¿Dónde está la playa pública más cercana? Hay una aplicación para eso

¿Dónde está la playa pública más cercana? Hay una aplicación para eso

La mejor playa de California es un secreto que nunca he contado. Me llevó años explorar las casi 1,000 millas de la costa del Pacífico del Estado Dorado antes de descender por primera vez a su línea de marea.

Si escribiera sobre ella, podría no tener el lugar sobre todo para mí. Y sin embargo, una parte de mí ha querido decírtelo. Qué mejor hacer con una maravilla que compartirla.

La Comisión Costera de California es menos circunspecta con su información. En diciembre, lanzó YourCoast, una aplicación para teléfonos inteligentes que mapea casi todas las playas de acceso público entre México y Oregón. Otra característica permite a los usuarios buscar lugares con acceso para personas con discapacidad, pozas de marea, un carril para bicicletas, un área donde los perros pueden correr, canchas de voleibol, pesca y senderos, entre otras instalaciones.

La aplicación ayudará a muchas personas a disfrutar más de la costa de California. Sin embargo, cuando escuché por primera vez que la costa entraría formalmente en la era de los teléfonos inteligentes, volví a pensar en la mejor playa. ¿Era mejor ocultarla o compartirla con las masas?

Esos impulsos que compiten son tan antiguos como este estado. ¡Imagínese la fortuna que los primeros hombres en obtener oro hubieran amasado si se hubieran quedado callados solo medio año más! En cambio, la palabra viajó a lo largo y ancho como para desencadenar una migración masiva de buscadores de riqueza.

Sus descendientes y los vecinos que se unieron a ellos habitarían en un estado que se iba llenando cada vez más, década tras década, hasta que valía la pena mantener cada lugar de surf, lugar de pesca y vecindario relativamente secreto.

El Internet ha agregado una nueva arruga, dando lugar a una generación que mapeó el paraíso y marcó todos los lugares de Instagram. Incluso la vista más pintoresca pierde algo cuando uno está rodeado de personas con palos de selfies, de espaldas a la vista, tratando de compartir todo excepto el momento.

“Los turistas están destruyendo los lugares que aman”, declaró recientemente la publicación Spiegel, destacando una librería en Portugal tan atestada de turistas que nadie compra libros allí.

“Encontré el mejor lugar de hamburguesas en Estados Unidos”, escribió el crítico gastronómico Kevin Alexander, “y luego lo maté”. La multitud lo cambió irrevocablemente. Nunca escribí sobre la mejor playa de California por temor a convertirla entre las peores.

De ahí mi inquietud cuando abrí YourCoast por primera vez. Imagínese descubriendo que su restaurante favorito de la vecindad aparece en la lista de la próxima edición de Lonely Planet Los Angeles. Me preparé para un golpe de ese tipo cuando abrí la aplicación, sin conocer su contenido.

Resulta que no tenía que haberme preocupado. Lo que ofrece YourCoast es información sobre más de 1,500 lugares costeros. Lo que le falta es un juicio acerca de qué playas son las mejores, como Trip Advisor, o cualquier función que permita a los usuarios calificar varias playas de California, como en Yelp. Que se quede para siempre así.

Esta es una aplicación que ayudará a cualquiera que intente visitar una playa en particular, o emprender una búsqueda para visitar cada playa de acceso público en California, en un estado donde algunos propietarios privados todavía intentan frustrar a los visitantes en determinados tramos de arena que se encuentran frente a sus propiedades privadas. YourCoast no los cambiará, pero puede hacer que engañen a menos personas con sus faroles.

“Refuerza la sensación de la gente de que la costa les pertenece”, dijo un portavoz de la Fundación Surfrider al San Jose Mercury News. “Muchas veces es posible que no veas las vías de acceso o sepas si algo es público o privado. La aplicación arma a las personas con más información y confianza”.

Pero no es una aplicación que envíe a las hordas de los turistas más maleables a un destino determinado, menos impulsados por lo que aman que por un “miedo a perderse” lo que otra persona amó, a pesar de que su notoriedad desde hace mucho tiempo hizo imposible compartir la experiencia original.

La nuestra es una era hiperconectada. En muchas ocasiones futuras, los californianos lucharán con la mejor manera de compartir algo maravilloso sobre este estado sin arruinar su encanto.

Por ahora, YourCoast ha tocado el punto sublime, incluso si uno de sus muchos listados es la playa que preferiría que las masas nunca encontraran.

Conor Friedersdorf es un escritor colaborador de Opinion, un redactor de plantilla en Atlantic y editor fundador de Best of Journalism, un boletín informativo que ofrece una excepcional no ficción.

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
56°