Calentamiento global derrite los glaciares más rápido de lo que se creía

Calentamiento global derrite los glaciares más rápido de lo que se creía

Los glaciares de la Tierra se están derritiendo mucho más rápido de lo que los científicos pensaban. Un nuevo estudio muestra que pierden 369 mil millones de toneladas de nieve y hielo cada año, más de la mitad de esto en Norteamérica.

La medición más completa de los glaciares en todo el planeta descubrió que miles de masas continentales de nieve comprimida en hielo se están reduciendo un 18% más rápido de la tasa que un panel internacional de científicos había calculado en 2013.

Los glaciares del mundo se están reduciendo cinco veces más rápido ahora que en los años 1960. El estudio descubrió que su derretimiento se acelera debido al calentamiento global, lo cual está agregando más agua a los mares que ya están creciendo. "En un periodo de 30 años, repentinamente, casi todas las regiones comenzaron a perder masa al mismo tiempo", indicó el autor principal, Michael Zemp, director del Servicio Mundial de Monitoreo de Glaciares de la Universidad de Zurich. "Eso se debe claramente al cambio climático, si se observa el panorama global”.

Los glaciares con un derretimiento más veloz se encuentran en Europa central, la región del Cáucaso, el oeste de Canadá, los 48 estados más bajos de EE.UU, Nueva Zelanda y cerca de los trópicos. En estos lugares, en promedio pierden más del 1% de su masa cada año, según un estudio publicado en la revista Nature, el pasado lunes. “En estas regiones, con la tasa actual de derretimiento, los glaciares no sobrevivirán al siglo", aseveró Zemp.

El equipo de Zemp usó medidas de tierra y satélites para observar 19.000 glaciares, una cantidad muy superior a la de estudios anteriores. Así, determinaron que el sudoeste de Asia es la única región -de 19- donde los glaciares no se están reduciendo, lo cual, según Zemp, se debe a las condiciones climáticas locales.

Según el estudio, desde 1961 el mundo ha perdido 10.6 billones de toneladas de hielo y nieve. La cantidad es suficiente para cubrir los 48 estados inferiores de EE.UU con aproximadamente cuatro pies de hielo.

Los científicos saben desde hace mucho tiempo que el calentamiento global causado por actividades humanas, como la quema de carbón, gasolina y diesel para la electricidad y el transporte, está haciendo que la Tierra pierda su hielo. Especialmente también les preocupan, las grandes capas de hielo que cubren Groenlandia y la Antártida.

Este estudio "nos dice que hay mucho más en esta cuestión", remarcó Mark Serreze, director del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo en Boulder, Colorado, quien no formó parte del estudio. "La influencia de los glaciares en el nivel del mar es más grande de lo que pensábamos”.

Una serie de factores están haciendo subir los niveles del mar. La principal causa es que los océanos se están calentando, lo cual genera que el agua se expanda. Según Zemp, las nuevas cifras muestran que el derretimiento de los glaciares es un contribuyente mayor del pensado, responsable de entre el 25% y el ​​30% del aumento anual de los océanos.

Los mares crecientes amenazan a las ciudades costeras de todo el mundo y ponen a más personas en riesgo de inundaciones durante las tormentas.

Los glaciares crecen en invierno y se reducen en verano, pero a medida que la Tierra se calienta, crecen menos y se encogen más. Zemp dijo que las temperaturas más cálidas del verano son la razón principal por la que los glaciares se están reduciendo más rápido.

Si bien la gente considera que los glaciares son cuestiones de los polos, la reducción de los glaciares de montaña más cerca del ecuador puede causar serios problemas para las personas que dependen de ellos, explicó Twila Moon, una científica del centro de datos de nieve y hielo que tampoco formó parte del estudio. Según la especialista, quienes habitan zonas cercanas a los Andes, por ejemplo, dependen de los glaciares para beber y para riego cada verano.

Otro estudio, confirmó el pasado lunes en Environmental Research Letters una fusión más rápida y otros cambios en el Ártico. En invierno, el Ártico se está calentando 2.8 veces más rápido que el resto del hemisferio norte. En general, la región es cada vez más húmeda, más nublada y más lluviosa.

“Es un proceso poderoso, hiperactivo", remarcó el autor principal, Jason Box, científico del Instituto Meteorológico de Dinamarca.

 Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°