¿Debería mi familia gastar miles de dólares en la Quinceañera de mi hermana? ¿O deberíamos comenzar un fondo para la universidad?

¿Debería mi familia gastar miles de dólares en la Quinceañera? ¿O deberíamos hacer un fondo para estudiar?

La cuenta regresiva de la quinceañera ha comenzado; mi hermana menor acaba de cumplir 14. Ahora falta menos de un año y tenemos que empezar a calcular los costos.

Yo, como hermano mayor, formulé una pregunta radical: ¿Esta celebración simbólica de la mayoría de edad en realidad vale la pena? Puedo dar fe de que mi familia, inmigrante de primera generación que vive en Watts, no tiene muchos ingresos disponibles para una gran fiesta. El dinero que gastemos en esta fiesta es dinero que no tendremos para comprar un auto o para comenzar un fondo para la universidad.

Esta no es la primera celebración en mi familia. Mi hermana mayor también tuvo su fiesta. Ella tenía 13 años y mi padre nos había dejado recientemente, por lo que mi madre tuvo que organizar todo por su cuenta. Al igual que muchas familias que no pueden pagar el costo total, recibimos ayuda de los padrinos. Puedes tener 11 padrinos diferentes y cada uno cubrir un gasto específico.

Pero algo salió mal. El padrino para el salón (que generalmente es el artículo más costoso) no pudo cumplir con su compromiso. Ajustamos, cancelamos el lugar y nos quedamos en el complejo de apartamentos en Long Beach donde vivíamos en ese momento. Aun así, la quinceañera costó alrededor de $ 8,000.

Pero eso no es nada comparado con las fiestas exorbitantes que se están volviendo más comunes a medida que esta tradición latina se americaniza. En este mundo de reality shows "Quiero Mis Quince" y Disneyland Resort's Quinceañera Experience con temática de princesa ($ 20,000 en adelante), la Quinceañera es una celebración extravagante, es una manera de demostrar riqueza y éxito en este país adoptivo. Al mismo tiempo, incluso las familias con problemas económicos se sienten presionadas a observar la tradición. Después de todo, ellos también vinieron aquí para realizar el sueño americano.

Mi tía Lupe, celebró los quince de mi prima en el salón de banquetes por excelencia de Compton, el salón Brandy, y gastó un total de $ 9,000 en todo el evento. Le pregunté: ¿Valdrá la pena eso? "Es una tradición y una belleza que mi hija puede apreciar por el resto de su vida", me dijo. Mi amiga Sandra Caro, ahora de 29 años, parecía apreciar mucho ese recuerdo.

"Si puedes pagarlo, hazlo", dijo. "Pero no creo de ninguna manera que fuera necesario".

La situación financiera de mi familia es algo fuera de lo común en EE.UU. Los latinos, tienen en general ingreso familiar promedio de alrededor de $ 42,000, casi un 25% por debajo del promedio en EE.UU. ($ 51,400). Las familias mexicanas como la mía, tienen un ingreso promedio es de $ 38,000; para las familias puertorriqueñas, es solo de $ 36,000. Los $ 10,000 necesarios para una quinceañera promedio -que se gasta en un vestido, un banquete, una clase de baile, un dj por una noche- representan los ingresos familiares de una familia latina de tres o cuatro meses.

El dinero que gastamos en esta fiesta es dinero, no tenemos que comprar un auto o comenzar un fondo para la universidad.

Somos una familia de cinco personas, que ya está pagando los préstamos universitarios, una hipoteca y pagos de automóviles. Todavía no hemos decidido cómo celebrar el 15º cumpleaños de mi hermana. Todavía estoy sugiriendo para la ocasión un viaje familiar al extranjero o comprar un automóvil.

Me gustaría presentar este caso a amigos latinos en una circunstancia similar: No gastar en esta fantasía tradicional e invertir en una mejor realidad para el futuro de nuestras hijas y hermanas.

Elvis U. Díaz es un Junior en la Universidad de Columbia que estudia ciencias políticas.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°