Muere a los 82 años Burt Reynolds, la sagaz estrella de 'Smokey and the Bandit' y 'Deliverance'

Muere a los 82 años Burt Reynolds, la sagaz estrella de 'Smokey and the Bandit' y 'Deliverance'

Burt Reynolds, que reinó como el campeón de la taquilla de Hollywood a finales de la década de 1970 y principios de los 80 en películas como "Smokey and the Bandit" y "The Cannonball Run", e hizo historia dentro de la cultura pop con la primera foto de un desnudo masculino en la revista Cosmopolitan, ha muerto. Tenía 82 años, según confirmó su agente.

Durante cinco años consecutivos (desde 1978 hasta 1982), Reynolds fue la estrella número uno de taquilla, en una época en la que protagonizó películas como "Hooper", "Starting Over", "The End", "Sharky's Machine" y "The Best Little Whorehouse en Texas".

Su carrera de más de 50 años fue bien conocida por sus altas y bajas, como él mismo lo reconoció.

"Mi carrera no es como una gráfica regular y uniforme... La mía parece un ataque al corazón", dijo en una entrevista en 2001 con la publicación The Globe and Mail de Canadá. "Le doy consejos a muchos jóvenes actores porque saben que he pasado por casi todas las minas terrestres que hay en los caminos".

Reynolds estuvo en Hollywood trabajando en televisión y películas durante más de una década antes de lograr un papel en "Deliverance", el drama de 1972, dirigido por John Boorman, sobre cuatro hombres cuyo viaje en canoa durante un fin de semana por un río en regiones remotas de Georgia toma inesperadamente un giro oscuro.

Como el líder del grupo que demuestra ser mortal con un arco de caza, Reynolds ganó notoriedad por su gran actuación en la película, que fue nominada para un Premio de la Academia a la mejor película.

Pero para entonces, como Reynolds le dijo al Times en 1972, había decidido cambiar su imagen en la pantalla "de macho, viril y mezquino" y "tomar el riesgo de ser gracioso ".

Y es el lado encantador y ligero de Reynolds, ampliamente visible para el público durante sus frecuentes apariciones en los programa de entrevistas de la época, que lo convirtió en una superestrella.

El actor de cabello oscuro, robusto y guapo, con su característico bigote y su inconfundible risa contagiosa, protagonizó una serie de películas, incluyendo "White Lightning", "The Longest Yard", "At Long Last Love", "Lucky Lady", "Hustle", "Gator", "Nickelodeon" y "Semi-Tough".

"En la mayoría de sus papeles", observó la revista Playboy en 1979, "retrata a un tipo macho que a menudo no se toma ni a sí mismo ni a la película en serio".

Eso se aplica principalmente a su papel en "Smokey and the Bandit", la comedia de acción de 1977 en la que Reynolds enfrenta al sheriff  Jackie Gleason y mira directamente a la cámara en un punto y sonríe a la audiencia.

Leonard Maltin de "Movie Guide", dice que "Smokey and the Bandit" es "tan sutil como The Three Stooges". Pero el público encontró irresistible la película en donde Reynolds conducía un automóvil de alta velocidad Trans Am-negro durante una persecución, la cual alcanzó un segundo lugar en la taquilla atrás de "Star Wars".

"Me convertí en la estrella de taquilla número uno en el mundo no por las películas sino a pesar de ellas", dijo Reynolds a Playboy en 1979. "Los críticos le dijeron a la gente que serían unos tontos al ver mis películas, pero la gente fue de todos modos".

En cuanto a la atracción de los espectadores, dijo: Creo que es porque tengo la capacidad de hacer feliz a la gente y hacer que digan 'Me gusta'. Me gusta interpretar a este personaje que no está del todo allí, que baja de su camioneta y se quita el estiércol de las botas y que siempre está luchando por su dignidad. Es antisistema, es divertido y es alguien al que hay que alentar, algo así como un héroe.

En los años 70, Reynolds fue una gran estrella que incluso cuando se afeitó el bigote llamó la atención. Quizás su característico vello facial, según reconoció en una entrevista de 1978 con el Washington Post, lo hizo "parecer menos sexy".

Burton Leon Reynolds Jr., que tenía un 25 por ciento de sangre Cherokee por herencia de su padre, nació el 11 de febrero de 1936, en su casa en Lansing, Michigan. Una década más tarde, la familia se mudó a Riviera Beach, Florida, donde Burt Sr., un duro y estricto veterano de la Segunda Guerra Mundial, trabajó primero como contratista general y finalmente se convirtió en jefe de la policía.

"Fui completamente rebelde, siendo el hijo del jefe de Policía", recordó Reynolds en una entrevista de 1992 con el Saturday Evening Post. "Siempre estuve en problemas".

Lo que lo salvó de sí mismo, recordó, fue convertirse en un atleta estrella.

Conocido como un ‘fullback’ en Palm Beach High School, obtuvo una beca para Florida State University. Pero sus sueños de jugar al fútbol profesional terminaron después de que se rasgó el cartílago en una de sus rodillas durante un juego en 1955, y se volvió a lesionar la rodilla en un accidente automovilístico casi fatal ese mismo año.

Después de recuperarse, Reynolds se inscribió en lo que ahora es Palm Beach Community College donde, a instancias de un profesor, realizó una audición para una producción de "Outward Bound" y terminó ganando el Premio de Drama del Estado de Florida de 1956.

Reynolds era un joven actor batallando en Nueva York antes de convertirse en un ‘player’ con contrato en Universal, en 1958.

Tuvo su primer contacto con la fama como coprotagonista con Darren McGavin en "Riverboat", la serie de aventuras de televisión de 1959-61. Pasó a desempeñar el papel recurrente de un herrero mitad indio llamado Quint Asper en "Gunsmoke", de 1962 a 1965, antes de protagonizar dos series breves: los dramas policiales "Hawk" (1966) y "Dan August" ( 1970-71).

A mediados de los 60, Reynolds también había comenzado a interpretar papeles protagónicos en películas como "Navajo Joe", "100 Rifles", "Sam Whiskey", "Shark!", "Impasse" y "Skullduggery", el tipo de películas que generalmente "se muestran en prisiones y aviones porque nadie puede irse", según el mismo Reynolds.

"Es la única estrella de cine que no proviene de un éxito ni de una gran película", dijo su ex novia Sally Field a Variety en 1997, que protagonizó junto a Reynolds la cinta "Smokey and the Bandit" y otras tres películas. "Simplemente vino arrastrándose, agarrándose, golpeando y cavando en su camino", dijo.

Las apariciones de Reynolds en los programas de entrevistas de televisión a principios de los años 70, incluidas numerosas temporadas como presentador invitado en "The Tonight Show", lo convirtieron en una celebridad nacional que entretuvo a los televidentes con su autocrítico sentido del humor.

Sus apariciones en el programa de televisión pagaron inesperadamente grandes dividendos en su carrera.

De hecho, fue después de ver a Reynolds como presentador de "The Tonight Show", que el director Boorman decidió contratarlo en "Deliverance".

Y una aparición en "The Tonight Show" con Helen Gurley Brown, editora de la revista Cosmopolitan, llevó a Brown a pedirle a Reynolds que se convirtiera en el protagonista del primer desnudo masculino de Cosmo.

"¿Por qué?", le preguntó.

"Porque eres el único que podría hacerlo con un brillo en los ojos", le respondió.

Un evento importante dentro de la cultura pop, la página central publicada en abril de 1972, muestra un Reynolds sonriente con un cigarro apretado entre los dientes mientras yacía sobre una alfombra de piel de oso con un brazo extendido discretamente colocado entre sus muslos.

El número de la revista que mostraba a Reynolds fue un éxito de ventas.

La convergencia de sus apariciones en el programa de entrevistas, la página central de Cosmo, "Deliverance" y un romance de alto perfil con la cantante Dinah Shore, que era 20 años mayor que él, pusieron a Reynolds en el mapa del mundo del espectáculo con un alto relieve.

Uno de los inconvenientes fue ser arrastrado por los rumores sobre la muerte por una sobredosis de drogas de David Whiting, manager de la coestrella Sarah Miles, durante el rodaje del western de 1973 "The Man Who Loves Cat Dancing", en Arizona.

Y mientras más tarde lidiaba con el dolor y otros efectos de tener la mandíbula destrozada accidentalmente durante una escena de lucha mientras hacía "City Heat", una comedia con Clint Eastwood en 1984, su pérdida de peso drástica provocó rumores de que tenía SIDA. En lo que describió como dos años de su "propio infierno privado", también tuvo que superar una adicción al medicamento Halcion.

Para entonces, la carrera de alto vuelo de Reynolds estaba en una fase descendente gracias a una serie de decepciones de taquilla.

Durante el apogeo de su carrera en 1979, Reynolds abrió el Burt Reynolds Dinner Theatre en Jupiter, Florida, donde se presentaron actores como Martin Sheen, Carol Burnett y Julie Harris. También lanzó el Burt Reynolds Institute for Theatre Training.

Mientras continuaba haciendo películas a fines de la década de 1980, Reynolds volvió a la televisión, interpretando a un detective privado de Florida en "B.L. Stryker", que se transmitió desde 1989 hasta 1990 como parte de la rotación de "ABC Mystery Movie".

Luego interpretó a un entrenador de fútbol de una escuela secundaria de Arkansas en "Evening Shade", una serie de 1990-94 de la CBS, con la que ganó un premio Emmy en 1991 por su destacada actuación como actor principal en una serie de comedia.

Reynolds pasó a recibir una nominación al Oscar al mejor actor en un papel de apoyo por su actuación como director de películas porno en el drama de 1997 "Boogie Nights", que le valió un Globo de Oro.

En los años siguientes, apareció en más de 50 películas y series de televisión adicionales, incluida la nueva versión de 2005 de "The Longest Yard".

"Es una carrera realmente interesante porque pasó de no ser tomado en serio a ser tomado en serio y no ser tomado en serio", dijo el historiador del cine Jeannine Basinger al Times en 2010. "Es una progresión bastante interesante porque era una persona inteligente que entendía cómo manipular su propia imagen, y lo hizo de manera muy, muy efectiva".

Pero "en un momento en que llegó a su madurez y realmente hizo grandes actuaciones" en partes más pequeñas en películas serias como "Boogie Nights", dijo Basinger, "simplemente no le salió bien".

El primer matrimonio de Reynolds en 1963 con la actriz británica Judy Carne, terminó en divorcio en 1966. En 1988, se casó con Loni Anderson, con quien adoptó a su hijo Quinton. El matrimonio terminó en un divorcio muy publicitado en 1994.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°