Mamíferos marinos enfermos aparecen masivamente en playas de California

Mamíferos marinos enfermos aparecen masivamente en playas de California

Las profundas aguas azules y las olas cayendo a lo largo de la costa de California proporcionan un pintoresco telón de fondo en el estado, pero la vista se ha malogrado últimamente.

A medida que cayeron las lluvias de invierno, la basura fluyó hacia las playas de la zona. Y en medio de todo esto ha habido un descubrimiento aún más preocupante: decenas de mamíferos marinos enfermos o muertos.

Peor aún, los animales enfermos parecen estar concentrados en esa zona.

Mientras que el norte de California y el condado de San Diego han visto docenas de cachorros de lobos marinos varados, los rescatistas dicen que los números son normales en esta época del año para estas áreas.

Pero las playas del Condado de Orange han sido inundadas con focas enfermas, lobos marinos y otros mamíferos marinos, así como con delfines muertos.

Los rescates de mamíferos marinos en mal estado de salud casi se han triplicado para esta época del año en el Condado de Orange, según el Centro de Mamíferos Marinos del Pacífico, que esta semana acogió a su animal número 41 desde que comenzó el año. El número de mamíferos marinos enfermos que se quedan varados en las playas del condado de LA es ligeramente más alto que lo habitual, y el Centro de Atención de Mamíferos Marinos de Los Ángeles cuida a 44, dijo la veterinaria Lauren Palmer.

"Ha sido un pequeño torbellino", dijo Krysta Higuchi, una portavoz del Pacific Marine Mammal Center en Laguna Beach. "Estamos pasando por la necesidad de alimento, fondos y suministros médicos más rápido de lo que esperábamos. Es una tensión para todos nosotros".

El centro dice que es normal que la cantidad de animales varados suba a fines de marzo, pero este año la organización ha rescatado tres elefantes marinos y una gran cantidad de leones marinos mucho antes de lo habitual, la mayoría tiene 8 meses de edad, aún son cachorros.

Los leones marinos pequeños típicamente quedan varados porque sus mamás están enfermas y no pueden alimentarlos o son muy fuertes para autoabastecerse y tuvieron problemas para encontrar comida por ellos mismos, dijo Sharon Melin, una bióloga de vida silvestre de la National Oceanic and Atmospheric Administration.

Los cachorros rescatados están desnutridos y demacrados, pesando la mitad de lo que deberían, dijo el centro.

Aunque la razón exacta del aumento en el número es desconocida, Higuchi dijo que podría estar ligada a las aguas oceánicas más cálidas causadas por un patrón climático de El Niño o un exceso de escurrimiento de aguas pluviales de las lluvias de este invierno.

Después de meses de amenazas, las condiciones para El Niño se unieron en el Pacífico central a mediados de febrero, pero los analistas dicen que el patrón es débil.

Para que sea un fenómeno declarado, debe formarse cierto patrón de circulación atmosférica sobre las temperaturas cálidas de la superficie del océano. La temperatura del océano se ha elevado durante meses, pero el patrón de circulación no se había incrementado hasta el mes pasado, dijo Michelle L’Heureux, meteoróloga del Centro de Predicción del Clima de los Servicios Meteorológicos Nacionales.

Las aguas cálidas a menudo reducen la cantidad de peces en el océano, como las sardinas y las anchoas, que comen los mamíferos marinos más grandes. Los peces más pequeños tienden a nadar en aguas frías, por lo que, durante un evento de El Niño, los peces pueden estar buceando más profundo o más lejos de lo normal, fuera del alcance de los leones marinos jóvenes, dijo Melin, quien estudia la población general de estos mamíferos en el estado.

Recientemente regresó de un viaje a las Channel Islands y encontró una fuerte población de madres sanas de lobos marinos, lo que parece indicar que los cachorros recién destetados no encuentran suficiente comida, lo que ha llevado a que queden varados.

Además de los rescates pinnípedos más altos de lo normal, los investigadores están viendo un aumento en el número de delfines varados.

El Centro de Mamíferos Marinos del Pacífico recientemente contó con la ayuda de la NOAA y varias universidades para determinar por qué tantos delfines han aparecido en las playas del estado.

El mes pasado, se encontraron 20 delfines muertos a lo largo de la costa de California, un número mucho más alto que el que los expertos han visto en comparación con años anteriores, dijo Justin Viezbicke, un coordinador de varamientos de la NOAA. Eso es más alto que el número total de delfines muertos encontrados en todo el estado en 2017 y 2018 combinados.

En el Condado de Orange, 10 delfines fueron encontrados muertos o muriendo desde principios de año, cuatro en la última semana. Según el Centro de Atención a los Mamíferos Marinos de Los Ángeles, en este condado se encontraron dos delfines moribundos varados en las playas, un recuento "muy inusual" para el área en esta época del año.

Los informes de los delfines varados y los rescates de leones marinos se han producido mientras el estado está experimentando un año inusualmente húmedo, con tormentas consecutivas arrastrando basura y toxinas en el océano.

Los resultados de la necropsia aún no han llegado, pero Viezbicke cree que los varamientos de delfines tienen algo que ver con la lluvia de este año, que ha golpeado al estado en los últimos meses con una serie de frentes atmosféricos fluviales.

Es posible que las tormentas que arrastran los desechos al océano haya provocado un florecimiento más fuerte de algas venenosas, que producen una toxina responsable de los trastornos neurológicos, dijo Higuchi. La enfermedad causada por la proliferación de algas puede causar convulsiones, que afectaron a tres de los delfines encontrados recientemente en el sur de California.

"Estaban agitándose" cuando llegaron los rescatistas, dijo Higuchi. "Fue una experiencia muy desgarradora. Los delfines son criaturas tan majestuosas. Verlos sufrir fue muy difícil".

Los grupos de observación de ballenas han reportado un número inusualmente alto de delfines a lo largo de la costa esta temporada. Según Viezbicke, en lugar de cualquier enfermedad inusual, podría ser posible que los vientos y olas en zonas de fuertes tormentas estén empujando los cadáveres a la costa, haciendo que los animales muertos sean más visibles.

Pero en cuanto al motivo de que haya tantos leones marinos varados este invierno, las respuestas son menos claras.

"Es difícil dar respuestas lógicas porque el océano se está volviendo más impredecible", dijo Douglas McCauley, profesor de biología marina en UC Santa Bárbara. “El océano se está volviendo más extraño. Hay muchas cosas que están cambiando ”en términos de clima.

Aunque las condiciones de El Niño son débiles, McCauley dice que el patrón del clima puede estar haciendo descender las temperaturas del océano lo suficiente como para afectar la vida marina.

Las costas de los condados de Orange y Los Ángeles tienden a ver cachorros de lobos marinos varados antes que en otras partes de California porque los animales se reproducen en las cercanas zonas de Channel Islands, dijo Melin.

Durante el mismo período de dos meses en 2018, el Centro de Mamíferos Marinos del Pacífico rescató 15 animales, en comparación con 41 de este año, dijo Peter Chang, director ejecutivo del centro. En 2017, el grupo había rescatado a 18 pinnípedos en esta época del año.

El Centro de Mamíferos Marinos con sede en Sausalito, una entidad desligada del Centro de Mamíferos Marinos del Pacífico que rescata animales en 600 millas de playas entre los condados de Mendocino y San Luis Obispo, no ha visto un aumento en los rescates este invierno, dijo el portavoz Giancarlo Rulli. La organización actualmente alberga a 18 mamíferos marinos, un número normal para esta época del año, dijo.

"No ha habido nada fuera de lo común, pero las cosas podrían cambiar", dijo Rulli. “Estamos muy atentos".

Al sur, Sea World en San Diego también ha tenido un número promedio de rescates, con un total de 45 leones marinos, dijo el portavoz David Koontz.

La última vez que California tuvo un aumento importante en leones marinos varados fue entre 2013 y 2016, cuando el fenómeno de El Niño causó lo que los expertos denominaron un "evento de mortalidad inusual".

En 2015, el Centro de Mamíferos Marinos del Pacífico rescató a casi 600 animales, mientras que el Centro de Mamíferos Marinos del Norte de California rescató a 1.800.

Después de 2016, la población de leones marinos comenzó a recuperarse, pero Melin dijo que podría aumentar el índice de mortalidad, dado el cambio climático.

Aunque El Niño implica cambios temporales en los movimientos y la población de los mamíferos marinos, el calentamiento general del océano está causando daños más permanentes a todo tipo de criaturas marinas.

El pasado febrero, investigadores de la Universidad de California en Santa Bárbara encontraron un esquivo pez que había sido arrastrado a tierra en Goleta, lejos de su hogar habitual en las aguas de Australia y Nueva Zelanda. La semana pasada, una ballena muerta terminó en Brasil en la desembocadura del río Amazonas.

"Las aguas que hemos visto en la última década son probablemente las que veremos en el futuro", dijo Melin. “Serán muy comunes las grandes cantidades de varamientos. Esto en verdad ya lo veíamos venir".

 Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
67°