Dos adolescentes de San Diego murieron en triple ejecución en Tijuana

Alex Riggins
Contact ReporterSAN DIEGO UNION-TRIBUNE
Dos adolescentes de San Diego que realizaron un viaje a Ensenada, fueron asesinados en un triple homicidio

Dos adolescentes de San Diego que realizaron un viaje a Ensenada el pasado viernes negro, fueron baleados y asesinados en un triple homicidio la mañana del domingo 25 de noviembre, en un complejo de apartamentos en Tijuana, según familiares, funcionarios escolares y medios de comunicación mexicanos.

Las víctimas fueron identificadas como Christopher Alexis Gómez, de 17 años, jugador de futbol americano en su último año en la preparatoria O’Farrell Charter High School, en Encanto; y Juan Suárez-Ojeda, quien se graduó de Ingenuity Charter School, en Encanto, este año.

La tercera víctima era un joven de 18 años, de Tijuana, según la prima de Gómez, Katheryn García. El trío había ido a una reunión en Ensenada el viernes 23 de noviembre, y se suponía que regresarían esa misma noche.

Un detective de la policía de Tijuana le dijo a la familia de Gómez que los tres adolescentes fueron torturados antes de que les dispararan, dijo García.

No hubo ninguna indicación inicial de lo que podría haber llevado a los brutales asesinatos.

Según informes de medios en Tijuana, los disparos mortales ocurrieron alrededor de las 5 a.m. del domingo 25, en el fraccionamiento Lomas Verdes en el sur de Tijuana. Cuando llegó la policía, encontraron a tres jóvenes vestidos solo con ropa interior esparcidos frente a la puerta de un apartamento.

Una investigación inicial sugirió que un grupo de hombres armados amenazó a los tres adolescentes a punta de pistola, los hizo arrodillarse y les disparó a cada uno en la cabeza, según el sitio de noticias de Tijuana Punto Norte.

El primo de Gómez describió al joven de 17 años como "un niño inocente" que era la "persona más dulce y noble". Recientemente obtuvo su primer trabajo limpiando autos en un estacionamiento cercano al Aeropuerto Internacional de San Diego y planeaba graduarse de O 'Farrell Charter en 2019, para despues enlistarse en los Marines, dijo García.

"Todos estamos incrédulos ante lo que ocurrió", expresó García entre lágrimas en una entrevista telefónica el miércoles 28 por la noche. "Esta fue la primera vez que iba a Tijuana o Ensenada".

Gómez nació y se crió en San Diego y no viajaba mucho, relató su primo, y agregó que solo había estado en México una vez antes, cuando sus familias viajaron juntas en 2016 para visitar a otros miembros de la familia en Morelia, la capital estado de Michoacán.

Según su familia, Gómez había salido el viernes con Suárez-Ojeda, quien estaba saliendo con la hermana de Gómez. Acompañado por el adolescente de Tijuana, el trío aparentemente llegó a la reunión en Ensenada, según los que estaban allí. Pero los adolescentes de San Diego no regresaron a los Estados Unidos esa noche como se esperaba.

El adolescente de Tijuana supuestamente llamó a su madre el sábado temprano y le dijo que estaban a salvo pero que habían perdido sus teléfonos celulares, dijo García. Esa fue la última vez que alguien escuchó del grupo.

Los familiares contactaron a las autoridades de Baja California y buscaron frenéticamente a los adolescentes desaparecidos durante el fin de semana, dijo García. El domingo por la noche, la policía de Tijuana les contó sobre los tres cadáveres encontrados afuera del departamento de Lomas Verdes.

"Todavía estábamos esperando que no fueran ellos", dijo García.

Pero el tío de Gómez fue a una morgue de Tijuana el lunes y confirmó la identidad de su sobrino.

Más tarde, ese mismo día, llegaron noticias a O’Farrell Charter School sobre los horrendos asesinatos.

"Ha sido bastante devastador para los estudiantes y el personal", dijo el superintendente Jonathan Dean el miércoles por la noche. "Es una situación difícil".

Suárez-Ojeda y Gómez comenzaron a asistir a la escuela O'Farrell el mismo año, cuando Suárez-Ojeda estaba en séptimo grado y Gómez estaba en sexto grado. Cuatro de los hermanos de Suárez-Ojeda y el hermano menor de Gómez todavía asisten a la escuela.

El miércoles, Dean y su personal pusieron a disposición trabajadores sociales y consejeros. Los alumnos del duodécimo grado de la escuela preparatoria —aproximadamente 135 estudiantes— planean crear un memorial el jueves.

El superintendente describió a Gómez como un "chico muy bueno" que fue un líder este año durante la temporada inaugural del equipo de futbol.

"Trabajaba muy duro y siempre ayudaba a sus padres", dijo García sobre su primo, a quien ella describió como más que un hermano pequeño. "Nadie tenía nada malo que decir sobre él, era tan simple, feliz y siempre sonriente... Sé cómo suena esta historia, como algo que la gente escucha en las noticias: vas a Tijuana y esto sucede. Pero el era el chico más desinteresado y amable... Esto no debió haberle sucedido", dijo García. 

Personal de O'Farrell estableció una página en GoFundMe para ambas familias de San Diego, y García también creó un GoFundMe para ayudar a la familia de su primo, quien dijo que estaba teniendo problemas económicos incluso para traer sus restos a San Diego.

Riggins escribe para el U-T. 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
51°