Anuncio
Share
LA Times Español

11% de probabilidad de otro gran terremoto en el sur de California, dicen los científicos

once

Jenner Kim, de 50 años, de Trona, examina su edificio de almacenamiento, gravemente dañado por el terremoto del 4 de julio. (Irfan Khan / Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

Las probabilidades de que el sur de California experimente otro terremoto de magnitud 7 o mayor en la próxima semana son ahora de casi el 11%, según las estimaciones preliminares de los sismólogos.

Y las probabilidades de que un sismo supere el temblor de 7.1 que se produjo cerca de Ridgecrest el viernes por la noche son aproximadamente del 8% al 9%, dijo la sismóloga de Caltech Lucy Jones.

“Hay una posibilidad de 1 en 10 de que podamos tener otro temblor de 7 grados en esta secuencia”, dijo.

Lo más probable es que el Valle de Owens experimente otro temblor de magnitud 6 o mayor. Las posibilidades de que eso ocurra son ligeramente superiores a 50-50, apuntó Jones. Y más terremotos de magnitud 5 o mayor son casi seguros.

Anuncio

“Sería extremadamente inusual si no tuviéramos otros sismos de por lo menos 5 grados durante la próxima semana, dijo Jones.

revised shake map
(Los Angeles Times)

El terremoto de 7.1 del viernes por la noche fue unas 8 veces mayor que el de 6.4 del jueves por la mañana, dijo Robert Graves, sismólogo del Servicio Geológico de Estados Unidos en Pasadena.

Aunque es más probable que tales sismos ocurran en los próximos días, el riesgo de temblor podría continuar durante bastante tiempo.

Anuncio

“Una magnitud de 7 generalmente tiene réplicas que duran años”, dijo Jones.

Jones asegura que no puede recordar un patrón de terremotos en California, donde un pronóstico de 6.4 fue seguido por un evento de 7.1, sólo para continuar con un sismo aún mayor.

Pero eso no significa que no pueda suceder, advirtió.

“Es claramente una secuencia muy clara, así que no hay razón para pensar que no podemos tener más terremotos grandes”, dijo.

La última vez que California experimentó un sismo de este tamaño fue en 1999, cuando el terremoto de la Mina Héctor de 1999 golpeó el desierto de Mojave. Hubo heridos leves y no hubo muertos.

Los años transcurridos desde entonces han estado marcados por una inusual sequía sísmica.

“En California, esperamos tener un sismo de magnitud 7 una vez cada 10 a 20 años, y la última fue hace 20 años”, dijo Jones. “Piensen en esto como un regreso a lo que se considera la normalidad en California”.

la-1562399055-qavjgjgmr7-snap-image
(Los Angeles Times)
Anuncio

Pero también dijo que la actividad cerca de Ridgecrest no hace probable que se desencadene una acción en la falla de San Andrés.

El terremoto de 7.1 ocurrió en el mismo sistema de falla que el temblor de 6.4 que ahora está siendo considerado un pre-choque. Estaba más lejos de Los Ángeles, aunque también dentro del valle de Owens.

“Esto ocurrió al final de la zona que tenía movimiento anteriormente”, dijo Jones.

El sismo de 6.4 del jueves provocó un terremoto en Ridgecrest de intensidad 8. Con el choque principal del viernes de 7.1, la intensidad del temblor alcanzó un 9, dijo Jones.

“No tenemos temblores de 7 grados muy a menudo”, agregó.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio