Anuncio
Share

Eliminan servicio de cable: posibilidad de canales a la carta empieza a crecer

Thomas Boyd ha eliminado su servicio de Cable y ahora ha optado por una atena y una subscripción de servicio por internet. Robert Gauthier / Los Angeles Times

Thomas Boyd ha eliminado su servicio de Cable y ahora ha optado por una atena y una subscripción de servicio por internet. Robert Gauthier / Los Angeles Times

Si usted se comunica con personas enteradas de la televisión de paga y con analistas, el ronroneo estos días es sobre llamados paquetes raquíticos. Menos canales. Bajos costos mensuales. Casi todos los proveedores de televisión de paga están preparando paquetes pequeños como una manera de permanecer en el negocio de programación incluida.

Paro ellos están cambiando los tiempos, y probablemente mucho más rápido de lo que le gustaría a la industria de televisión de paga. Muy pronto, incluso los paquetes más baratos con menos canales pueden ser una cosa del pasado.

‘Los paquetes baratos son simplemente un reemplazo de televisión a la carta” dijo Greg Ireland, un analista de mercadeo de la Corporación de Datos Internacional (IDC), el primer abastecedor global de inteligencia de mercado, servicios consultivos, y acontecimientos para la tecnología de información, telecomunicaciones y mercados de tecnología de consumidor. “Los consumidores realmente quieren televisión a la carta, entonces es difícil imaginar que no vamos a llegar allí.’

Algunos de los nombres más grandes en la difusión ya están experimentando con servicios a la carta en el extranjero, donde están menos comprometidos con los caprichos de las compañías de cable y de satélite. En el extranjero, Viacom y Disney están dando a los espectadores una muestra de lo que serán en el futuro los servicios de transmisión en línea.

En este país, la industria de la televisión de pago ha venido insistiendo desde hace años que el servicio a la carta no tiene posibilidad. Los ejecutivos de la industria han dicho que esto haría que el precio de los canales individuales se dispare, acabando con canales menos populares con audiencias relativamente pequeñas.

Esas son posibilidades, aunque sospecho que emergería una nueva clase de empresarios de programación que encuentren la manera de prosperar en este entorno más competitivo.

Lo que el servicio a la carta haría realmente es poner a los consumidores en control del mercado de la televisión de pago, terminando un oligopolio que durante mucho tiempo ha obligado a la gente a comprar productos que no quiere.

Imagine que usted desea suscribirse a la revista Sports Illustrated, pero Time Inc. también le hace obtener People y Essence. O si desea leer la última película de David Baldacci, “‘la Última Milla”, pero la editorial Hachette Book Group le ha hecho comprar también “Pigness, el Maravilloso Cochino” una guía basada en la fe para la alimentación saludable.

Lo que a la carta hace es asegurarse que canales de televisión de paga funcionen, aun cuando son mucho más difíciles de atraer y conservar a los espectadores. Y desde donde me siento, eso no es lo peor cosa que podría pasar. Parece un modo seguro de conseguir la mejor programación.

También sería recuperar el negocio de clientes como Thomas Boyd, residente de Diamond Bar. Él solía pagar un dineral por un paquete grande, que en su mayoría incluía decenas de canales que nunca miraba.

Luego, él cortó la cuerda del cable y contrató el servicio en línea Sling TV, que le da 20 canales por sólo 20 dólares al mes. Algunos canales que le gustan: ESPN y AMC, por ejemplo. Los otros no los mira.

“El canal Freeform, yo ni siquiera sé lo que es eso”, me dijo Boyd, de 63 años. “Lifetime - ¿qué es eso?”.

¿Y si su paquete tuviera menos canales? ¿Y si se pudiera pagar sólo por el puñado de canales que realmente quería?

“Entonces estaríamos viviendo en un mundo perfecto”, respondió Boyd. “Usted me vería sonreír de oreja a oreja.”

De acuerdo con una reciente encuesta realizada por la firma de contabilidad PwC, casi la mitad de los suscriptores estadounidenses de televisión de paga prefieren un canal a la carta. Aproximadamente el 20% de los suscriptores de televisión de paga están hartos, y dicen que van a cortar el cable este año.

En este momento, dijo Irlanda del IDC, el negocio de televisión de paga tiene que ver con un cambio rápido a los servicios como Netflix - lo que la industria llama servicios OTT (over the top). En la radiodifusión, OTT es la entrega de contenido de audio, vídeo y otros medios de comunicación superiores a través de Internet sin la intervención de un operador de sistemas múltiples en el control o distribución del contenido.

Para tener acceso a estos servicios, usted necesita una conexión de alta velocidad de Internet en lugar de una suscripción por cable o por satélite tradicional, además de un dispositivo para incluirlos en su televisor como Roku, Apple TV o una consola de juegos. Una televisión inteligente habilitada para Wi-Fi también funcionará.

En una encuesta reciente, el IDC encontró que el 86% de quienes cortaron el cable se suscribieron a Netflix, comparado con el 39% que seleccionaron Amazon Prime y el 30% que se unieron a Hulu Plus. Cada servicio, por aproximadamente $10 al mes, ofrece una variedad de opciones de visualización, incluyendo películas, programas de televisión y contenido original.

El peso pesado entre los servicios OTT es HBO Ahora, cuesta $ 15 al mes y proporciona acceso total a los contenidos del canal de cable. Otros canales Premium, incluyendo Showtime y Starz, están disponibles por casi $9 mensuales.

A finales de este año llegará un servicio de un servicio en línea llamado FilmStruck, que contará con “casa de arte clásico, indie, películas extranjeras y de culto” de Turner Classic Movies (TCM), Criterion Collection y una variedad de estudios independientes. Una portavoz, Kendel White, me dijo que FilmStruck “tendrá un precio competitivo, similar a otros servicios en línea de películas actualmente en el mercado.”

Tomo esto como que significa “aproximadamente $10”, que parece ser el nivel en el que la industria valora un servicio robusto en línea y que no es HBO. Pero aquí es donde las cosas se ponen interesantes.

Quienes corten el cable pagan $ 10 por gustar de FilmStruck, pero, ¿tendrían que pagar un precio similar a AMC, casa de “The Walking Dead”? ¿Qué pasa con los gustos de FX, TNT o TBS? Y luego está la cuestión de cómo un aficionado a los deportes sobrevive en un mundo caro de servicios en línea. ¿Cómo consigue usted todos los juegos?

En Canadá, ellos acaban de empezar con un sistema impuesto por el gobierno llamado “elegir y pagar”. Los proveedores canadienses de televisión de paga ahora deben ofrecer un paquete básico de canales locales y educativos por $ 25 al mes (alrededor de $ 20 en moneda de Estados Unidos). Más allá de eso, tienen que ofrecer canales individuales en una base a la carta u ofrecer paquetes baratos de hasta 10 canales.

Al final del año, cada proveedor tendrá que ofrecer paquetes ajustados y unos canales a la carta. El precio actual sugiere muchos canales costarán alrededor de $3 cada uno, y muchos paquetes costarían entre $10 y $20.

Irlanda tiene sus dudas de que un sistema a la carta impuesto por el gobierno podría darse aquí. “Los programadores lanzarían patadas y gritarían “, me dijo.

Pero él cree que las empresas de televisión de paga en Estados Unidos finalmente van a encontrar su camino hacia una posición similar, con paquetes baratos de menos canales coexistiendo junto a los canales populares a la carta.

Por lo tanto, los amantes del deporte podrán comprar un paquete de deportes, o los espectadores enfocados en el entretenimiento serán capaces de comprar un paquete que contiene TNT y TBS. Mientras tanto, las personas con necesidades de visualización más limitadas podrían llegar a funcionar con, por ejemplo, HBO y Amazon Prime, además de una antena interior para recibir los canales locales. Así es como yo lo hago.

La cosa interesante es que, después de declarar una y otra vez que no había manera de que jamás veríamos fin a los paquetes costosos de cientos de canales, la industria de la televisión de paga se está moviendo hacia un nuevo modelo de negocio basado en darle a las personas lo que quieren. Ese ronroneo que se escucha es de Boyd, de Diamond Bar, y que está en marcha. “¡Yupi, genial!”.

La única pregunta es cuánto las deberían costar las cosas. “En este punto, todo es relativo para HBO”, dijo Irlanda.

Está bien. Lo bueno de verdad es que cuesta $15 al mes. Todo lo demás va a caer en algún momento por debajo de ese nivel.

Eso es el comienzo.

Para leer el artículo en inglés haga clic aquí.


Anuncio