Agentes de TSA y de Protección Fronteriza están probando nueva tecnología de reconocimiento facial en LAX

Agentes de TSA y de Protección Fronteriza están probando nueva tecnología de reconocimiento facial en LAX

Los viajeros que vuelan desde la Terminal Internacional Tom Bradley en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, están siendo fotografiados como parte de un programa piloto destinado a monitorear mejor a los ciudadanos extranjeros que salen del país.

El programa piloto de 30 días, que se lleva a cabo gracias a una asociación entre la Administración de Seguridad del Transporte y la Aduana y Protección Fronteriza de EE.UU., es uno de los varios esfuerzos de las dos agencias de seguridad federales, para utilizar tecnología de punta para acelerar y reforzar el proceso de revisión en el aeropuerto.

Bajo el programa, las cámaras toman fotos de los viajeros mientras se preparan para ser revisados para vuelos internacionales desde LAX. Las fotos son opcionales ahora, pero pueden ser obligatorias para ciudadanos extranjeros si la tecnología se conserva después de la prueba. Las cámaras usan tecnología de reconocimiento facial para unir las caras de los viajeros que parten, con los datos recopilados por las agencias gubernamentales de cada ciudadano extranjero que ingresa al país.

La tecnología, de acuerdo con los funcionarios de aduanas, ayuda a identificar rápidamente a los viajeros extranjeros que pueden ser buscados por delitos, violaciones de visa o el intento de usar pasaportes falsos. Las cámaras se están utilizando en cuatro carriles de seguridad de la terminal.

"Mediante el uso de datos biométricos, la TSA está tomando medidas para elevar la línea de base para la seguridad de la aviación y utilizar la tecnología para mejorar y agilizar el proceso de identificación de pasajeros", dijo el jefe de la TSA, David Pekoske, en un comunicado. "En última instancia, creemos que esto conducirá a una mayor seguridad, y mayor rapidez".

Debido a que LAX es el segundo aeropuerto con más tráfico en el país, es un buen campo de pruebas para la nueva tecnología.

Los oficiales de la TSA también han comenzado a probar un dispositivo que puede leer automáticamente una identificación emitida por el gobierno, verificar su autenticidad y confirmar si el titular de la identificación está en la lista de pasajeros de un avión que está a punto de despegar en el aeropuerto.

En la Terminal 1, la TSA también ha estado probando un escáner de tomografía computarizada, que utiliza la misma tecnología para hacer diagnósticos médicos. El aparato está tomando el lugar de un escáner de rayos X tradicional.

Una radiografía toma imágenes bidimensionales, en cambio el escáner CT puede crear una imagen tridimensional del contenido de una bolsa de mano, que un agente de TSA puede girar para identificar mejor los objetos que se encuentran dentro.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°