Adiós a los patios con piscina, los edificios de apartamentos son el futuro en California

Adiós a los patios con piscina, los edificios de apartamentos son el futuro en California

No necesita ser un físico ganador del Nobel para determinar la dirección que debe tomar California para resolver su grave escasez de viviendas.

Deje de expandirse hacia los lados y aseméjese más a la ciudad de Nueva York y menos a California.

Esas palabras son dolorosas de escribir para un nativo de California que creció en un pequeño rancho de naranjas en Ojai y adora los espacios abiertos. Pero es inevitable.

El estilo de vida de esas casas de California, que se basa en la luz del sol y el amplio espacio en el patio trasero con piscina, se ha vuelto cada vez más inaccesible para las familias de clase media en las zonas urbanas donde existe la mayoría de los empleos. El espacio vital se ha vuelto estrecho e increíblemente caro para muchos.

Fue maravilloso cuando nuestra población era de sólo 12 millones en la década de 1950 y 22 millones en la década de 1970. Pero ahora estamos en 40 millones y nos dirigimos a 50 millones en 2050.

Para muchos, la economía de la oferta y la demanda hacen del ‘California Dream’ (sueño americano), una pesadilla.

Afortunadamente, los legisladores estatales están alertas y tratando de solucionarlo… al igual que el gobernador Gavin Newsom. Ambos han estado impulsando el desarrollo de viviendas de múltiples pisos en zonas densamente pobladas cerca de los centros de transporte y planean mucho más de eso este año.

El enorme proyecto del Centenario cerca de Tejon Pass -en el país de los incendios forestales- es un hecho atípico. Fue aprobado por los supervisores del condado de Los Ángeles el pasado diciembre.

California se enorgullece de ser el líder de la nación en muchas cosas, pero estamos muy por detrás de la creación de viviendas de fácil acceso para un sistema de trenes. El sistema regional de metro de Washington, D.C., con sus complejos de apartamentos y casas urbanas cercanas, avergüenza a California.

"Establecimos nuestros patrones de uso de la tierra para un estado mucho más pequeño", dijo Scott Wiener (D-San Francisco), presidente del Comité de Vivienda del Senado estatal. “Los trabajos se encuentran en las principales áreas urbanas y la vivienda se ha construido más y más lejos, lo que ha provocado una gran expansión.

"Tenemos personas que viajan diariamente en automóvil hasta 2½ horas por trayecto, y ese no es el ‘California Dream’. Las autopistas se han vuelto casi imposibles de usar. Necesitamos patrones de uso de la tierra más sostenibles".

Wiener agrega: "Deberíamos establecer los estándares estatales correctos para que no sigamos engullendo tierras de cultivo y espacios abiertos, que forman parte del ADN de California. Y también estamos obligando a la gente a vivir en zonas de incendios forestales. "Tenemos un déficit de vivienda de 3.5 millones y la gente ya no puede darse el lujo de vivir aquí".

A lo largo del tiempo, la casas estilo rancho se han expandido, devorando espacios abiertos y elevando los precios.

"El tamaño medio de las casas estilo rancho ha crecido enormemente", dice Jim Beall, presidente del Comité de Transporte del Senado (D-San José), ex concejal de la ciudad de San José y supervisor del condado de Santa Clara.

“La casa en la que crecí [durante la década de 1950] era de 1.300 pies cuadrados. Eramos ocho niños, para cuando llegamos a ser 10, nos mudamos a una casa con 1.800 pies cuadrados. Ahora, estos constructores de viviendas están saliendo a las áreas suburbanas y construyendo casas de 2.500 y 3.000 pies cuadrados”.

Las familias se han vuelto más pequeñas pero las casas se han expandido. ¿Por qué?

"Sabes por qué", responde Beall. "Las casas se hicieron más grandes porque están ganando más dinero con ellas. Puedes ganar más dinero construyendo una casa grande que dos más pequeñas. Y francamente, no son accesibles para la mayoría de las personas en California".

Las casas inasequibles y los desplazamientos insoportables son los dos factores principales que impulsan a las viviendas lejos de la expansión suburbana y hacia los centros de transporte urbano. Otra motivación para los demócratas es cumplir con su ambicioso objetivo de cambio climático de reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero de los tubos de escape de los autos.

Hay varios proyectos de ley de vivienda que están entrando en el proceso legislativo. Algunos de estos proyectos de ley hacen que las ciudades y los condados estén inquietos ante la perspectiva de perder el control local ante el estado.

"Necesitamos trabajar en colaboración con el estado como socio", dice Carolyn Coleman, directora ejecutiva de la Liga de Ciudades de California. "Seguiremos trabajando juntos más de lo que lo haremos por otros medios".

"Otros medios" incluyen a Newsom demandando a Huntington Beach por supuestamente violar las leyes estatales de vivienda y amenazar con retener el dinero del impuesto a la gasolina de ciudades que él considera que no están haciendo lo suficiente para estimular la construcción de viviendas.

Uno de los proyectos de ley actuales más controvertidos es la SB 50 promovida por Wiener, la cual Intentaría impulsar la construcción de viviendas cerca del tránsito. Los desarrolladores podrían construir complejos de apartamentos y condominios de hasta cinco pisos alrededor de las estaciones de tren. Los requisitos mínimos de espacio de estacionamiento serían exentos.

Wiener elogia a las ciudades de Los Ángeles y Oakland como modelos a seguir para lo que están intentando. La senadora, Nancy Skinner (D-Berkeley), tiene un proyecto de ley que declararía una emergencia de vivienda en todo el estado y requeriría que los gobiernos locales agilicen un permiso para construir casas.

"El proyecto de ley dice: 'Gobierno local, haga lo que está haciendo pero hágalo más rápido'", dice ella. "Un proceso rápido".

Inaugurar el proyecto, eso es lo que los republicanos han defendido durante mucho tiempo. Skinner es una liberal dedicada.

El presidente del comité de vivienda de Beall y la Asamblea, David Chiu (D-San Francisco), tiene proyectos de ley similares para crear nuevas versiones más limpias de las agencias de reurbanización que fueron derrotadas en 2011 por el gobernador Jerry Brown y la Legislatura. Pensaron que las agencias estaban desquiciadas y desperdiciaban dinero. Pero las agencias gastaron $ 1 mil millones al año para construir viviendas asequibles. Las nuevas entidades tendrían una supervisión estatal más ajustada.

Otro proyecto de ley de Chiu, incentivaría la construcción de alquileres de alta concentración, asequibles para personas de bajos ingresos y cerca de estaciones de tránsito. Es una propuesta para resolver el problema de la gente que maneja grandes distancias para llegar a sus trabajos y sería un beneficio para aminorar el tráfico y los contaminantes.

El estilo de vida de las casas tipo rancho de California fue excelente en el siglo pasado. Pero para la clase media y pobre, es una especie en peligro de extinción que necesita adaptarse.

 Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°