Fiscales no presentarán cargos contra Kevin Spacey, Steven Seagal y Anthony Anderson por acusaciones de abuso sexual

No presentarán cargos contra Kevin Spacey, Steven Seagal y Anthony Anderson por acusaciones de abuso sexual

La oficina del fiscal de distrito del condado de Los Ángeles se negó a presentar cargos contra tres actores acusados de abuso sexual, a raíz del movimiento #MeToo.

Kevin Spacey y Steven Seagal no enfrentarán cargos criminales luego de las acusaciones que datan de la década de 1990, porque los presuntos incidentes ya han prescrito y los fiscales rechazaron presentar una acusación contra el actor Anthony Anderson, citando pruebas insuficientes.

El cuerpo especial de la fiscalía que trabaja en la industria del entretenimiento dijo el 4 de septiembre, que no se presentarían cargos contra los tres hombres que figuran entre las docenas de figuras públicas en Hollywood que se encuentran bajo investigación tras las acusaciones por abuso sexual.

Los fiscales declinaron acusar a Spacey en un caso de octubre de 1992, diciendo que la fecha estaba más allá del período en el que se podía presentar la denuncia. Esa acusación, hecha por un hombre, se remitía a un incidente en West Hollywood.

Los representantes de Spacey no respondieron a las repetidas solicitudes de comentarios.

La policía de Beverly Hills investigó a Seagal en 2017, después de que una mujer informara que la había violado el 1 de enero de 1993. Sin embargo, los fiscales rechazaron el caso, señalando que la mujer tenía 18 años y el plazo de prescripción era de seis años en ese tiempo.

"Por lo tanto, no se justifica el análisis de las fortalezas y debilidades de los casos", dijo un fiscal al rechazar presentar los casos que no estaban en la documentación formal.

Seagal, ciudadano ruso que fue nombrado en agosto como el nuevo enviado especial del Kremlin a Estados Unidos, ha enfrentado más de media docena de denuncias de agresión sexual, incluida una violación, durante varias décadas. Las acusaciones, que ha negado en repetidas ocasiones, han sido formuladas por actrices, cineastas y periodistas.
Los representantes de Seagal no pudieron ser contactados.

Los fiscales también se negaron a acusar a Anderson, mejor conocido como el padre en "black-ish", después de que una mujer denunciara a la policía que había sido violada y abusada sexualmente por el actor a principios de este 2018. La acusadora se negó a cooperar con los investigadores del LAPD, y los fiscales dijeron que la falta de información es la razón por la cual no se presentarán cargos.

Anderson "disputa inequívocamente el reclamo" en su contra, y las autoridades no lo han contactado al respecto, dijo un representante del actor en un comunicado.

La fuerza de trabajo de la fiscalía se formó después de que docenas de directores, productores y actores de Hollywood fueron acusados de conducta sexual inapropiada a raíz del escándalo de abuso sexual de Harvey Weinstein. La fiscalía todavía no ha presentado cargos contra alguno de los acusados.

En 2016, los legisladores de California promulgaron una ley que elimina el estatuto de prescripción anterior de 10 años por violación, el delito sexual más grave, pero eso no incluye delitos antes de ese año.

Spacey, de 58 años, es ex director artístico del teatro Old Vic en Londres y es objeto de múltiples investigaciones policiales en Massachusetts e Inglaterra. Una acusación de agresión sexual de 2016 en Malibu, todavía está bajo investigación por el fiscal del distrito.

El teatro Old Vic dijo que recibió 20 denuncias de comportamiento inapropiado contra Spacey. Al menos seis acusaciones de crímenes sexuales están siendo investigadas por la Policía Metropolitana de Londres.

El actor también enfrenta una investigación criminal en Estados Unidos, luego de que un joven de 18 años informara a las autoridades en noviembre, que el actor le agarró los genitales en un bar de Nantucket, Mass., en 2016.

El dos veces ganador del Oscar ha sido acusado de conducta sexual inapropiada por al menos 15 hombres, con presuntos incidentes que abarcan décadas en el cine y en el escenario.

En octubre de 2017, el actor Anthony Rapp dijo que cuando tenía 14 años (1986), Spacey hizo avances sexuales hacia él en una habitación de un hotel. Desde entonces, varios hombres han denunciado incidentes relacionados con el actor.

Después de que Rapp hizo su denuncia, Spacey emitió un comunicado diciendo que no recordaba el encuentro, pero se disculpó por "el comportamiento profundamente inapropiado de un borracho".

A medida que aumentaba el número de acusaciones, Netflix cortó a Spacey de su papel principal en la galardonada serie "House of Cards". Ridley Scott también retiró a Spacey de su papel en "All the Money in the World" y volvió a filmar partes de la película con Christopher Plummer como reemplazo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°