Los árboles frutales proporcionados por la ciudad son un gran éxito en Long Beach

Los árboles frutales proporcionados por la ciudad son un gran éxito en Long Beach

Las propuestas de la ciudad para plantar árboles no son inusuales, pero Long Beach ha dado un giro ganador en su nuevo programa de plantación de árboles frutales.

La oferta: una cuadrilla de la ciudad plantará un árbol frutal (lima, limón, naranja, melocotón, granada o aguacate) en el patio delantero de los residentes interesados ​​en Long Beach, con una prioridad para los patios en las partes occidental, central y norte de la comunidad. Los inquilinos pueden aplicar, pero el dueño de la propiedad tendrá que firmar el proyecto.

La Oficina de Sostenibilidad de la ciudad lo ve como una situación ganadora ya que los nuevos árboles proporcionan sombra y comida en los vecindarios con mayores necesidades e ingresos para los jóvenes contratados para ayudar a plantar.

Larry Rich, el coordinador de sostenibilidad de la ciudad, también prevé el desarrollo de un espíritu comunitario, con los vecinos intercambiando frutas a medida que sus árboles comiencen a producir.

"Es uno de los ángulos de la sostenibilidad", recalcó Rich. "Siempre estamos buscando cosas que ofrece el mundo natural que puedan ayudar a la ciudad a ser más respetuosa con el medio ambiente".

Pero siempre es una cosa arriesgada con una visión como esta, por lo que la ciudad se mostró cautelosa al obtener solo 400 árboles frutales para plantar en 2½ años.

El resto de la subvención, un total de $ 1,26 millones de dos agencias estatales, se destinará para plantar 3,600 árboles regulares (no frutales) alrededor de la ciudad.

Prudente, sí, pero resulta que el público ha sido muy entusiasta. La oferta salió el 22 de enero y seis días después, la ciudad ya tenía 500 solicitudes.

Solicitud principal: árboles de aguacate, con limones semienanos que vienen en segundo lugar y árboles de durazno en tercer lugar.

"¿Estoy sorprendido? Algo así, pero no realmente", dijo Rich. "No estábamos seguros de lo que iba a pasar, pero creo que hemos demostrado que los árboles frutales hacen que la gente esté más interesada en plantar".

El truco ahora es satisfacer la demanda. La ciudad aún está aceptando solicitudes, dijo Rich, porque está obligada a plantar primero en las áreas prioritarias identificadas en la subvención.

Hasta el 28 de enero, solo unas 175 de las 500 solicitudes provenían de esas áreas, agregó. Se espera que las plantaciones comiencen a fines de febrero o principios de marzo.

Rich dijo que las solicitudes serán rechazadas si la solicitud es para árboles en patios traseros, vías de estacionamiento (la franja entre la acera y la calle) o macetas, ya que ninguna de ellas califica para el programa.

La ciudad no permite árboles frutales en los caminos porque no quiere que la fruta caiga en las calles o en los autos. Y quiere que los árboles frutales en los patios delanteros animen a otros a hacer lo mismo, explicó Rich.

Una vez que se hayan plantado algunos árboles, Rich dijo que los funcionarios buscarán ajustar el monto de la subvención o solicitar fondos adicionales en 2020.

En última instancia, la ciudad desea satisfacer todas las solicitudes de árboles frutales, pero puede demorar un año o más para satisfacer la demanda.

Si no quieres esperar, recomendó Rich, siempre puedes comprar el tuyo. "No son muy caros".

Varias jurisdicciones y organizaciones sin fines de lucro en el sur de California tienen programas de árboles, pero Long Beach parece ser la única que ofrece plantar árboles frutales.

Llame a su alcadía para ver qué hay disponible en su comunidad.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
47°