La estupidez de Trumpcare: El gobierno gastará $33 mil millones más para cubrir a 8,9 millones de personas menos

La estupidez de Trumpcare: El gobierno gastará $33 mil millones más para cubrir a 8,9 millones menos

Estos genios fiscales en la Casa Blanca y el Congreso controlado por republicanos lograron hacer lo imposible: su sabotaje de la Ley de Cuidados de Salud Asequibles (ACA, por sus siglas en inglés) redundará en 6.4 millones de estadounidenses menos con seguro de salud, mientras que la factura federal por la cobertura aumentará en unos $33 mil millones más al año.

Además, por cierto, las primas en el mercado individual se incrementarán, en promedio, más del 18%.

Estas cifras provienen del Urban Institute, que el lunes publicó la primera estimación del impacto de dos iniciativas republicanas. La primera es la eliminación del mandato individual, una consecuencia de la medida de recorte de impuestos del partido republicano, firmada por el presidente Trump en diciembre. La medida redujo a cero la penalidad por no poseer seguro desde el 1º de enero.

La segunda es el plan de Trump para expandir los planes de seguro a corto plazo, que no cumplen con muchos de los requisitos esenciales de beneficios de la ACA y permiten a las aseguradoras rechazar o cobrar un plus a personas con antecedentes médicos preexistentes.

El Urban Institute detalló el impacto de las políticas de Trump y republicanas de esta manera:

  • Eliminación del mandato individual, combinado con actos dañinos menores -como la supresión de los pagos de reducción de costos compartidos a las aseguradoras, el año pasado, y la reducción del presupuesto de divulgación y publicidad para el período de inscripción abierta de la ley ACA 2017-: 6.4 millones más de personas sin seguro que bajo la norma anterior, mientras que la tasa de no asegurados ascendió al 12.5% de la población no anciana -en comparación con su anterior 10.2%-.
  • Expansión de las pólizas de incumplimiento a corto plazo: 2,5 millones más de estadounidenses sin cobertura esencial mínima. Las pólizas a corto plazo -que estaban limitadas por la administración Obama a un máximo de tres meses y sin renovaciones- se ampliaron con el gobierno de Trump para que duren hasta un añ Según la ley, las pólizas a corto plazo no cuentan como un seguro real de Obamacare.
  • Primas en el mercado individual: un 18.2% más altas en 2019 en los "estados de pleno impacto" (41, más el Distrito de Columbia, que permiten pólizas de corto plazo en algunas circunstancias). Ocho estados más prohíben o limitan la expansión de pólizas a corto plazo, por lo que sus aumentos de primas serán, en promedio, más bajos. A nivel nacional, las primas aumentarán en un 16.4%. En Texas, Dakota del Norte, Alabama, Nebraska y Arizona, los incrementos excederán el 20%.

- Debido a que los subsidios premium del gobierno aumentan junto con los incrementos de las primas, el costo de los subsidios asumidos por el gobierno aumentará en $33,300 millones el próximo año, o un 9.3%, a $391,400 millones -de $358,100 millones bajo la ley existente-.

El mecanismo por el cual las políticas del partido republicano destrozarán el mercado de seguros individual no es difícil de entender. Ambas iniciativas principales, que eliminan el mandato individual y ofrecen pólizas básicas, desvían a los consumidores más jóvenes y saludables del mercado individual.

David Anderson, un experto en seguros de salud de la Universidad de Duke, entiende por qué las pólizas a corto plazo se verán como un buen negocio para los consumidores jóvenes que se sientan sanos y saludables. Otros, por ejemplo aquellos con condiciones preexistentes, ni siquiera serán elegibles para comprar esos planes, lo cual garantiza que los pacientes de mayor riesgo permanezcan en el grupo de la ACA. Anderson postula a un joven de 23 años que gana $35,000. Ese consumidor pensará que un plan de Obamacare a gran escala es un buen negocio solo si tiene "un historial médico significativo o una probabilidad razonable de embarazo”.

La respuesta económicamente racional para los saludables en ese segmento sería pagar $100 o menos por mes en primas y apenas usar los servicios en el transcurso del año. El peligro, por supuesto, es que cualquier persona puede ser embestida por un autobús o inesperadamente diagnosticada con cáncer. Entonces estarán en problemas.

"Los afectados por estos grandes aumentos de primas serán desproporcionadamente las personas de medianos ingresos con problemas de salud", afirmaron los investigadores del Urban Institute. Eso se debe a que "prefieren un seguro que cubra beneficios esenciales, es poco probable que tengan acceso a pólizas de duración limitada y a corto plazo, y no están financieramente protegidos por los créditos impositivos de primas de la ACA”.

Millones de otras personas, como el contribuyente de los Estados Unidos y quienes necesitan tratamiento y tienen ingresos demasiado altos para ser subsidiados, también están en problemas. Eso incluye familias con ingresos conjuntos cercanos o superiores al 400% de la línea de pobreza federal: $48,560 para una persona y $100,400 para un grupo familiar de cuatro.

La estimación del daño no puede restringirse al impacto inmediato en individuos y familias, observaron los investigadores. "A medida que los afiliados más saludables se van en pos de planes a corto plazo, las aseguradoras volverán a examinar la rentabilidad de permanecer en los mercados reglamentarios. Esto puede conducir a más salidas de aseguradoras de los mercados reglamentarios en los próximos años, lo cual reducirá la elección para las personas restantes, y finalmente hará que los mercados sean difíciles de mantener".

En otras palabras, el sabotaje republicano continuará socavando la cobertura de salud en los EE.UU. La única alternativa -se vuelve más claro cada día- es alguna forma de cobertura de ‘Medicare-para-todos’ de un solo pagador. Eso se está convirtiendo cada vez más en parte de la ortodoxia del partido demócrata, y ya era hora.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°