El regreso del niño desaparecido resultó ser un engaño

El regreso del niño desaparecido resultó ser un engaño

La abuela de un niño que desapareció en 2011 en Illinois dijo que cree que su nieto sigue vivo y espera que la publicidad sobre un engaño perpetrado por un hombre de Ohio, que dijo ser el niño de 14 años, genere nuevas pistas en la búsqueda de las autoridades.

Linda Pitzen, de 71 años, dijo que intentó controlar sus expectativas cuando escuchó el pasado miércoles que Timmothy Pitzen, desaparecido desde los 6 años, podría ser el adolescente que mencionó a la policía que era Timmothy. Ella dijo que le daba miedo preguntarse si Timmothy recordaría su nombre después de "supuestamente mantenerse cautivo" durante tanto tiempo.

"No quieres hacerte ilusiones, pero aún así esperas que pueda ser él", dijo.

Brian Rini, de 23 años y originario de Medina, Ohio, trató de apropiarse de la identidad de Timmothy, Rini es un delincuente convicto que salió de la cárcel en marzo tras cumplir una condena por robo y vandalismo. Rini fue acusado en un tribunal federal de Cincinnati por hacer declaraciones falsas a las autoridades.

Timmothy desapareció después de que su madre, Amy Fry-Pitzen, lo sacó del jardín de infancia en Aurora, Illinois, hace casi ocho años, lo llevó a un viaje por carretera de dos días, visitaron un zoológico y un parque acuático y luego se suicidó en un hotel. Dejó una nota diciendo que su hijo estaba a salvo con personas que lo amarían y cuidarían de él, y agregó: "Nunca lo encontrarán".

Rini fue encontrado vagando por las calles el pasado miércoles en el norte de Kentucky y le dijo a las autoridades que había escapado de sus captores después de años de abuso. Afirmó que se había visto obligado a tener relaciones sexuales con hombres, según el FBI.

Cuando se vio confrontado con los resultados del ADN -que probaron que no era Timmothy- Rini, reconoció su identidad y dijo que había visto una historia sobre el niño desaparecido en el programa "20/20" de ABC y quería alejarse de su propia familia, dijo el FBI.

"Sólo espero que este joven que mintió se dé cuenta de cuánto daño causó", dijo Linda Pitzen. "Ahora todos estamos sufriendo, simplemente no entiendo cómo alguien podría estar tan enfermo para hacer esto".

Ella dijo que esperaba que Rini recibiera tratamiento de salud mental para que nunca volviera a lastimar a una familia de esa manera.

Un expediente judicial muestra a un juez del Tribunal Municipal de Medina en 2013 que le ordenó a Rini que "cumpliera" con su medicación psiquiátrica. En 2017, Rini fue atendido en un centro de Ohio para personas con problemas de salud mental o abuso de sustancias, según documentos judiciales.

El hermano de Rini, Jonathan Rini de 21 años, dijo el pasado sábado que su familia tuvo problemas mientras crecían y dijo que han pasado cuatro años desde la última vez que habló con su hermano.

"No me sorprendió que hiciera algo estúpido", dijo Jonathan Rini. "Me sorprendió que cayera tan bajo para llamar la atención".

Jonathan Rini, dijo que, si bien no siente compasión por su hermano, tiene "una tristeza profunda" por la familia de Timmothy.

"Debe ser un dolor muy grande", dijo. "No deberían tener que pasar por eso. Nadie en el mundo debería tener que pasar por eso".

 Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°