño, es probable que estos regresen tan pronto como deje de tomar los medicamentos, y eso, si acaso pueden parar de tomarlos.

“Aunque las personas tratan con éxito el insomnio a corto plazo con pastillas para dormir, muchas se vuelven dependientes de ellas”, dice el Centro de Adicciones a través de su sitio web. “A medida que aumenta la tolerancia, muchos encuentran que necesitan tomar dosis más grandes para obtener el efecto deseado”.

Esas dosis más grandes, a su vez, pueden resultar en síntomas de abstinencia devastadoras cuando intentas dejarlas.

“Para el insomnio agudo o de corto plazo, los medicamentos recetados para dormir tomados durante una semana o dos pueden ser útiles para romper el ciclo del sueño deficiente, pero no deben usarse siempre para dormir”, dijo Clete A. Kushida, neuróloga de la Universidad de Stanford que se especializa en trastornos del sueño.

Además, vea esto: un estudio de 2007 financiado por los Institutos Nacionales de la Salud descubrió que las pastillas para dormir ayudaron a las personas a quedarse dormidas sólo 13 minutos más rápido que los pacientes que tomaron placebos, y aumentaron el tiempo total de sueño en sólo unos 11 minutos.

Anuncio

Un movimiento mucho más inteligente, dicen los expertos, es practicar lo que se llama una buena “higiene del sueño”.

En gran medida, eso simplemente significa usar el sentido común. Limite las siestas durante el día a no más de 30 minutos, haga ejercicio, evite los estimulantes como la cafeína o la nicotina antes de acostarse.

Siegel de UCLA aconsejó tomar control de su patrón de sueño levantándose a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.

Sí, eso puede dejarlo un poco aturdido si se acostó tarde o tuvo problemas para quedarse dormido la noche anterior. Sin embargo, a largo plazo, su cuerpo se ajustará al horario regular y desarrollará un ciclo que ofrece siete u ocho horas de tiempo de inactividad.

He usado esta técnica durante años y me ha ayudado. No siempre, por supuesto, tengo el sueño ligero y sigo sufriendo episodios ocasionales de insomnio.

También cambio mi tableta Kindle a “modo nocturno” cuando leo o reviso el correo electrónico antes de acostarme para minimizar la exposición a la luz brillante, lo que puede alterar los ritmos circadianos. Simplemente deslice el dedo hacia abajo desde la parte superior de la pantalla y toque “tono azul”.

Y lo más importante, no me siento desfallecer si no me llega el sueño, el estrés no ayuda. A veces vuelvo a la sala de estar y leo un poco más, o me pongo unos auriculares y escucho música. Entonces le doy otra oportunidad.

“Tiene que hacer del sueño una prioridad”, dijo Dasgupta de USC, “se necesita trabajo”.

En cuanto a las pastillas para dormir, la FDA dice que debe comunicarse con su médico de inmediato “si no recuerda las actividades que realizó mientras tomaba el medicamento”.

Claro, Matt Damon lo logra en las películas de Bourne.

El resto de nosotros deberíamos pasarlo lo mejor que podamos.

 

 Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio