Cuatro tentempiés veraniegos para comer sin culpa

Cuatro tentempiés veraniegos para comer sin culpa

Por mucho que intentemos comer bien, a veces se necesita una fuerza sobrehumana para resistir el llamado de las papas fritas. Y muchas de las alternativas supuestamente "más saludables" en el mercado son solo versiones diluidas de lo real, aún saladas, grasas y cargadas de calorías."Es una batalla cuesta arriba".

De Laurentiis recientemente se alineó con Simply 7, una compañía que fabrica chips de quinoa, lentejas y hummus. En su colaboración, la copresentadora de "Food Network Star" ayudó a crear un trío de sabores de palomitas de maíz que ella y su hija comen cuando tienen hambre y están cansadas de consumir “zanahorias y pepinos cortados”.

A continuación, algunas ideas innovadoras y “mejores para la salud”, que se pueden llevar en el automóvil o guardar en el cajón del escritorio para paliar esos anhelos de sabores salados:

Usando maíz rojo o azul, que son más nutricios que las variedades blanca y amarilla, las palomitas de maíz orgánicas se condimentan con sal marina siciliana, parmesano añejado de 10 meses y mantequilla clarificada. Los granos son ligeramente más pequeños que las palomitas de maíz convencionales; el maíz se cultiva en un suelo rico en nutrientes y nunca ha sido modificado genéticamente. Otra ventaja: la compañía lanzó una iniciativa, Fund Her Farm, para apoyar a las agricultoras en Corn Belt.

Información: $35.99 por 12 bolsas en Amazon.com, simply7snacks.com

El empresario Nick Desai, residente en Los Ángeles, recuerda los bocadillos de sus vacaciones en la India natal de su familia, donde comía sabrosas delicias hechas con frijoles y lentejas.

"El contenido de proteína y fibra es elevado en los tentempiés indios", comentó Desai, cofundador de la compañía de alimentos Snack It Forward. "Todos en EE.UU. están buscando más proteína a base de plantas, así que decidimos encontrar mejores alimentos 'chatarra' con los que pudieran identificarse".

El resultado tardó dos años en fabricarse: Peatos, hechos de una mezcla de harina de legumbres (guisantes, fava, lentejas) y en sabores como Masala, Queso clásico, picante Fiery Hot y Chili Cheese. Los chips tienen menos calorías y menos contenido de sodio y grasa que sus rivales más convencionales de las tiendas de comestibles, no son transgénicos y no tienen colorantes ni aditivos artificiales. "Si comes legumbres y bocadillos a base de leguminosas en lugar de los de maíz y papas, ya has mejorado significativamente tu nutrición", advirtió Desai.

Información: $1.29 a $2.99 en Ralphs and Pavilions. worldpeasbrand.com

Todos hemos visto chips hechos de zanahorias, col rizada y remolacha. Pero, ¿de aguacate?

AvoLov, lanzado en marzo en la feria de productos naturales ExpoWest, cuenta con el cremoso -y rico en nutrientes- aguacate Hass como base, secado a bajas temperaturas y luego sazonado delicadamente con sabores como lima de Chile y Sriracha. Deshidratarlos ayuda a retener el potasio y las grasas saludables en la fruta. Los otros ingredientes -sal marina del Himalaya y especias- los convierten en una opción razonable para quienes siguen dietas Paleo y Keto, y son aptos para veganos. Alrededor de 190 calorías por paquete.

Información: $39.99 por ocho paquetes, en amazon.com, avolov.com

Los chips de crema agria y Chive Zucchini Chips (cebollín y calabacín), de Urban Remedy, son bajos en carbohidratos, de bajo índice glucémico, orgánicos y veganos. Contienen solo seis ingredientes: anacardo, calabacín, aceite de oliva, cebolla verde, sal rosa del Himalaya y jugo de limón. La compañía, con sede en el norte de California, ofrece planes de comidas, leche de nueces, jugos prensados en frío y opciones de bocadillos saludables, como los chips de calabacín.

Información: $5.95 en urbanremedy.com

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
71°