SU BOLSILLO: Al planificar su jubilación no cometa este error con el Seguro Social

Money Talk
Al planificar su jubilación no cometa este error con el Seguro Social

Estimada Liz: Tengo 64 años, soy soltera y me diagnosticaron diabetes tipo 2. Sigo trabajando a tiempo completo, pero debido a mi salud, cada vez es más difícil hacerlo. Tengo un 401 (k) de este trabajo. Sólo me pregunto qué tan inteligente sería, considerando mi situación, retirarse ahora y cobrar el Seguro Social, ya que las posibilidades de que viva entre otros dos o cuatro años no parecen ser altas. ¿Qué piensas?

Respuesta: Una investigación muestra que la mayoría de las personas viven mejor retrasando los beneficios del Seguro Social. Su situación puede ser una de las excepciones, o puede que no lo sea.

Un hombre de 65 años en Estados Unidos puede esperar vivir, en promedio, hasta los 84, según la Administración de Seguridad Social. Una mujer de 65 años de edad puede esperar vivir, en promedio, hasta casi 87. Eso va más allá del típico punto de equilibrio, donde los beneficios de obtener cheques más grandes de Seguro Social de por vida superan al costo de los cheques perdidos por no reclamarlos antes.

Pero la mayoría de la gente no debería basar su estrategia de reclamación sólo en los puntos de equilibrio. Morir demasiado pronto y no poder obtener el máximo pago de la Seguridad Social es ciertamente un riesgo. Pero un riesgo mucho mayor es la longevidad. Mientras más tiempo viva, mayores serán las probabilidades de quedarse sin dinero y tener que sobrevivir únicamente con el Seguro Social.

Esos riesgos son aún mayores de lo que mucha gente piensa. Un hombre de 65 años tiene un 20% de probabilidad de vivir hasta los 90 años, mientras que una mujer de 65 años tiene un 32% de probabilidad, según la Sociedad de Actuarios.

Si el hombre y la mujer están casados, hay un 45% de probabilidades de que uno viva hasta los 90 años. Por eso es tan importante que la persona con mayor ingreso en un matrimonio posponga el reclamo el mayor tiempo posible, ya que hacerlo generará un cheque por una cifra más alta para que el sobreviviente pueda mantenerse. (Las personas solteras también son exhortadas a demorar el reclamo, ya que vivirán con un sólo cheque, en lugar de dos).

Las personas con mayor educación e ingresos más altos tienden a vivir más que el promedio, mientras que las personas con mala salud obviamente pueden tener una esperanza de vida más corta. Un diagnóstico terminal sin duda cambia la estadística. Pero no mencionó por qué espera vivir sólo de dos a cuatro años más. Varios estudios han estimado que la diabetes tipo 2 podría reducir de cinco a 10 años la esperanza de vida típica, lo que aún podría hacerle vivir bien a sus 70 años. Si gastó sus ahorros como si fuera a vivir cuatro años pero terminó viviendo 14, esa última década podría ser bastante difícil.

Nada de esto significa que no puede retirarse ahora, pero como todos los demás, debe equilibrar el deseo de aprovechar al máximo el tiempo que le queda con el riesgo de que pueda vivir más de lo que usted cree. Un planificador financiero solamente podría ayudarlo a pensar en las opciones y ejecutar varios escenarios financieros para que pueda ver cómo sus decisiones podrían desarrollarse con el tiempo.

 

Falló el perdón del préstamo estudiantil

Estimada Liz: Recientemente respondiste una pregunta de alguien que había incumplido con los pagos de préstamos estudiantiles federales. Usted mencionó formas de resolver el incumplimiento y calificar para los planes de pago en relación con el ingreso, lo cual podría reducir sus pagos mensuales. ¿No podría ella también calificar para el perdón de préstamos estudiantiles?

Respuesta: Hay programas que se supone que permiten que los saldos de préstamos estudiantiles federales sean perdonados después de 10 años de pagos para personas en puestos de servicio público y después de 20 o 25 años para otros prestatarios. Sin embargo, es cuestionable cómo se puede obtener este perdón.

El año pasado fue la primera vez que los prestatarios calificaron para el perdón bajo el programa de servicio público de 10 años, que fue promulgado por el presidente George W. Bush en 2007. El Departamento de Educación ha negado a la gran mayoría de los solicitantes el alivio esperado. Según el Washington Post, casi 40.000 personas se habían inscrito para el 31 de diciembre y menos de 300 personas habían sido aprobadas.

Los críticos dicen que el Departamento de Educación de Estados Unidos ha establecido estándares de aprobación mucho más rígidos de lo que el Congreso previó al crear el programa. Muchos solicitantes también se basaron en consejos erróneos dados por compañías privadas que prestan servicios a préstamos federales para estudiantes.

Es posible que las demandas, o el Congreso, obliguen al Departamento de Educación a perdonar más deudas. Pero si esto les puede pasar a las personas que han dedicado una década de su vida al servicio público, uno se pregunta cuánto alivio pueden esperar otros prestatarios.

Liz Weston, planificadora financiera certificada, es columnista de finanzas personales para NerdWallet. Las preguntas pueden ser enviadas a ella en 3940 Laurel Canyon, No. 238, Studio City, CA 91604, o usando el formulario de "Contacto" en asklizweston.com. Distribuido por No More Red Inc.

 Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°