El jurado que sopesa cargos contra 'El Chapo' evalúa una montaña de evidencia y una compleja red de cargos

El jurado que sopesa cargos contra 'El Chapo' evalúa una montaña de evidencia y una compleja red de cargos

Con dos escapes de prisiones de máxima seguridad, una pistola con diamantes, una entrevista en la revista Rolling Stones, Joaquín "El Chapo" Guzmán parece haber hecho un buen trabajo convenciendo a la gente de que es uno de los más notorios jefes del narcotráfico de la historia moderna.

Sin embargo, la pregunta sigue siendo si los fiscales que han juzgado el caso federal contra Guzmán han sido tan persuasivos para los únicos 12 hombres y mujeres en el mundo que ahora importan: los jurados que deliberan a puerta cerrada en un tribunal federal de Brooklyn.

El caso exhaustivo en contra del hombre de 61 años de edad, que se construyó durante una década, es sin duda uno que el gobierno no quiere perder.

Los fiscales ofrecieron montañas de evidencia en el monumental juicio de 12 semanas, incluyendo decenas de llamadas telefónicas interceptadas y textos que supuestamente capturaron a Guzmán organizando negocios de drogas, y horas de testimonio de sus asociados más cercanos, dando una visión sin precedentes del funcionamiento interno de su cártel en Sinaloa, el brutal y multimillonario negocio que los fiscales dicen que ayudó a construir durante décadas.

En contraste, el equipo de defensa de Guzmán, que argumentó a lo largo del juicio que Guzmán estaba incrustado en una conspiración multinacional, con la ayuda de los testigos cooperantes "mentirosos" solamente presentó un caso de 30 minutos, con un solo testigo: un agente del FBI que parecía menos que cómodo con ser llamado al estrado.

Los jurados, que pasaron del 5 al 8 de febrero deliberando, y volverán a hacerlo este lunes 11, ciertamente no están acelerando su decisión.

Si los fiscales pensaban que su amplio caso se ganaría fácilmente, el jurado no está dispuesto a hacerlo.

Pero cuatro días de deliberaciones después de un juicio tan largo e intenso no deberían ser motivo de alarma para el gobierno, dicen expertos legales, aunque podría ser una señal de que los cargos, tal como están constituidos, han hecho innecesariamente difícil que los jurados encuentren a Guzmán culpable.

Entonces, ¿qué está pasando? Los hombres y mujeres que deciden el infame destino del narcotraficante tienen un conjunto particularmente complejo de cargos por analizar: hay 10 cargos en un documento de 25 páginas que cubre las acusaciones de que vendió y fabricó cientos de toneladas de cocaína, metanfetamina y heroína; conspiró para asesinar a una gran cantidad de rivales; y ayudó a dirigir uno de los cárteles internacionales de la droga más grandes del mundo.

Los jurados tienen todos los cargos establecidos en lo que se llama una hoja de veredicto, que tiene ocho páginas.

También tuvieron más de dos horas de instrucción sobre cómo decidir sobre los cargos, algunos de los cuales están relacionados entre sí. Algunos cargos vienen con múltiples preguntas de sí o no que los jurados deben responder, y uno, el primero, incluye 27 violaciones separadas para decidir.

Cargo uno, comprometido en una empresa criminal continua, esencialmente lo acusa de ser el cerebro detrás del vasto cártel. Guzmán debe ser declarado culpable de al menos tres violaciones para que lo encuentren culpable del cargo. Si él es culpable del cargo uno, recibiría una sentencia de por vida obligatoria.

"Respeto al jurado por tener cuidado en este cargo", dijo Laurie Levenson, profesora de derecho penal en la Universidad Loyola Marymount en Los Ángeles. "No solo están marcando las casillas aquí. Al menos algunos parecen estar sopesando los cargos, y siendo tan metódicos como lo fue el gobierno al presentar el caso".

La hoja de veredicto que deben completar los jurados es inusual en su complejidad, expresó Levenson, pero así es el caso. "No hay muchos 'Chapos' por ahí".

Lo que hace que la hoja de veredicto sea particularmente difícil es el primer cargo sobre la empresa criminal; raramente se usa, porque es tan difícil de probar, dijo Jimmy Gurule, profesor de derecho en Notre Dame y ex fiscal federal que procesó a los capos de la droga en Los Ángeles.

También está el hecho de que algunos de los cargos tienen referencias cruzadas. Los jurados, por ejemplo, reciben instrucciones de que pueden encontrar a Guzmán culpable de una violación 27 en el cargo uno, lo cual es conspiración de asesinato, solo si también lo han encontrado culpable de cometer el dos (conspiración para fabricar y distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana ), cargo tres (conspiración de importación de cocaína) o cargo cuatro (conspiración de distribución de cocaína). Para hacer las cosas aún más complejas: algunas de las infracciones del cargo uno son en sí mismas cargos separados. Por ejemplo, la violación 13 en el cargo uno, distribución internacional de cocaína, es lo mismo que el cargo cinco.

"Los fiscales pueden haberse burlado de estos cargos y hacerlos demasiado complicados para los jurados", dijo Gurule. "Es un documento muy complejo para que los jurados puedan evaluarlo".

Incluso si no hubiera todos los "puntos de conexión" entre los cargos, el caso aún sería muy difícil de procesar para los jurados, agregó.

"La razón por la que es tan difícil demostrar que el cargo principal es que cuando eres un jefe de la droga, no es como si fueras el tipo que está vendiendo las drogas; está dirigiendo un negocio internacional, con tentáculos en países de todo el mundo, es delegar a cientos de personas", explicó Gurule. "Eso significa que cuando los fiscales lo acusan de un delito basado en una redada de drogas específica, los jurados a menudo tienen que decidir si creen que los testigos que cooperaron, que son ellos mismos traficantes de drogas u otra evidencia que corrobora que El Chapo era el hombre directamente detrás de él. No es tan sencillo”.

Aunque los expertos legales dicen que es poco probable que Guzmán sea absuelto por completo, es muy posible que los jurados vuelvan con diferentes decisiones sobre una variedad de cargos. "Hay que recordar que cada cargo se sostiene o cae por sí solo", dijo Gurule. "Podrían no llegar a una decisión de algunos cargos, absolverlos en otros y encontrarlo culpable de otros".

Según los expertos, los jurados pueden ser inconsistentes en sus veredictos. Pero si los veredictos son sumamente contradictorios, la defensa podría tener motivos para una apelación. Si los miembros del jurado permanecen sin decisión en algunos cargos pero emiten veredictos en otros, el gobierno podría intentar reintentar esos cargos.

Según los expertos, los cargos contra el narcotráfico a gran escala en su contra, incluso un veredicto de culpabilidad en un par de cargos de drogas, excluyendo el principal cargo de empresa criminal, podrían enviar a Guzmán a la cárcel de por vida. Pero cuando se trata de jurados, nada puede darse por sentado.

"Al final del día, la carga recae completamente en el gobierno para probar todos y cada uno de los cargos más allá de una duda razonable", dijo Thaddeus Hoffmeister, profesor de derecho en la Universidad de Dayton. "Y la verdad es que nadie puede saber qué va a hacer un jurado".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°