Jeff Bezos de Amazon acusa al National Enquirer de extorsión por fotos íntimas

Jeff Bezos, dijo que fue objeto de un intento de extorsión y chantaje por parte del National Enquirer.

El director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, dijo el 7 de febrero que fue objeto de un intento de extorsión y chantaje por parte del National Enquirer, al que acusó de amenazarlo con publicar fotos íntimas de él a menos que se retirara de la investigación de la prensa sensacionalista.

En un artículo en la plataforma de publicación en línea ‘Medium’, Bezos afirmó que el Enquirer y su compañía matriz, American Media Inc. hicieron la amenaza después de que él comenzó a investigar cómo el tabloide obtuvo mensajes de texto que revelaban su relación con la ex presentadora de televisión Lauren Sánchez.

Bezos, propietario del Washington Post, escribió que el Enquirer quería que hiciera una declaración pública falsa de que él y su consultor de seguridad, Gavin De Becker, "no tienen conocimiento o base para sugerir que la cobertura de AMI estaba políticamente motivada o influenciada por fuerzas políticas".

Bezos se negó a hacerlo.

En cambio, publicó lo que dijo que eran correos electrónicos de ejecutivos de Enquirer a un abogado que representaba a De Becker. En uno de ellos, el editor de Enquirer, Dylan Howard, parece sugerir que el tabloide publicaría una serie de fotos de Bezos y Sánchez, algunas de ellas de carácter íntimo, si no se cumplían las condiciones de AMI.

Bezos señaló que el correo electrónico "me llamó la atención", pero enfatizó que "cualquier vergüenza personal que AMI pueda causarme, se relega a un segundo plano porque hay un asunto mucho más importante aquí. Si en mi posición no puedo hacer frente a este tipo de extorsión, ¿cuántas personas pueden?"

El post, que fue publicado desde la cuenta de Twitter de Bezos, fue una escalada notable en la riña entre el hombre más rico del mundo y un tabloide conocido por su lealtad al presidente de Estados Unidos.

La historia se hizo pública el 9 de enero cuando Bezos y su esposa, MacKenzie, revelaron que se divorciarían después de 25 años de matrimonio, aproximadamente dos días después de que el Enquirer le había informado que publicaría una historia sobre su relación con Sánchez.

El Enquirer publicó más tarde "mensajes de texto y notas de amor efusivas" entre Bezos y Sánchez, planteando preguntas sobre cómo el tabloide fue capaz de conseguir material tan íntimo. Bezos comenzó a investigar cómo se produjo la filtración de su información privada.

El director ejecutivo de AMI, David Pecker, ha tenido una larga amistad con el presidente Trump, quien ha atacado repetidamente a Bezos, Amazon y al Washington Post. Pecker ordenó al Enquirer que escribiera historias favorables sobre Trump durante la campaña presidencial de 2016, mientras pagaba 150,000 dólares a la ex modelo de Playboy Karen McDougal para que suprimiera su afirmación de una larga relación con Trump.

El 31 de enero, De Becker fue citado en el Daily Beast sugiriendo que la búsqueda de Bezos por parte del Enquirer estaba motivada políticamente.

El 5 de febrero, el Post informó que Bezos y De Becker sospechaban que la fuente de las filtraciones de texto y fotos podría haber sido el hermano de Sánchez, Michael, un ejecutivo de relaciones públicas de California que está cerca de Pecker y varias figuras que se encuentran dentro de la órbita de Trump, incluyendo a los ex asesores de campaña Roger Stone y Carter Page. Michael Sánchez negó cualquier implicación en revelar la relación de su hermana con Bezos.

El Post informó que Sánchez dijo que múltiples personas de AMI le dijeron que el Enquirer se propuso hacer esto para agradar a Trump.

Pecker ahora está cooperando con agentes federales que investigan la participación de la empresa en la campaña de Trump.

La carta pública de Bezos parece sugerir que los agentes federales deberían investigar si AMI pudo haber violado los términos de su acuerdo con los fiscales en Manhattan sobre su papel en los pagos en el 2016.

"En lugar de capitular ante la extorsión y el chantaje, he decidido publicar exactamente lo que me enviaron, a pesar del costo personal y la vergüenza que me amenazan", escribió Bezos. En la siguiente frase, describe el acuerdo de no enjuiciamiento alcanzado en septiembre entre AMI y el Departamento de Justicia.

Un vocero de la oficina del fiscal general en Manhattan no comentó inmediatamente la afirmación de Bezos de que AMI había cometido extorsión.

Robert Mintz, un ex fiscal federal que ahora ejerce en forma privada, dijo que las acusaciones de Bezos, si son exactas, podrían tener graves consecuencias tanto para los fiscales como para AMI.

"Esto podría constituir una conducta criminal a los ojos de un fiscal, si estas acusaciones son ciertas", aseveró Mintz. "Para los fiscales, su peor pesadilla es ver cómo se deshace un acuerdo de cooperación. Una supuesta conducta como esta los pone en la posición de repensar ese acuerdo y potencialmente dar la vuelta y tener que enjuiciar a AMI, y eso socava su capacidad de continuar usándolos para ayudar a otras investigaciones en curso".

Los representantes de AMI no tuvieron comentarios.

Bezos dijo en su artículo de Medium que el periódico sensacionalista amenazó con conservar las fotos y publicarlas en el futuro "si alguna vez nos desviamos de la mentira", que la política no jugó ningún papel en la búsqueda por parte del Enquirer sobre la relación de Bezos con Lauren Sánchez.

Además, incluyó correos electrónicos del subdirector jurídico de AMI, Jon Fine, detallando una lista de términos bajo los cuales AMI dijo que retendría la publicación de las fotos. Uno de esos términos fue una declaración de Bezos y De Becker "afirmando que no tienen conocimiento o base para sugerir que la cobertura[de AMI] estaba políticamente motivada o influenciada por fuerzas políticas".

En su post sobre Medium, Bezos escribió que es "inevitable que ciertas personas poderosas que experimentan la cobertura del Washington Post, concluyan erróneamente que yo soy su enemigo". El presidente Trump es una de esas personas, obvio por sus muchos tweets. Además, la cobertura esencial e implacable del asesinato de su columnista Jamal Khashoggi es indudablemente impopular en ciertos círculos".

A pesar de la creciente evidencia, Trump ha disputado que Khashoggi fuera asesinado por orden del gobernante de facto de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman. El príncipe heredero saudí fue objeto de una revista brillante y halagadora producida por AMI en 2016, en un momento en que el régimen saudí intentaba presentarlo como un reformador en la política de Oriente Medio.

No está claro cómo el Enquirer adquirió los textos entre Bezos y Sánchez. Bezos encargó a De Becker —su antiguo consultor de seguridad— que investigara cómo cayó el material en manos del Enquirer.

El Enquirer ha dicho que obtuvo los textos y las fotos legalmente, y que tenía el derecho de publicar el material bajo la doctrina del "fair use" de la ley de derechos de autor. También decía que las fotos eran de interés periodístico, dada la prominencia de Bezos.

Pero cuando Bezos comenzó a investigar la filtración, el padre del tabloide cuestionó cualquier sugerencia de que su historia tuviera una motivación política. La compañía "rechaza enfáticamente cualquier afirmación de que sus informes fueron instigados, dictados o influenciados de alguna manera por fuerzas externas, políticas o de otro tipo", escribió Fine en un correo electrónico al abogado de De Becker, Martin Singer, que Bezos compartió. "En pocas palabras, esto era y es una noticia".

Ted Boutrous, un veterano abogado que representó brevemente a McDougal en una disputa con el Enquirer, dijo que los correos electrónicos que Bezos describió en su artículo son "un ejemplo de libro de texto de chantaje y extorsión".

Y añadió: "A un nivel extremo, esto demuestra lo aterrador que debería ser para los ciudadanos de Estados Unidos que el National Enquirer tenga una caja fuerte llena de información sobre el presidente de Estados Unidos. Ese es uno de los peligros para la democracia de lo que estaban haciendo cuando estaban capturando y matando información que podrían haber usado contra el candidato Trump y ahora presidente. Es algo chocante y aterrador que el señor Bezos ha revelado".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°