Anuncio
Share

Manos, ojos y rostro: las zonas más perjudicadas por las heridas con fuegos artificiales

Pirotecnia sobre el Dorothy Chandler Pavillion, durante una celebración del Cuatro de Julio, en el centro de Los Ángeles en 2014 (Robert Gauthier/Los Angeles Times).

Pirotecnia sobre el Dorothy Chandler Pavillion, durante una celebración del Cuatro de Julio, en el centro de Los Ángeles en 2014 (Robert Gauthier/Los Angeles Times).

Todavía no se han contabilizado, pero cerca de 200 estadounidenses podrían estar pasando por la sala de urgencias a consecuencia de la celebración en el Día de la Independencia debido a lesiones relacionadas con los fuegos artificiales de consumo privado, tomando en cuenta los datos registrados el año pasado.

En 2015, 217 personas resultaron heridas por la pirotecnia empleada en julio, lo cual representó un 73% del total anual para este tipo de lesiones, según el Sistema Nacional de Vigilancia Electrónica de Lesiones.

La mayoría de las heridas se producen en los días previos y posteriores al Cuatro de Julio.

En los condados de Los Ángeles y Orange, la venta de fuegos artificiales y su uso está prohibido en algunas ciudades, pero se permite en otras. A nivel nacional, en 2015, un total de 74 manos, 42 ojos y 27 dedos se vieron dañados por la pirotecnia. Ocho de los 286 lesionados sufrieron quemaduras “en todas partes del cuerpo”.

Las lesiones por pirotecnia afectan a gente de todas las edades. El informe señala los casos de varias personas de edad avanzada, que se hirieron al asustarse por los fuegos artificiales y caer. También se mencionan algunas quemaduras: una mujer de 68 años salió herida cuando un mortero aterrizó en su regazo. Las personas jóvenes tienden a ser las más perjudicadas; más de tres cuartas partes de los heridos son menores de 35 años.

El Sistema Nacional de Vigilancia Electrónica de Lesiones, que mantiene la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo, registra heridas que involucran el uso de productos de venta al público.

Si desea leer la nota en inglés haga clic aquí.


Anuncio