Más de 1.3 millones de alumnos de preparatoria comenzaron a vapear nicotina en el último año, reveló un estudio

Más de 1.3 millones de alumnos de preparatoria comenzaron a vapear nicotina en el último año

La proporción de estudiantes del último año de preparatoria en Estados Unidos que vapean productos con tabaco aumentó casi el doble en el último año, y más de uno de cada cinco afirma que lo ha hecho para obtener una calada de nicotina en los últimos 30 días, según un estudio reciente.

Los investigadores informaron en el New England Journal of Medicine que la prevalencia del vapeo de nicotina prácticamente se duplicó entre los estudiantes de décimo grado, y que casi uno de cada seis usan dispositivos electrónicos.

Los hallazgos sugieren que el número total de estudiantes de preparatoria que consumen tabaco aumentó 1.3 millones entre 2017 y 2018. "Este incremento fue impulsado únicamente por el vapeo de nicotina", escribieron los investigadores.

Las cifras se basan en una encuesta a nivel nacional de alumnos de octavo, décimo y doceavo grado que participaron en el estudio Monitoring the Future, que ha rastreado el uso de tabaco, alcohol, drogas ilícitas y otras sustancias cada año desde 1975.

En todo ese tiempo, los investigadores que realizaron la encuesta nunca vieron explotar la popularidad de una sustancia tal como generó el vapeo en el último año.

"Los aumentos absolutos en la prevalencia del vapeo de nicotina entre los estudiantes de décimo y doceavo grado son los más grandes registrados por Monitoring the Future en los 44 años en que ha rastreado continuamente docenas de sustancias", escribió un equipo liderado por Richard Miech, quien dirige el estudio en el Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan.

Cuando los cigarrillos electrónicos se afianzaron por primera vez entre los adolescentes de EE.UU., hace casi una década, los expertos en salud pública temían que los atractivos dispositivos atrajeran a una nueva generación de chicos al consumo de tabaco.

El nuevo informe reivindica sus temores.

Los fabricantes de dispositivos de vapeo afirman que sus productos están destinados para el uso de adultos, especialmente de los fumadores que desean reducir el consumo de cigarrillos normales, optando por una alternativa menos tóxica.

Juul, la compañía que ahora domina el mercado, asegura que su misión es crear "un mundo donde menos personas consuman cigarrillos y donde quienes los fuman tengan las herramientas para reducir o eliminar por completo su consumo, si así lo desean".

A diferencia de los cigarrillos tradicionales, que queman tabaco, los electrónicos utilizan una batería para calentar un líquido que se inhala en forma de aerosol. Ese líquido generalmente contiene nicotina junto con una mezcla de químicos y saborizantes. El kit inicial de Juul incluye "vainas" con sabores como mango, menta y crema.

Otros sabores de líquido parecen apuntar directamente a los chicos, con paquetes que lucen como galletas congeladas y dulces agrios.

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) ordenó a los minoristas en línea que dejaran de vender dichos productos en septiembre, como parte de una amplia iniciativa para reducir el vapeo entre adolescentes. En ese momento, el comisionado de la FDA, Scott Gottlieb, señaló que el vapeo había producido una "epidemia de adicción a la nicotina" entre los jóvenes de Estados Unidos, con una prevalencia que "simplemente no es tolerable".

Los investigadores de Monitoring the Future acordaron que se necesita una acción más enérgica para mantener los dispositivos de vapeo fuera del alcance de los menores. Los reguladores deberán prestar mucha atención al mercado en rápida evolución y estar preparados para modificar sus políticas si es necesario, advirtieron.

Miech aplaudió el reciente enfoque de la FDA sobre los sabores amigables de los líquidos de vapeo para los jóvenes. También elogió a la agencia por prestar especial atención a Juul; los dispositivos de la compañía se volvieron tan populares entre los estudiantes de escuela media y preparatoria, que "juuling" es ahora sinónimo de vapeo.

El fuerte aumento del vapeo adolescente se explicitó en encuestas completadas por un grupo representativo a nivel nacional, de 13,850 estudiantes. Los alumnos de octavo, décimo y doceavo grado llenaron sus cuestionarios en la escuela, durante un período de clase normal.

La edición 2014 del estudio Monitoring the Future fue la primera en informar que el vapeo había reemplazado al fumar como la forma más popular de consumo de tabaco para los adolescentes. A pesar de que otras formas de consumo de tabaco disminuyeron entre los estudiantes, los cigarrillos electrónicos cambiaron continuamente esa tendencia.

Aún así, el aumento en el último año fue sorprendente.

Entre los estudiantes de doceavo grado, la proporción de quienes dijeron haber vapeado un producto de nicotina en los 30 días antes de completar la encuesta, se disparó del 11% en 2017 al 20.9% en 2018. Entre los estudiantes de décimo grado, saltó del 8.2% en 2017 al 16.1% en 2018, y en el caso de los alumnos de octavo grado aumentó del 3.5% en 2017 al 6.1% en 2018.

La encuesta también consultó sobre el vapeo de líquidos que contienen "solo saborizante", para rastrear a los estudiantes que pueden haber consumido nicotina sin darse cuenta. Cuando se combinaron ambas categorías de vapeo, los investigadores encontraron que el 25% de los alumnos de preparatoria, el 20.3% de los estudiantes de segundo año y el 9.7% de los estudiantes de octavo grado utilizaron cigarrillos electrónicos en 2018.

El uso de cualquier tipo de producto con nicotina —incluidos los cigarrillos tradicionales, los cigarros y el tabaco sin humo— en los estudiantes de doceavo grado creció del 23.7% en 2017 al 28.9% en 2018.

"Este aumento fue impulsado únicamente por la nicotina del vapeo, dado que el uso de los otros seis productos de nicotina disminuyó", escribieron los investigadores en el New England Journal of Medicine.

En otras palabras, el aumento del vapeo revirtió el progreso reciente en alejar a los niños de la nicotina, consideró Miech. Los investigadores descubrieron que los alumnos de preparatoria que vapean son mucho más propensos a convertirse en fumadores de cigarrillos que sus compañeros que no lo hacen.

"Estos resultados sugieren que vapear está llevando a los jóvenes al uso y la adicción a la nicotina, no a alejarse de ella", aseveró Miech en un comunicado.

La creciente atracción de los estudiantes por el vapeo se extendió a la marihuana, que aumentó en al menos un 50% en todos los ámbitos. En 2018, el 7.5% de los alumnos de último año, el 7% de los estudiantes de segundo año y el 2.6% de los de octavo grado reconocieron haber fumado marihuana en los últimos 30 días.

El uso de otras drogas ilícitas, como la cocaína, la metanfetamina, la heroína, el éxtasis y los alucinógenos, no cambió sustancialmente en el último año, de acuerdo con los resultados de la encuesta.

Aunque el consumo de alcohol en general no se modificó, los estudiantes de último año de preparatoria mostraron menos probabilidades de consumir excesivamente alcohol en 2018. La proporción de alumnos que dijeron haber ingerido cinco o más tragos seguidos al menos una vez en las dos semanas anteriores cayó al 14%, desde casi el 17% en 2017.

Monitoring the Future es financiada por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°