Otra gran caravana de migrantes se prepara para salir de Honduras en enero

Wendy Fry
Contact ReporterSAN DIEGO UNION-TRIBUNE
Otra caravana de migrantes, de hasta 15 mil personas, se prepara para salir de Honduras el 15 de enero.

Otra caravana de migrantes, con estimaciones de hasta 15 mil personas, se prepara para salir de Honduras el martes 15 de enero, según defensores de los derechos de los migrantes y medios de comunicación en español.

“Dicen que es aún más grande y más fuerte que la última caravana”, dijo Irma Garrido, miembro del grupo de defensa de migrantes Reactiva Tijuana.

Mientras tanto, miles de inmigrantes centroamericanos de una caravana que salieron de Honduras en octubre permanecen varados en la frontera entre México y Estados Unidos y languidecen en los aglomerados refugios de Tijuana mientras esperan un largo proceso para presentar solicitudes de asilo ante los Estados Unidos.

Los coordinadores que ayudaron a dirigir a los migrantes en la caminata de 2000 millas con megáfonos, organizando autobuses y dando consejos en el camino, en su mayoría han desaparecido. Muchos de los migrantes dicen que se sienten abandonados e inseguros a dónde acudir. Algunos están listos para regresar a casa.

Garrido dijo que a esta caravana más grande probablemente se unirán más personas en El Salvador y en Guatemala, pero ella indicó que no planean ir directamente a la frontera entre Tijuana y San Diego, donde los recursos ya se han estirado casi hasta un punto de ruptura.

“Se quedarán en el sur de México en Chiapas y Oaxaca. Su objetivo es solicitar trabajo allí”, dijo.

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador, prometió visas y permisos de trabajo en México para los migrantes centroamericanos. En su discurso de inauguración, prometió proyectos de obras públicas como la plantación de 2 millones de árboles y la construcción del Tren Maya, un ferrocarril de 930 millas. Unirá ciudades en los tres estados de la península de Yucatán, así como en Tabasco y Chiapas.

Se espera que el proyecto de 8 mil millones de dólares cree cientos de miles de empleos en los estados del sur de México.

La semana pasada, México y los Estados Unidos acordaron desarrollar un plan para frenar la migración centroamericana. El plan incluye una inversión de 25 mil millones de dólares de México a sus estados del sur durante los próximos cinco años. Los Estados Unidos contribuirán con 4.8 mil millones de dólares a México y 5.8 mil millones de dólares para el triángulo norte de América Central, compuesto por Guatemala, Honduras y El Salvador. La mayor parte de la financiación de los Estados Unidos se asignará de los programas de ayuda existentes.

El Diario de Chiapas, un periódico para el estado sureño de México, informó que, al igual que la última caravana, las noticias sobre los planes de los grupos de abandonar Honduras, sus números y las rutas que tomarían se están difundiendo principalmente en las redes sociales.

En Facebook, la reacción en Chiapas a las noticias de una segunda caravana no fue del todo favorable.

“Bueno, ahora el gobierno hace algo. Ese trabajo es para los mexicanos que lo necesitan”, dijo Anna Pérez de Palenque, Chiapas, México en Facebook. “Gente oportunista que solo quiere aprovecharse de los mexicanos”.

La caravana que salió de Honduras en octubre, provocando la ira del presidente Donald Trump y captando la atención de los medios internacionales, no fue la primera. Las multitudes de migrantes a menudo viajan juntas en grupos para protegerse de los delincuentes que acechan las rutas.

Pueblo Sin Fronteras ha liderado caravanas de migrantes de América Central por más de 15 años, generalmente atrayendo a las multitudes más grandes justo antes de la Pascua.

La organización y su trabajo eran relativamente desconocidos para la mayoría de los estadounidenses hasta que el presidente comenzó a tuitear acerca de la caravana antes de las elecciones de medio término.

El Diario de Chiapas informó que algunos de los participantes de la nueva caravana planean dirigirse al norte hacia Tijuana e intentar ingresar a los Estados Unidos, pero ese no sería su destino inicial.

En Tijuana, la presencia de migrantes centroamericanos ha provocado protestas e incluso violencia.

La semana pasada, dos personas arrojaron un recipiente de gas lacrimógeno al refugio de El Barretal, según la policía federal mexicana.

El 15 de diciembre, dos adolescentes hondureños fueron brutalmente golpeados, torturados y asesinados por miembros de bajo nivel de la Nueva Generación del Cártel Jalisco, destacando los peligros para los menores no acompañados en la caravana.

Después de la muerte de los adolescentes, el consulado de Honduras emitió una advertencia.

“Reiteramos el llamado a los ciudadanos hondureños a que no arriesguen sus vidas y las de sus familias por los peligros que representa la ruta migratoria, donde los migrantes están expuestos a ser víctimas. De los traficantes”, se lee en el comunicado.

Miles de personas permanecen atrapadas en Tijuana, una ciudad con más de 2000 homicidios este año, dejando a los migrantes centroamericanos casi tan vulnerables como lidiando con la violencia de pandillas que hizo que huyeran de su país.

Fry escribe para el U-T.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
71°