Anuncio
Share

La realidad aumentada de ‘Pokemon Go’ encendió el debate por los límites de su uso dentro del mundo real

Un grupo de amigos juegan “Pokemon Go” en el parque Bayfront Park en el centro de Miami. Alan Diaz / Associated Press

Un grupo de amigos juegan “Pokemon Go” en el parque Bayfront Park en el centro de Miami. Alan Diaz / Associated Press

La magia de “Pokemon Go” reside en la forma en que superpone el mundo Pokemon sobre el real. Al poner un paso en el exterior, uno se encuentra con criaturas al estilo ‘dibujo animado’ para capturar. Si se dirige a un sitio donde se congrega gente -por ejemplo un parque, o una parada de autobús-, uno lucha contra otros jugadores o encuentra los animales más raros.

En las dos semanas desde el lanzamiento de la aplicación, varios sitios al azar se han convertido en escenarios para el juego móvil, que atrae a multitudes de jugadores, a toda hora.

Esto resulta un problema para el UC Irvine Medical Center, que es el poco entusiasta anfitrión de cinco centros Pokemon -gimnasios y Pokestops- en su campus de Orange. “Lo que intentamos hacer es disuadir la entrada de la gente que no tiene una razón auténtica para estar aquí”, señaló el vocero de la institución médica, John Murray.

Estoy dispuesta a darle al desarrollador el beneficio de la duda. Muchos de los problemas de privacidad eran inesperados”.

SUNNY DHILLON, inversionista en juegos de realidad aumentada.

El centro médico desea salir de la aplicación, y no está solo en ello. El Cementerio Nacional de Arlington, en las afueras de Washington, D.C.; el Museo Nacional del 11 de Septiembre, en la ciudad de Nueva York, y el Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, en Polonia, han solicitado a los visitantes que cesen de jugar allí, por una cuestión de respeto. Las funerarias también buscaron ser excluidas del juego, puesto que el blog ‘Pokemon at Funerals’ (Pokemon en funerales) mostraba las imágenes de personas que juegan durante los servicios fúnebres.

Estos conflictos han planteado preguntas apremiantes acerca de los juegos y otros productos que fusionan el mundo real con el digital, empleando una tecnología llamada realidad aumentada. La pregunta es, ¿exactamente cuánta realidad debe ser magnificada?

“Cuando la gente es dirigida por un juego para que ingrese a sitios inapropiados o peligrosos, allí es cuando debemos hacernos varias preguntas, entre ellas si el juego tiene la culpa”, afirmó Darren Cahr, un abogado experto en propiedad intelectual, residente en Chicago. “Nadie sabe exactamente cuál será el límite de esto”.

"Pokemon Go" se ejecuta en un teléfono móvil, en un antiguo campo de concentración de Auschwitz. El Museo Estatal Auschwitz-Birkenau solicitó a los productores que dejen de usar su sitio en el juego (EPA/Stanislaw Rozpedzik).

“Pokemon Go” se ejecuta en un teléfono móvil, en un antiguo campo de concentración de Auschwitz. El Museo Estatal Auschwitz-Birkenau solicitó a los productores que dejen de usar su sitio en el juego (EPA/Stanislaw Rozpedzik).

Muchos en la industria de los videojuegos dudan que la intención de Niantic Labs, que desarrolló la aplicación, haya sido crear situaciones incómodas en monumentos conmemorativos, o distracciones para el personal de hospitales. La aplicación por lo general designa hitos geográficos -grandes y pequeños- como ‘Pokestops’ y ‘gimnasios’ y conoce la locación de esos sitios en base a la información tomada por el primer juego de realidad aumentada de Niantic, llamado Ingress. Sin embargo, este juego anterior no ha causado problemas en el mundo real, aunque también tiene una importante cantidad de usuarios. Los analistas señalan que Ingress, ahora con tres años en el mercado, tiene un millón de usuarios mensuales -una mera fracción de los 15 millones que Pokemon ha acumulado en apenas días-.

Con semejante diferencia de escala, no hay forma de que Niantic hubiera anticipado esta situación, aseguró Sunny Dhillon, socia de Signia Ventura Partners, un fondo que invierte en juegos de realidad aumentada. “Estoy dispuesta a darle al desarrollador el beneficio de la duda”, señaló Dhillon, quien predice que algunos ingenieros se sumarán al juego para reducir estos pasos en falso en el mundo real. “Muchos de los problemas de privacidad eran inesperados”.

Niantic puso en marcha la aplicación sin la posibilidad de eliminar ubicaciones. Esto no ha impedido que muchos establecimientos, entre ellos UC Irvine Medical Center, hayan contactado a la compañía para solicitarlo [el centro médico señaló que no ha tenido respuesta; Niantic prefirió no hacer comentarios para este artículo].

Algunos expertos en tecnología predicen que Niantic deberá crear una característica que permita a los establecimientos su exclusión del juego, lo cual podría crear otra pregunta: ¿Qué solicitudes se considerarán válidas?. Pero a causa del enorme éxito del juego, algunos se preguntan si esos cambios ocurrirán pronto.

Ahora que “Pokemon Go” es, según estimados, el juego móvil más exitoso de la historia de los EE.UU., la compañía con sede en San Francisco tiene mucho de qué ocuparse. Desde su lanzamiento ha habido quejas acerca de los errores y los servidores defectuosos, lo cual probablemente tendrá prioridad para ellos. También está la construcción del aspecto comercial del juego, con compras desde la aplicación y publicidad.

Julia Ask, una analista de medios de Forrester Inc., afirma que no es responsabilidad de Niantic educar a la gente sobre cómo debe comportarse. Ask comparó la situación con los niños que cenan con sus celulares sobre la mesa. Algunos padres les piden que los aparten; a otros no les importa. “Es un valor pasado de moda”, dijo. “Hay más de un punto de vista respecto de cómo la gente experimenta el espacio. Es un espacio público, además, y ellos no pueden vigilar eso”.

Tanto Ask como Cahr señalaron que las empresas que no deseen participar en el juego deben colocar carteles solicitando a los usuarios no jugar allí. Murray, de UC Irvine Medical Center, adelantó que “ya están trabajando en algunos mensajes” para desalentar a los usuarios y hacer que no ingresen en sus instalaciones. Pero, agregó, hacer esto no es responsabilidad del hospital. Su personal prioriza la salud de los pacientes, la seguridad y privacidad. Las enfermeras, médicos y personal de apoyo no necesitan tener la carga extra de jugar a la ‘policía Pokemon’; lo que deben es atender a sus pacientes y a los familiares de éstos.

Los impulsores de la realidad aumentada predicen que más aplicaciones usarán esta tecnología en los próximos años. El éxito de “Pokemon Go” sugiere que tendrán una audiencia cautiva, y la posible fricción con el mundo real. “Es sólo el comienzo”, afirmó Cahr. “En cinco años, o diez, la gente verá este momento como pintoresco y se sorprenderá de lo lejos que todo esto ha ido”.

Si desea leer la nota en inglés haga clic aquí.


Anuncio