Más de 7,000 clientes de DWP siguen sin energía eléctrica en Los Ángeles

Más de 7,000 clientes de DWP siguen sin energía eléctrica en Los Ángeles

Más de 7,000 clientes todavía carecían de electricidad el 9 de julio por la mañana, mientras las cuadrillas del Departamento de Agua y Energía de Los Ángeles (DWP) luchaban para restablecer la energía eléctrica en la ciudad de Los Ángeles.

El barrio más castigado fue Koreatown, donde la empresa dijo que 2,200 clientes se quedaron sin electricidad. El DWP dijo que había logrado restablecer la energía a 76,000 hogares y negocios desde que comenzó la ola de calor el viernes 6 de julio.

Los cortes de energía "se debieron a un calor repentino y extremo, junto con una demanda récord de electricidad en diferentes partes de la ciudad que normalmente no registran temperaturas tan elevadas como las del viernes y sábado", dijo el vocero de DWP, Joe Ramallo en un correo electrónico.

El uso máximo de electricidad llegó a 6,256 megavatios el viernes, un récord para un día de julio, y superó los 5,700 megavatios el sábado, convirtiéndose en el segundo día de fin de semana más alto en la historia de Los Ángeles, según la empresa.

Ramallo dijo que aproximadamente el 80% de los cortes afectaron áreas al sur de Mulholland Drive, y "muchos vecindarios afectados en esta área tienen servicios públicos subterráneos que tardan más en repararse".

"También tuvimos muchos pequeños cortes en los vecindarios en comparación con interrupciones más grandes, que pueden restaurarse más rápidamente", escribió Ramallo.

El calor abrasador y la escasa información provocó el enojo de muchos residentes a medida que los cortes de electricidad se prolongaban a lo largo del fin de semana. Después de que comenzaron los cortes de energía, la empresa inicialmente les dijo a sus clientes que la energía se restablecería entre 12 y 24 horas, luego cambió sus estimaciones a 24 a 48 horas el sábado por la noche, advirtiendo que algunas interrupciones podrían llevar más de 48 horas en repararse.

"No es tanto la falta de energía eléctrica que ha fallado por más de 36 horas, lo cual es horrible, ¡es la falta de comunicación!", dijo Evan Wolf, un residente de Miracle Mile.

Wolf dijo que casi todas las casas en la cuadra 800 de la avenida Spaulding todavía estaban sin electricidad el domingo 8 por la mañana, después de que se apagaron la noche del viernes. Él y su esposo usaron una tina de agua para enfriar a sus tres perros y mantuvieron funcionando varios ventiladores, un refrigerador y el internet inalámbrico gracias a un generador.

"Siguen diciendo que va a volver, que va a volver", dijo Wolf, y agregó que nunca había experimentado un apagón tan prolongado.

Varias puertas más abajo en Spaulding, Veronika Vetriak empacó su automóvil el domingo por la mañana para que ella, sus dos hijos y su madre pudieran escapar del calor opresivo. Vetriak, que está embarazada de nueve meses, se mudó a su nuevo departamento en la avenida Spaulding el domingo, pero decidió buscar alojamiento en un hotel.

"Una cosa es perder la electricidad", dijo Mark Pampanin, un representante de comunicaciones del concejal David Ryu. "Y otra cosa es pasar varios días sin tener ninguna respuesta".

Aunque la empresa publicó declaraciones periódicas sobre el número de clientes sin electricidad en cada vecindario de LA, muchos residentes se molestaron por la falta de respuestas claras sobre cuándo se restablecería su electricidad. En algunas áreas, la energía eléctrica regresó, para irse de nuevo en unos minutos.

Los ecologistas advirtieron que el problema no desaparecerá. "Lo que estamos experimentando ahora es algo que veremos mucho más en el futuro", dijo Jonathan Parfrey, director ejecutivo de la organización no lucrativa Climate Resolve y ex comisionado de DWP.

"No es solo que el calor afecta a los transformadores, sino que el calor está aumentando a través del sistema de distribución. Es la demanda. Son todos los que encienden sus aires acondicionados y refrigeradores al mismo tiempo ", agregó.

Parfrey argumentó que a medida que el cambio climático aumenta las temperaturas, LA necesita encontrar formas de reducir la demanda de electricidad, incluida la instalación de un pavimento más frío y la plantación de árboles para reducir las temperaturas urbanas.

"Simplemente, le dicen a la gente que deje de enfriarse, aunque no creo que sea una buena estrategia", dijo Parfrey. "La gente dispara la demanda de corriente alterna cuando supera los 100 grados".

Los líderes de Los Ángeles. dieron su aprobación hace dos años a una serie de aumentos de tarifas destinados a ayudar a reparar y reemplazar la infraestructura que se encontraba obsoleta. El DWP ha incumplido reiteradamente los objetivos anuales de reducción de la frecuencia y la duración de los cortes de energía, a pesar de reemplazar más de 3,000 postes eléctricos y más de 900 transformadores, de acuerdo a su página de internet.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°