Las escuelas de Los Ángeles perdieron $15 millones el primer día; ahora llega el tercer día de la huelga de maestros

Las escuelas de L.A perdieron $15 millones el primer día; ahora llega el tercer día de la huelga de maestros

El superintendente de las escuelas de Los Ángeles, Austin Beutner, dijo que el primer día de la huelga de maestros fue muy duro. Solo un tercio de los estudiantes del distrito se presentaron, lo que, según él, le costaría al distrito $25 millones en fondos estatales basados en la asistencia.

Resta los salarios impagos de los huelguistas de 10 millones de dólares, dijo, y eso equivale a una pérdida estimada de $15 millones en un día.

Dijo que el sindicato de maestros y sus 31,000 miembros que abandonaron el trabajo deberían unirse al distrito para presionar a Sacramento para que financie mejor las escuelas.

“Aprovechemos la renovada atención que se presta a la educación pública en nuestra comunidad”, recomendó Beutner durante una conferencia de prensa el 15 de enero por la mañana. “Vamos a embotellarlo. Pongámoslo en nuestros autobuses y vayamos a Sacramento”.

La huelga del sindicato Maestros Unidos de Los Ángeles (UTLA, por sus siglas en inglés) es la primera en 30 años. Los profesores exigen mejores salarios, clases más pequeñas y más personal de apoyo.

La huelga resultó ser una interrupción masiva para cientos de miles de estudiantes y sus familias. Una plantilla reducida de personal amontonó a los alumnos para tratar de supervisarlos en grupos más grandes y luchó para mantenerlos ocupados mientras los maestros marchaban afuera.

“La huelga claramente está teniendo un gran impacto en el área de Los Ángeles”, dijo Beutner. “Para decir lo obvio, necesitamos a nuestros educadores en las aulas ayudando a inspirar a nuestros estudiantes”.

La gran mayoría de los padres y tutores del distrito son de bajos ingresos, y muchos de ellos han tenido que lidiar con la elección entre faltar al trabajo para cuidar a sus hijos o enviarlos a una situación desconocida en la escuela.

Alrededor de 140,000 alumnos asistieron a las escuelas de Los Ángeles el lunes 14, en comparación con 450,000 en un típico día lluvioso. Beutner señaló dos escuelas, la secundaria Virgil y la primaria Telfair, donde la asistencia fue un poco más alta, como un ejemplo de estudiantes que dependen del distrito para refugio y una comida caliente.

En Telfair, indicó, alrededor del 20% de los alumnos son personas sin hogar. En Virgil, el 100% de las familias viven en la pobreza. El lunes, el 60% de los estudiantes de la Escuela Secundaria Virgil asistieron a clases junto con cerca del 40% en Telfair. Todas las escuelas permanecerán abiertas durante la huelga.

“Vinieron a refugiarse de la lluvia. Vinieron por una comida caliente y un ambiente seguro y acogedor. Y, por supuesto, vinieron a aprender”, dijo Beutner.

Las conversaciones entre Maestros Unidos de Los Ángeles y el segundo distrito escolar más grande del país se interrumpieron a finales del 11 de enero, después de más de 20 meses de negociaciones sin ninguna resolución a las demandas de los educadores.

Los funcionarios del distrito han dicho que no tienen el dinero para cubrir todo lo que los profesores están pidiendo, mientras que los líderes sindicales han acusado al distrito de “acaparar” fondos.

Alex Caputo-Pearl, presidente de la UTLA, dijo el martes que los miembros están “preparados para llegar hasta donde sea necesario” para conseguir un contrato justo. Se unió a los piqueteros en la Accelerated School en South-Central, una escuela charter donde los educadores dejaron de trabajar el martes en su propia huelga para mejorar las condiciones de trabajo. La acción es la primera huelga de maestros de escuelas charter en California y solo la segunda en la nación, según la UTLA.

“Esta ya ha sido una semana histórica para los educadores y para la educación pública en Los Ángeles”, dijo Caputo-Pearl.

Los maestros de Accelerated tienen su propio contrato con el operador de escuelas charter, pero según Caputo-Pearl las dos huelgas tienen algunos temas en común.

“Accelerated Management tiene dinero para ocuparse de los asuntos que están sobre la mesa”, afirmó. “También en común es que Accelerated Management está siendo impulsado por la ideología, considerando a los profesores como desechables y no como indispensables. Tenemos que cambiar eso”.

El segundo día de la huelga comenzó con frío pero mucho más seco que el primero para los maestros que formaron piquetes afuera de las escuelas el martes temprano. Pero la profesora de teatro de la Escuela Secundaria Burroughs, Jennifer Heath, estaba lista para la tormenta que se avecinaba. Fue a la tienda de excedentes del ejército el lunes por la noche, después de un día de piquete bajo la lluvia, y compró más equipo impermeable.

Fuera del campus de Hancock Park, con más de dos docenas de maestros, el golden retriever de Heath, Fenton, llevaba un poncho rojo mientras yacía en la acera junto a un maltipo llamado Bailey, luciendo un pañuelo que decía “terapeuta en formación en huelga”.

Heath luchó contra las lágrimas mientras hablaba de lo antinatural que era no poder trabajar con sus estudiantes y cuidar de ellos durante el día.

“Necesitamos invertir en la educación pública”, demandó, sosteniendo un cartel con “FUND THE FUTURE” (FINANCIAR EL FUTURO) en letras mayúsculas rojas.

Christina Silva, una maestra de educación especial, dijo que está preocupada por sus alumnos, muchos de los cuales tienen planes de educación individualizada que requieren atención personalizada por parte de los profesores o ayudantes asignados a ellos.

“¿Cómo cerramos la brecha en logros académicos cuando estamos aquí afuera?” dijo Silva. Pero a largo plazo, conseguir clases más pequeñas para los estudiantes les ayudará emocionalmente y en sus estudios, aseguró.

Los maestros planearon hacer piquetes fuera de las escuelas hasta media mañana, cuando se dirigían al centro de la ciudad para protestar contra el crecimiento de las escuelas charter.

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°