Desde la legalización de la marihuana aumentan en LAX las detenciones por contrabando de marihuana

Aumentan en LAX las detenciones por contrabando de marihuana

Michael Vechell ya había llamado la atención de un trabajador de una aerolínea y de dos pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX), cuando fue confrontado por la policía.

Mientras esperaba para abordar su vuelo con destino a Filadelfia junto con su perro, Odie, Vechell había despertado cierta preocupación cuando se acercó a otro viajero y le preguntó si quería unirse a su "red de narcotráfico", afirman las autoridades.

Aunque Vechell le dijo a la policía de LAX que sólo había sido un malentendido, los oficiales exigieron ver su equipaje. En el interior, encontraron casi 70 libras de marihuana sellada al vacío, en paquetes etiquetados como "camisetas", "clima frío" y "pantalones sensuales".

Más de un año después de que California legalizara el uso recreativo del cannabis, los arrestos por tráfico como el de Vechell aumentaron un 166% en LAX, según los registros de arrestos obtenidos por Los Angeles Times.

Según las autoridades, los expertos en la industria de la marihuana y un abogado que representa a traficantes acusados, envalentonados por la legalización y enfrentando sólo un leve castigo si son capturados, cada vez más contrabandistas optan por los vuelos en avión para escapar del abarrotado mercado de cannabis de California. Como resultado, el cuarto aeropuerto más congestionado del mundo ahora es un expansivo centro en la exportación ilegal de marihuana, sostienen.

"Este es un procedimiento normal para estos individuos; diría que 29 de las 30 veces que lo intentan, lo logran sin problemas", señaló Bill Kroger Jr., un defensor penal con 20 años de antigüedad, que se especializa en casos de marihuana y que representó a Vechell.

Las autoridades de LAX se están encontrando con más pasajeros que llevan pequeñas cantidades de la droga para uso personal, pero el número de maletas registradas llenas de marihuana también se ha disparado. La policía en Oakland y Sacramento afirma estar viendo lo mismo.

"Interceptamos grandes cantidades de marihuana regularmente", aseguró el sargento Ray Kelly, de la Oficina del Sheriff del Condado de Alameda, que tiene jurisdicción sobre el Aeropuerto Internacional de Oakland. “La encontramos en cantidades de aproximadamente 50 libras... la tarifa para el equipaje de mano. Me imagino que sólo estamos interceptando una parte, no todo”.

El aumento repentino en el contrabando en aeropuertos es en gran parte resultado de la legalización y de un mercado saturado. California cultiva mucha más marihuana que la que emplean sus residentes -hasta cinco veces más, aseguran algunos-, y los consumidores de cannabis en otros estados pagan un precio mucho más alto.

“Desde que la marihuana se ha legalizado en California, no se puede ganar dinero porque todos se involucraron", afirmó Kroger. "Hay grandes centros de cultivo de 50.000 pies cuadrados y están inundando el mercado. El dinero está fuera de California”.

En 2018, el primer año en que el estado legalizó el uso recreativo, la policía de LAX realizó 101 arrestos por tráfico, en comparación con los 38 de 2017 y los 20 registrados en 2016, según documentos de la Policía del Aeropuerto de Los Ángeles.

"Creo que ya lo esperábamos", afirmó Rob Pedregon, vocero de la policía de Los Angeles World Airports. "Si nos fijamos en los números: 87 millones de pasajeros al año... no me sorprendería si en un par de meses alcanzamos lo que los demás aeropuertos registran en un año".

Aunque el uso médico y recreativo del cannabis es legal en California, sigue siendo ilegal a los ojos del gobierno federal, que lo considera una droga de la Lista 1, a la par de la heroína, el LSD y el ecstasy.

Con la esperanza de evitar una confrontación con la Administración Antidrogas de EE.UU (DEA), la Oficina de Control de Cannabis de California prohibió la exportación de marihuana a otros estados.

Sin embargo, los expertos consideran que la prohibición no logrará evitar que California exporte ilegalmente la mayor parte de su cultivo de marihuana.

En un documento de 2017 sobre los efectos económicos de la legalización de la marihuana, los investigadores del Centro de Cuestiones Agrícolas de la Universidad de California estiman que hasta el 80% de la marihuana que se cultiva en California se envía fuera del estado, sin pagar impuestos ni reglamentarse aquí.

"Las proyecciones de todas las fuentes indican que el cannabis ilegal seguirá siendo importante", considera el estudio, "dado que es un mercado con productores y consumidores establecidos desde hace mucho tiempo".

Como resultado de este mercado negro en curso y de otros factores, el estado se ha decepcionado por la cantidad de ingresos fiscales que genera la sustancia legal.

La mayor parte de la marihuana exportada ilegalmente sale del estado en automóvil o camión. En 2018, la Patrulla de Caminos de California (CHP) incautó más de ocho toneladas de marihuana, en 63 incidentes. El año anterior, los agentes habían confiscado poco más de dos toneladas en 76 detenciones. "El número de casos es menor", remarcó el capitán de la CHP Jason Daughrity, "pero las cantidades son mayores".

Sin embargo, el número de traficantes que utilizan aerolíneas comerciales parece ir en aumento. Los destinos más populares incluyen Chicago, Atlanta, Indianápolis y Dallas, según los registros de arrestos en LAX.

Kroger dijo que las consecuencias de ser detenido en un aeropuerto de California con dos maletas registradas con marihuana eran relativamente menores: un cargo de delito menor para alguien sin antecedentes por drogas o delitos violentos.

Para el gobierno federal, el aumento en el contrabando es un caso claro de: "se los dije”. "No nos sorprenden los números. Esto es algo que fue previsto y sobre las cuales hemos advertido a la gente", aseguró Kyle Mori, de la oficina de la DEA en Los Ángeles. "Cuando los estados lo legalizan, se le da a la gente una falsa sensación de seguridad, de que pueden pasar por los puntos de control de la TSA... creen que lo que están haciendo es legal”.

El año pasado, en LAX hubo 503 informes de marihuana descubierta en equipajes, y sólo una quinta parte de ellos involucró a sospechosos de tráfico. En comparación, hubo 400 informes en 2017 y 282 en 2016.

Gran parte de la marihuana descubierta es el resultado de la confusión de los pasajeros entre las jurisdicciones estatales y federales y dónde se limitan esas líneas. De hecho, se puede poseer hasta 28.5 gramos de marihuana u ocho gramos de marihuana concentrada en LAX, según el sitio web del aeropuerto.

"Aunque a nivel federal sigue siendo ilegal y violarían las leyes federales, nosotros, como policía del aeropuerto, no podemos hacer cumplir esas normas”, destacó Pedregon. "Siempre y cuando sea una cantidad personal y utilizable, de menos de una onza, son libres de hacerlo".

Cientos de pasajeros ahora empacan regularmente cantidades de marihuana, aceite o comestibles de cannabis para uso personal en su equipaje de mano o documentado, asumiendo que es legal volar con ellos. Lo que olvidan es que el gobierno federal tiene dominio sobre el espacio aéreo.

Desde el 16 al 26 de noviembre -cuando aproximadamente 2.52 millones de pasajeros de la temporada festiva pasan por LAX- los agentes de la Administración de Seguridad del Transporte llamaron a la policía 27 veces después de descubrir marihuana en el equipaje de mano o en el registrado, aunque sólo se concretaron seis arrestos.

Entre los detenidos se encontraba una estudiante atleta y becada de UCLA, que llevaba 34 gramos de marihuana -casi seis más de lo que el estado permite para una persona- y una pipa en su bolso. La mujer dijo espontáneamente que la marihuana era suya y que lamentaba tenerla. Los oficiales la dejaron ir con una advertencia y ella pudo viajar pero sin la droga.

Los traficantes, sin embargo, hacen un mayor esfuerzo para ocultar grandes cantidades de cannabis y sus derivados, ya sea envolviendo el contrabando en papel encerado, papel de aluminio o de regalo, o disfrazando sus productos como dulces u otros alimentos.

Tal fue el caso el 14 de noviembre pasado, cuando los empleados de la TSA que escaneaban el equipaje registrado abrieron cinco maletas que no habían generado una imagen clara en sus monitores.

El equipaje pertenecía a dos hombres en un vuelo con destino a Newark y contenía más de 100 libras de productos de cannabis, según los informes de arresto.

En diciembre pasado, la policía arrestó a un hombre que llevaba tres libras de comestibles y aceite de cannabis en su equipaje. El sospechoso dijo que se había sorprendido por lo bajos que eran los precios en el dispensario de Inglewood que había visitado, en comparación con los costos que encontraba cerca de su casa en Hagerstown, Maryland.

En numerosos informes de arrestos revisados ​​por Los Angeles Times, los sospechosos de tráfico le dijeron a la policía que habían viajado a California para comprar productos de cannabis mejores y más baratos, con el fin de venderlos y obtener ganancias en sus sitios de residencia.

Cuando algunos estados legalizan la marihuana pero otros no, los proveedores se trasladan para llenar ese vacío, incluso si es a través de los canales del mercado negro, explicó la Asociación de Industria de Cannabis de California a través de su portavoz, Josh Drayton. Una libra de flores de marihuana que cuesta entre $600 y $800 en California puede revenderse por $4.000 en el Medio Oeste, afirmó.

A pesar del aumento en los incidentes de tráfico de la aviación comercial, la marihuana sigue siendo una baja prioridad para las agencias del orden, dice la policía. La postura de la DEA es que la droga no tiene beneficios médicos y que su legalización aumenta los arrestos relacionados con conducción bajo la influencia (DUI), los accidentes y ayuda a financiar a los cárteles mexicanos. Más allá de la marihuana, su enfoque inmediato está en otra parte, "el tráfico de heroína", indico Mori, "y el desvío de sustancias químicas y productos farmacéuticos a las manos de pandilleros y delincuentes violentos; esa es nuestra prioridad".

 Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°